EL PAíS › ACTIVARON UNA CUENTA DE MADRES

Con sólo diez euros

 Por Irina Hauser

La Fundación Madres de Plaza de Mayo le pidió un informe a la Caja de Asturias sobre los movimientos de una cuenta en la que solían recibir transferencias de dinero de premios y donaciones internacionales, cuya existencia fue señalada por Sergio Schoklender en su estrategia de apuntarle a Hebe de Bonafini en la causa sobre el desvío de fondos para viviendas sociales. En la entidad están convencidos de que no operaron esa cuenta por lo menos desde 2006 y justamente por eso hubo dos datos que les resultaron llamativos: unos días antes de que el ex apoderado de la entidad denunciara supuestas cuentas en el exterior, en la de Asturias (España) alguien hizo un misterioso depósito de apenas diez euros, como para activarla; a lo que se suma que Schoklender se paseó por varios canales de televisión con un resumen bancario que sería actual. “Obviamente nosotros no hicimos ese depósito absurdo de diez euros; y para sacar un resumen de la cuenta hay que tener el número y los códigos de acceso, que hemos pedido cambiar”, dicen en la fundación.

Los abogados de Madres resolvieron pedir el informe al banco español vía fax. En rigor, es una solicitud de Bonafini, como titular de la cuenta. El juez Norberto Oyarbide ya había mandado exhortos, pero podrían demorar semanas. No es seguro que puedan establecer el origen del depósito de hace unos días, aunque intentarán rastrearlo. Al parecer, se hizo en España. A la vez, no descartan que Schoklender haya accedido a la cuenta, y por eso también pidieron cambiar las claves y códigos. El saldo que mostró en televisión, de 8000 euros, sería real y actual.

En otro rubro de la investigación, el fiscal Jorge Di Lello resolvió –-como informó Página/12– archivar las denuncias de Schoklender sobre supuesto financiamiento de campañas del kirchnerismo por parte de la fundación, ya que no halló ningún delito electoral. El ex apoderado había entregado afiches, panfletos y publicaciones que se hicieron en la imprenta de las Madres, pero que si bien incluían las figuras de Amado Boudou, Abel Fatala y Cristina Kirchner, eran de fechas anteriores al período de campaña electoral (los sesenta días previos a la votación) y aludían a charlas y debates, entre otras cosas. De todos modos, el fiscal pidió que se investigue si hubo algún otro delito en juego a través del uso de fondos públicos para fines políticos. El abogado Eduardo Fachal, que representa la querella de las Madres, hizo ayer una presentación en la que aclara que la imprenta en cuestión estaba a nombre de Pasart SRL, que a su vez habría tenido como titulares a tres presuntos testaferros del menor de los Schoklender, Pablo, quien también está implicado en la causa como ex apoderado de la institución. Esas personas, a su vez, habían trabajado en la entidad. Los nombres señalados en la denuncia son Anahí Molina, Marcelo Moreira y Pablo Moratorio.

Una segunda denuncia que presentó la querella de Madres ayer pidió que se investigue el posible desvío de los paneles móviles utilizados para las viviendas sociales de Sueños Compartidos para la construcción de casas en un barrio privado, El Remanso, en Exaltación de la Cruz. Construcciones Calificadas SA, empresa vinculada con Pablo Schoklender, habría publicado la venta de esas viviendas. Reclamaron una inspección y pericias sobre los materiales. Oyarbide ya había encontrado casas hechas con estos elementos en un country en Pilar, que pertenecerían a personas del círculo de los Schoklender.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.