ECONOMíA › LA AUTORIDAD MONETARIA VENDIó 180 MILLONES DE DóLARES PARA EVITAR UNA SUBA DE LA DIVISA

El Central lleva el dólar a rienda corta

La fuerte demanda de dólares de bancos, empresas e inversores minoristas encontró como respuesta una acción decidida del Banco Central, que llegó a ofertar 500 millones de esa moneda. “Las reservas están para usarse”, dicen desde el BCRA.

 Por Cristian Carrillo

El Banco Central vendió ayer 180 millones de dólares para evitar una suba del dólar, que quedó a 4,24 pesos para la venta. La rueda replicó los movimientos de las últimas semanas, dominadas por una fuerte demanda de divisas a raíz del clima preelectoral y la crisis internacional, entre los principales factores. Los bancos extranjeros estuvieron entre los mayores compradores. La autoridad monetaria llegó a ofrecer 500 millones de dólares para cortar las compras. “Fue para que sepan que las reservas están para usarlas”, afirmó a este diario un colaborador de la titular del Central, Mercedes Marcó del Pont. El stock de reservas cerró en 49.223 millones. La especulación de la plaza se mantiene sobre lo que sucede con el real, moneda de referencia para las exportaciones argentinas. Ayer, esa moneda perdió un 4 por ciento, a 1,786 real por dólar (ver Página/12).

El Central desactivó la demanda privada a partir de una agresiva estrategia en la plaza cambiaria, en la que inundó el mercado con dólares. No bien se inició la operatoria, el Central puso en pantalla un bloque de 100 millones de dólares, que fueron absorbidos de inmediato por inversores institucionales, en particular bancos extranjeros. Entonces, ofreció otro bloque de 100 millones. Sin embargo, antes de que fuese absorbido, el organismo redobló la apuesta y amplió el bloque ofrecido en pantalla a 500 millones de dólares. Esta oferta, en bloque, congeló las solicitudes de compra, con lo que la divisa estadounidense volvió a cerrar en el mayorista sin modificación en su cotización, situación que se repite hace diez días.

La crisis financiera internacional tensiona al mercado cambiario mundial por la inestabilidad que muestran los dos bloques más comprometidos, Estados Unidos y Europa. El Banco Central Europeo fijó ayer el cambio oficial del euro en 1,364 dólar. “Hay bancos que son obligados por sus casas matrices a girar dólares, pero en la Argentina vivimos un microclima, que es manejado a voluntad del Central”, explicó a este diario Claudio Burelli, responsable de la mesa de operaciones de Puente. En las últimas semanas se exhibió mayor intervención oficial, lo que permitió que la cotización entre bancos se mantenga apuntalada en 4,205 pesos. “Este es el nuevo techo al que nos invita a jugar”, señala el informe de una consultora privada.

El dólar mantiene un ritmo de suba promedio de tres centavos por mes, acumulando 23 centavos en el año. Las subas fueron de dos centavos para enero y completan la serie febrero (tres), marzo (uno), abril (cuatro), mayo (uno), junio (dos), julio (tres), agosto (cinco) y lo que va de septiembre, dos centavos. Las reservas, en tanto, cayeron 3100 millones de dólares en el año y en lo que va de septiembre retrocedieron 767 millones, tanto por intervenciones en el mercado de cambios como por el pago de vencimientos de deuda.

El interrogante lo sigue planteando Brasil, con la rápida devaluación de su moneda respecto del dólar. La devaluación en el país vecino llevó el real a 1,786 por dólar, cuando hace un mes había alcanzado su valor máximo en una década, a 1,53. Desde el Banco Central apuntan que con el precio actual “todavía sigue habiendo margen” de competitividad cambiaria para Argentina. “El cotejo aún es favorable”, dijeron. Sin embargo, si el real escalara hasta dos unidades por dólar, como se especula en el mercado hacia fin de año, podrían surgir problemas para la Argentina en el flujo de comercio y en el desvío de inversiones hacia el socio más grande del Mercosur.

Los cambistas consultados por este diario coinciden en que a partir de octubre habrá una situación de mayor equilibrio en el mercado local, al menos hasta el arribo de liquidaciones más fuertes por parte de los exportadores agropecuarios. Ese ingreso se dará recién en mayo, con la nueva cosecha de la soja. Durante la semana pasada, las liquidaciones de aceiteros y exportadores de cereales sumaron 460,7 millones de dólares, un 17 por ciento menos que en los cinco días hábiles previos. “Después de octubre habrá elementos contundentes para que los inversores se convenzan de que no habrán sorpresas cambiarias”, señaló la fuente del Central. Mientras tanto, las intervenciones del organismo se focalizan en evitar movimientos bruscos de la divisa, subrayaron desde el BC.

Compartir: 

Twitter
 

Las reservas en el Banco Central suman 49.223 millones de dólares. Bajaron 3100 millones en el año.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.