EL PAíS › EL GOBERNADOR DE SANTA CRUZ POSTERGó EL ANUNCIO DE SU NUEVO GABINETE

Peralta decidió tomarse un día más

El mandatario santacruceño aplazó para mañana la jura de los ministros que reemplazarán a los que renunciaron por la crisis. Lo hizo para que no coincidiera con la operación de la Presidenta. La Cámpora aguarda con expectativa para definir sus próximos pasos.

 Por Julián Bruschtein

En Santa Cruz continúa la tensión y se agrega la incertidumbre por las designaciones con las que el gobernador Daniel Peralta reemplazará a los funcionarios renunciantes por la crisis política. Ante la operación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Peralta decidió postergar para mañana el anuncio que estaba fijado para hoy y suspendió toda actividad institucional. En La Cámpora tomaron la decisión de esperar a que el gobernador vierta su opinión sobre los acontecimientos políticos de la última semana para evaluar los pasos a seguir.

Llegando al mediodía, el gobernador Peralta le tomará juramento mañana a su nuevo gabinete. La decisión fue informada ayer a Página/12 por los voceros de la gobernación santacruceña que anticipó además que “ya están todos los nombres de los nuevos funcionarios”. Después del cimbronazo que significó la ruptura con La Cámpora, el mandatario busca mostrar cintura para superar la crisis política y económica que predomina en la provincia. Durante todo el fin de semana de Año Nuevo Peralta se mantuvo en contacto con dirigentes sociales y políticos para barajar y dar de nuevo en el nuevo escenario político que dejó el conflicto con la agrupación camporista y el resistido proyecto de ley de emergencia económica.

El proyecto que habían diseñado los allegados del gobernador fue rechazado rotundamente por distintos sectores de la sociedad santacruceña. Apuntaba directamente contra las leyes vigentes de jubilación imponiendo la edad de 60 años para las mujeres y 65 para los hombres, reemplazando el requisito de treinta años de aportes que está en vigencia. La suspensión de las paritarias mientras estuviera en vigencia la ley impulsada por el Ejecutivo provincial provocó la ira de los sindicatos y la movilización a la Legislatura del jueves pasado que finalizó con represión policial, 21 heridos y nueve renuncias en el gabinete de Peralta. Finalmente, el oficialismo y las organizaciones gremiales, sociales y políticas llegaron a un acuerdo por el que el tratamiento del ajuste fiscal quedara para marzo, lo que relajó en parte la situación.

A veinte días de iniciar su segundo mandato, Peralta debió afrontar las nueve renuncias que resultaron por el conflicto social y la represión. El gobernador “ya tiene los nombres que los reemplazarán”, informó un vocero del gobierno sureño. Pese al hermetismo con el que se guardan, el subsecretario de Industria, Rafael Gil Martín, es número puesto para conducir la cartera de Industria que dejó vacante Jaime Alvarez, hombre cercano al ministro Julio De Vido. Gil Martín se encontraba en Buenos Aires cuando fue convocado a la provincia por Peralta para sondearlo acerca de su incorporación al gabinete provincial. También se da como seguro el arribo de la ex candidata a la intendencia de Río Gallegos, Elsa Capuchinelli, al Ministerio de Desarrollo Social, quien reemplazará a Ana María Urricelqui, dirigente del riñón de la ministra Alicia Kirchner. De la primera plana de los cargos a cubrir, aún no se sabía quién se de-sempeñará como secretario general del Gobierno ante la renuncia de Francisco Anglesio, hombre vinculado con la agrupación cristinista en Santa Cruz.

La situación se tensó aún más cuando los legisladores que responden a La Cámpora anunciaron su distanciamiento del bloque. Así, la Legislatura que hegemonizaba el Frente para la Victoria con 22 de 24 escaños –dos son de la oposición– comenzará con una composición distinta de la que dejaron las elecciones. Seguirán en el ala de Peralta catorce diputados, mientras que los ocho camporistas votarán en base a su propio criterio. “No vamos a obstaculizar el funcionamiento institucional, no haremos lo que le hicieron a nuestro gobierno nacional porque creemos en el sistema democrático”, señalaron en una solicitada en la que anunciaron su posición sobre la crisis.

En las filas de la agrupación que conduce Máximo Kirchner se encontraban a la espera de una respuesta de parte de Peralta. “La solicitada es clara”, confió una fuente de La Cámpora a este diario. En el documento que difundieron durante el fin de semana plantearon una contraposición entre los logros de los gobiernos de Néstor Kirchner y la política de Peralta a la que criticaron por haber “destruido el sistema de salud pública, desquiciado la educación pública y permitido que se someta al conjunto de la sociedad” de Santa Cruz a “un clima de extorsión y violencia permanente para obtener” privilegios.

Compartir: 

Twitter
 

El gobernador Daniel Peralta trata de retomar la iniciativa para sortear la crisis política y económica.
Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.