ECONOMíA › EL PRESUPUESTO PREVé UN CRECIMIENTO DE 4,7 POR CIENTO PARA 2012. SE PEDIRá LA PRóRROGA DE LA EMERGENCIA ECONóMICA

La ley de leyes viene precavida y con yapa

Página/12 accedió a las estimaciones del Presupuesto. El dólar se ubica en 4,5 pesos promedio y el superávit comercial, en 8500 millones de dólares. El Gobierno enviará otros proyectos para extender la Emergencia Económica y los impuestos al cheque y cigarrillos.

 Por Sebastián Premici

El Presupuesto 2012 será presentado oficialmente en el Congreso el próximo 28 de septiembre, una vez que el ministro de Economía, Amado Boudou, regrese de la reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI). Desde el Ejecutivo pretenden que los detalles del proyecto se conozcan cerca de esa fecha. Sin embargo, Página/12 tuvo acceso a los datos macroeconómicos que sustentarán los cálculos de ingresos y egresos, así como también la distribución de las distintas partidas por jurisdicción. El próximo año, la estimación del crecimiento del PBI es de 4,7 por ciento, la inflación fue pautada en 9,2 por ciento, mientras que el tipo de cambio cerraría, según lo proyectado, en 4,5 pesos promedio. El dato más llamativo es el superávit comercial. El saldo positivo sería de 8579 millones de dólares, un 0,43 por ciento del PBI, una cifra mayor a la que venían calculando especialistas del sector privado, en torno de 5000 millones. Por otro lado, el objetivo del Gobierno será tratar al mismo tiempo la prórroga de la Emergencia Económica y los impuestos al cheque y cigarrillos, proyectos que ingresarían en los próximos días.

El texto del Presupuesto dará cuenta del impacto de la crisis internacional, al menos desde el punto de vista de las previsiones macroeconómicas. El primer dato de la desaceleración de la actividad lo daría el resultado previsto del PBI. El producto crecería un 4,7 por ciento, es decir 3,6 puntos porcentuales por debajo del cierre previsto para este año, en 8,3 por ciento. Con este resultado, el producto quedaría en 2 billones de pesos, frente a 1,7 billón de este año. El escenario para 2013 marcaría un crecimiento del PBI similar, de 4,6 por ciento.

El otro dato lo arrojaría el superávit comercial. Las estimaciones del Palacio de Hacienda indican que este año cerraría en 9035 millones de dólares, es decir un 0,51 por ciento del PBI. De confirmarse este dato, el superávit comercial será el más acotado desde 2002. Para 2012, el saldo comercial sería inferior, de 8579 millones de dólares, es decir, un 0,43 por ciento del PBI. Esta cifra igualmente es mayor que la prevista por consultores privados.

La serie para atrás fue la siguiente: en 2010 el superávit acumuló 11.632 millones de dólares; en 2009, 16.885; en 2008, 12.556; en 2007, 11.072; en 2006, 12.392; en 2005, 11.699; en 2004, 12.130; en 2003, 16.087 y en 2002, 16.661. Para 2013 el Presupuesto proyecta un superávit de 6865 millones, mientras que en 2014 serían 6904 millones.

En relación con el tipo de cambio, en Economía prevén un dólar promedio a 4,5 pesos. Probablemente éste sea uno de los temas más debatidos durante el tratamiento parlamentario. No son pocos los que piden que Argentina devalúe su moneda en la misma proporción que lo está haciendo Brasil. Sin embargo, desde el Gobierno sostienen que la relación sigue siendo favorable. Durante su presentación en el Congreso de AEDA, la titular del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, sostuvo que el tipo de cambio real multilateral es un 40 por ciento más competitivo que en la década del uno a uno.

El dólar cerró ayer en 4,24 pesos. Algunos funcionarios del Gobierno sostienen que para fin de año se colocaría cerca de 4,34 pesos. Obviamente, el contexto macroeconómico del próximo período determinará las fluctuaciones reales del tipo de cambio, más allá de las previsiones. Por otro lado, la inflación calculada para 2012 es de 9,2 por ciento, es decir 0,7 punto porcentual por debajo de lo proyectado, oficialmente, para este año.

Otro de los temas que probablemente surjan durante el debate del Presupuesto tendrá que ver con la prórroga de la Emergencia Económica y los impuestos a los débitos y créditos y a los cigarrillos. La primera ley establece una serie de facultades delegadas al Ejecutivo, como la posibilidad de renegociar los contratos con las empresas privatizadas o la aplicación de diferentes planes sociales. La oposición suele objetar esta ley por las facultades que delega en el Ejecutivo.

Pero las otras dos normativas tienen un trasfondo que excede al Parlamento e incluye a los gobernadores. Lo que se recauda por el impuesto al cheque se distribuye en un 70 por ciento para la Nación y un 30 por ciento para las provincias. Sin embargo, del total de recursos que van a las jurisdicciones, se quita un 15 por ciento destinado a financiar a la Anses. Según indicaron a Página/12 desde Economía, el objetivo será dejar estos tributos tal cual están –la última prórroga fue en 2009, cuando el kirchnerismo tenía mayoría parlamentaria–, pero “podrían modificarse las alícuotas” en el transcurso del año. Sin embargo, los porcentajes coparticipables quedarían igual. En este punto, seguirá primando la lógica que indica que los recursos para obra pública salen de la Nación, ya sea a partir de transferencias directas o con lo que se distribuye por el Fondo Solidario de la Soja.

Otro capítulo será el financiero. El Gobierno incluirá una autorización para utilizar reservas de libre disponibilidad para cancelar pasivos con acreedores privados, tal cual viene haciendo desde hace dos años. La deuda con acreedores privados que vence en 2012 asciende a 6800 millones de dólares.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Amado Boudou, ministro de Economía, y Roberto Feletti, viceministro, defenderán el Presupuesto el próximo 28 en el Congreso.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.