EL PAíS › EL GOBERNADOR REELECTO DE CHACO, JORGE CAPITANICH, DESTACó EL LIDERAZGO DE CFK EN EL PJ

“No hay fisuras en el justicialismo”

“Los gobernadores tenemos que apoyar a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para que a todos nos vaya bien”, dijo Capitanich y evitó alimentar las especulaciones sobre su posible candidatura presidencial para 2015.

 Por Julián Bruschtein

“La sociedad chaqueña valoró lo que se hizo y lo que falta por hacer, entiende que nosotros lo podemos hacer mejor que la oposición”, aseguró en diálogo con Página/12 el reelecto gobernador kirchnerista de Chaco, Jorge Capitanich, al analizar las razones del rotundo triunfo que logró este domingo, donde cosechó el 66,6 por ciento de los votos. “Los gobernadores tenemos que apoyar a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para que a todos nos vaya bien”, destacó Capitanich de cara a los próximos cuatro años. Como vicepresidente del Partido Justicialista (PJ) nacional, dice que hay un “justicialismo sin fisuras” detrás del liderazgo político que encarna la Presidenta.

–¿Qué mensaje infiere que emitió la sociedad chaqueña con el resultado de las elecciones?

–En primer lugar, la valoración de la sociedad y del ciudadano chaqueño –que es un ciudadano de alta cultura política– es una evaluación positiva de la gestión, pero también la posibilidad de seguir construyendo futuro. Creo que hemos podido bajar nuestros ejes de campaña en tres cuestiones clave: primero en terminar lo que empezamos, que es mucho y bueno. En segundo lugar, fortalecer políticas públicas que son claves, como por ejemplo la regulación ambiental, la regulación del comercio en forma más adecuada, promover vida saludable, garantizar seguridad alimentaria y trabajar claramente sobre la problemática de la violencia doméstica. En tercer lugar, descentralizar las políticas públicas hacia los estados municipales porque creo fuertemente en esta concepción de visión de la provincia. Esto significa una misión del Estado participando activamente y generando las condiciones de una estrategia en donde la participación ciudadana y social en el control de las metas del gobierno y en el presupuesto participativo son herramientas propositivas fundamentales que generan consenso social. Lo que la sociedad chaqueña valoró es lo que se hizo y lo que falta por hacer. Entiende que nosotros lo podemos hacer mejor que la oposición.

–Ya se hablaba antes de usted como un político con posibilidades presidenciales –sonó como posible vicepresidente–. Con los resultados electorales y la buena sintonía con la Casa Rosada, ¿es consciente de que integra la lista del 2015?

–Yo siempre he sido extremadamente prudente en este tema porque entiendo que hay una primera instancia que es el 23 de octubre del 2011. Si bien naturalmente la Presidenta goza de alta popularidad y clara preferencia electoral, es necesario un primer paso que es ratificar mediante el voto popular ese liderazgo que, insisto, es claro, nítido y notorio. Pero además creo que los gobernadores tenemos una responsabilidad extraordinariamente importante, que es gobernar bien nuestros respectivos territorios, porque esa es la base para apoyar a la Presidenta. Me parece que tenemos que apoyar a la Presidenta porque eso significa gobernar muy bien y resolver los problemas de los ciudadanos. Insisto que hacer especulaciones respecto del 2015 no es ni adecuado ni conveniente, ni tampoco prudente.

–Usted es vicepresidente del PJ. La Presidenta en sus discursos antes de las primarias pareció dirigirse hacia el interior de su fuerza política. ¿Cómo encara el PJ una posible interna en estos cuatro años?

–Primero y principal el justicialismo es la columna vertebral del Frente para la Victoria. El FpV naturalmente expresa una diversidad de componentes políticos e ideológicos y el liderazgo es claro, nítido y objetivo de Cristina. Tiene una dimensión de liderazgo excluyente en el partido, ella es quien efectivamente conduce y nosotros estamos para apoyar esta conducción política. No hay fisuras dentro del justicialismo en ese sentido y naturalmente ella tiene una visión omnicomprensiva de la realidad política que excede al justicialismo. En ese sentido creo que goza de gran respeto y personifica una conducción fuerte, en consecuencia advierto que en la instancia de renovación de autoridades del PJ ella va a tomar una decisión fundamental que va a contar con un consenso muy potente de todo el justicialismo.

–El frente que encabeza en Chaco es muy diverso ideológicamente. Usted cultiva un perfil dialoguista y de consenso. ¿Cómo generó la convivencia entre sectores opuestos como la Corriente Martín Fierro y el PRO, por dar un ejemplo?

–En el Frente Chaco Merece Más hemos podido establecer como prioridad la construcción de un objetivo en común, metas comunes de gobierno. En general para gobernar en una provincia los aspectos ideológicos influyen, pero en menor medida que en la cuestión nacional, por lo tanto eso nos permite mayor capacidad para la construcción. Si hay una virtud que tuvimos fue que en el 2007 llegamos a las elecciones con siete partidos y hoy tenemos 17 entre los que adhieren oficialmente y los que lo hacen por afuera. Entonces esta capacidad de ensanchar la base de participación política para mí es clave en términos de gobernabilidad. Y esto es así porque existen tres momentos claves en el desa-rrollo de la política: en principio una compleja y heterogénea coalición para llegar al poder, un segundo momento que es una compleja coalición para gobernar eficazmente y resolver los problemas de la gente y un tercer punto es diseñar una estrategia para la propia sucesión que implique garantizar la continuidad del proyecto sin personalismos de ninguna naturaleza, punto en el que nos encontramos trabajando hoy. Si uno logra respetar la diversidad, aceptar el pluralismo, promover desde la heterogeneidad, el sentido común para generar objetivos y metas comunes es posible avanzar. Por supuesto que hay cuestiones en donde mi posición es irreductible, por ejemplo el rol del Estado. Nosotros le damos gran importancia al rol insustituible del Estado para promover acciones hacia el bien común.

–Cuando se habla de Capitanich a veces se lo asocia a la figura de Eduardo Duhalde por su paso por el gabinete en el 2002. ¿Mantiene alguna relación todavía? ¿Qué le parece su campaña preelectoral?

–Yo no tengo ninguna relación hoy, pero lo que sí puedo decir es que siempre he tenido una relación de afecto personal hacia él, de agradecimiento por la convocatoria que oportunamente me hizo, por lo tanto mi relación es siempre de afecto y respeto. No obstante lo cual no comparto su candidatura porque me parece extemporánea, no representa el nuevo escenario político nacional.

–Se está viviendo un momento de auge de la militancia juvenil. ¿En Chaco cómo se percibe este fenómeno?

–Existe una efusiva participación de los jóvenes en el Chaco también. Y la participación de los jóvenes nos obliga a repensar la forma de sumarlos y eso es lo que intentamos hacer desde el punto de vista institucional porque vemos que tienen vocación y actitud militante, buena formación y la capacidad necesaria para construir.

Compartir: 

Twitter
 

Jorge Capitanich fue reelecto gobernador del Chaco con el 66,6 por ciento de los votos.
Imagen: Sebastián Granata
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.