DEPORTES › EL SERBIO SUFRE UNA ROTURA DE FIBRAS MUSCULARES

Un mes sin raqueta para Djokovic

 Por Sebastián Fest

Lo que casi ningún rival fue capaz de lograr este año, frenar a Novak Djokovic, lo logró el cuerpo del serbio, que estará al menos un mes fuera del circuito, tras la lesión sufrida el domingo en las semifinales de la Copa Davis. “Todo indica que serán cuatro semanas, pero para estar seguros debemos esperar una resonancia magnética que realizaremos el jueves”, dijo Edoardo Artaldi, portavoz del jugador. “Tiene una rotura parcial de las fibras musculares y una hemorragia interna”, añadió Artaldi. Pero Djokovic mostró optimismo, porque aseguró a la agencia serbia Tanjug que la lesión “no es tan grave como parecía inicialmente”. Si se aleja del circuito durante cuatro semanas, el serbio no estará en el torneo de Beijing, a partir del 3 de octubre, ni en el Masters 1000 de Shanghai, a partir del 9. “Espero recuperarme para entonces, pero en todo caso no quiero arriesgarme a agravar la lesión; ahora es muy difícil decir cuánto tiempo tendré que descansar”, añadió Djokovic.

El serbio sufrió la lesión en el partido que perdió por abandono ante Juan Martín Del Potro cuando caía 7-6 (7-5), 3-0 en Belgrado por las semifinales de la Davis, victoria que le dio a la Argentina el pase a la final ante España. Djokovic podría tener diversos tipos de lesiones, recalcó Ignacio Muñoz, médico de la Federación Española de Tenis (RFET) que atiende con habitualidad a Rafael Nadal.

“Puede ser una microrrotura o una rotura, pero también no podría ser siquiera eso. Podría, por ejemplo, tratarse de un pinzamiento en la unión de la musculatura intercostal con la columna, algo que se trata con un quiropráctico”, destacó Muñoz, que observó en directo el lunes 12 en Nueva York cómo Djokovic era atendido de dolores en la zona lumbar durante la final ante Nadal en el US Open. Eso lo lleva a pensar en la posibilidad del pinzamiento. “En todo caso no es una lesión grave, pero sí es muy dolorosa. Hay que esperar la resonancia, que es la que revelará exactamente lo que tiene.”

Héroe nacional en su país, que no olvida su decisivo aporte de 2010 para conquistar la Davis por primera vez en la historia serbia, Djokovic estaba tras el US Open ante un dilema: su físico le decía que parase, los hombres que se ocupan de atender su cuerpo le pedían que hiciera caso a las semifinales. Se impuso el deseo del serbio de jugar la Davis, de no fallarle a su gente. No lo hizo el viernes en el primer punto ante David Nalbandian, tampoco en el dobles del sábado, pero salió ante Del Potro a “salvar” a su país, a intentar revertir el 2-1 a favor de Argentina. No pudo; pero su imagen en Serbia está intacta, porque nadie le puede decir que no lo intentó.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.