ECONOMíA › REASIGNACIóN PRESUPUESTARIA POR 21 MIL MILLONES

La opción por el desendeudamiento

El Gobierno autorizó el aumento en el gasto público en forma retroactiva para los últimos meses de 2011 por unos 21 mil millones de pesos, con lo cual el superávit fiscal primario si se incluyen los ingresos derivados del Banco Central y la Anses, según estimaciones privadas, se ubicaría en el 0,7 por ciento del PIB. El resultado financiero, luego del pago de intereses de deuda, mostraría un rojo del 1,3 por ciento del Producto. Si se excluyen esas fuentes de financiamiento que exceden a los recursos tributarios, el déficit fiscal primario sería de 0,4 del PBI.

Mediante el decreto 324 (el mismo referido a la revisión de retribuciones a empleados públicos), el Gobierno cerró la asignación de partidas para el año fiscal 2011. Para ello, debió aumentar el gasto en 21.229 millones de pesos, de los cuales 6700 millones provinieron de la recaudación tributaria que realiza la AFIP, mientras que el resto fue financiado con la colocación de deuda intra sector público. Del aumento del gasto, 8800 millones se dirigieron a los servicios de la deuda pública, 8507,5 a cancelar obligaciones del Tesoro Nacional, 2005,6 millones al Ministerio de Planificación Federal y 1250 millones de pesos se destinaron a la Anses, entre otros.

“Había partidas agotadas, de modo que la reasignación era esperable y se suele hacer desde hace varios años, sobre todo en el caso de los subsidios a los servicios públicos y empresas públicas. De cualquier modo, el monto en que se incrementó el gasto no modifica la tendencia del año”, señaló Dante Sica, titular de Abeceb.com. Desde esa consultora estiman que, incluyendo fuentes de ingresos no tributarios como las utilidades del Banco Central y las que genera el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses, el superávit fiscal primario en 2011 estaría en el orden de los 11 mil millones de pesos (0,7 del PBI) y el déficit financiero alcanzaría los 26 mil millones, el 1,3 por ciento del PIB.

El déficit primario neto de ingresos no tributarios, según la consultora Econométrica, se ubicaría en 0,9 del PIB. “Lo que importan son los ingresos que surgen de la recaudación, de otra forma se tiene una visión distorsionada de las finanzas públicas”, indicó Ramiro Castiñeira, analista de esa firma. En cambio, Soledad Pérez Duhalde, de Abeceb.com, señaló que “las utilidades del Central y de la Anses son ingresos corrientes y deben contabilizarse en el resultado fiscal”.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.