ECONOMíA › LA TITULAR DEL CENTRAL REIVINDICó LA INDEPENDENCIA DE LA POLíTICA ECONóMICA

“No dependemos del humor del mercado”

Marcó del Pont elogió el crecimiento basado en “fuentes endógenas” y lo contrapuso con la situación de los países europeos con problemas presupuestarios, que están permanentemente presionados para aplicar más ajustes.

 Por Cristian Carrillo

“Por suerte, no dependemos más del humor del mercado ni tenemos que dar señales para que se contenten. Si nos aplauden, es que algo estamos haciendo mal”, señaló ayer la titular del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont. La funcionaria habló del papel de la Unasur ante la crisis financiera global, durante el Quinto Encuentro Internacional de Economía Política y Derechos Humanos, que se desarrollará hasta hoy en la sede de la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo. Las definiciones de Marcó del Pont fueron en referencia a las presiones de los mercados para forzar recortes en las economías con mayores problemas presupuestarios en Europa. La presidenta del Central se refirió también a la necesidad de industrializar las economías de la región, para no depender de los ingresos provenientes de la exportación de recursos naturales.

Del panel también participaron el titular de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli; el vicepresidente del Banco Central de Venezuela, Eudomar Tovar (ver aparte); y el presidente del Banco Central de Ecuador, Diego Borja. “La oposición suele afirmar que nos beneficiamos del viento de cola externo. Pero lo que planteamos es precisamente ir en contra del viento de cola, porque nos invita a más primarización de las exportaciones”, aseguró Marcó del Pont. Según explicó, como consecuencia de la crisis se hicieron más atractivos los precios de los commodities, lo que puede tentar a concentrarse en ese tipo de exportación. “Lo que tenemos que hacer es generar divisas desde una industrialización de la economía, y no por la venta de la soja, el petróleo o el cobre”, agregó.

La funcionaria reconoció que podría haber algún contagio de la crisis: “Si se desploma todo, obviamente, nos va a pegar”. Sin embargo, se manifestó optimista en que la región “planteó un nuevo paradigma” de crecimiento basado en “fuentes endógenas”, como el mercado interno. Tal como expusieron sus antecesores, Marcó del Pont aseguró que la crisis no es coyuntural, sino que responde a la “fase de globalización financiera del capitalismo, el cual nace hace veinte años, donde el crecimiento continuo de la productividad fue absorbido por el capital y no por los trabajadores”. “En la Argentina también sobreactuamos las políticas de ajuste del Consenso de Washington, generando un fuerte crecimiento de la desocupación”, señaló.

La banquera central realizó un breve raconto de las metas alcanzadas por el gobierno nacional. “Recuperamos las políticas distributivas, y con ellas la capacidad de negociación salarial. Es así como la caída en la desigualdad es la que permitió el crecimiento, y hoy sigue traccionando la demanda”, detalló. También se refirió al desendeudamiento, el cual pasó de 160 por ciento de participación en el Producto Interno Bruto a 45 por ciento. Vanoli calificó la actual debacle internacional como “una crisis del modelo capitalista” y compartió el optimismo de poder pensar la economía desde otra lógica: “El hecho de que Unasur se haya constituido permite que dejemos la actitud defensiva”. “La fase que vivimos en 2008-2009, donde logramos sortear sin problemas la crisis, pudo hacerse porque contábamos con políticas propias”, señaló.

Borja se refirió a la necesidad de contar en la región con soberanía en infraestructura, alimentación y salud, para romper con los paradigmas de poder. “Esta no es una crisis de corto plazo ni de coyuntura, sino que tiene raíces muy profundas en un proyecto de dominación oligárquica”, disparó. El ecuatoriano consideró que la crisis data del 2004 y sostuvo que “no hay perspectivas de resolución”. “El gobierno de Obama hace lo mismo que sus antecesores, o peor: rescata a los bancos a expensas de la pobreza de la gente”, criticó. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, citados por Borja, a partir de la crisis se sumaron cien millones de pobres al sistema. “Esto muestra el fracaso del Fondo Monetario y del Banco Mundial para sacar al mundo de esta situación.” También evidencia que “no hay salida por el lado del capital”. “Sin lucha popular no se resuelve la crisis”, agregó.

En cuanto al desempeño de América latina durante la crisis, las exposiciones focalizaron en su rol de dinamizador. “No es parte del problema, sino de la solución. Pero, en verdad, nunca fuimos parte del problema. El problema fueron ellos (los organismos del establishment económico), que nos obligaron a tomar medidas inconducentes”, señaló Borja. La teoría fue luego abonada por Marcó del Pont: “En los últimos cuatro años lo que impidió que cayera aún más la actividad económica mundial fue, sin duda, el crecimiento de los países emergentes”.

Compartir: 

Twitter
 

Marcó del Pont compartió la mesa con Alejandro Vanoli, a su izquierda, y funcionarios de Ecuador y Venezuela.
Imagen: Daniel Dabove
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.