ECONOMIA › QUE IMPLICA LA REFORMA

Las claves

 Por Tomás Lukin

La reforma de la Carta Orgánica del Banco Central requerirá cambios en la estructura del organismo para adaptarse a sus nuevas funciones y atribuciones. Además, será necesario reformar la arquitectura de su edificio central. Después de atravesar la entrada principal de la entidad se accede a una antesala donde se puede leer en la parte superior de la pared: “Es misión primaria y fundamental del BCRA preservar el valor de la moneda”. La máxima neoliberal consagrada en 1992 fue instalada para recordarles diariamente a los trabajadores del organismo y al banquero central su compromiso para controlar, única y exclusivamente, la inflación. Esa inscripción será corregida para incorporar “el desarrollo económico con equidad social, el empleo y la estabilidad financiera”.

- ¿A qué apunta la reforma?

La reforma amplía los objetivos y funciones del Banco Central, elimina los resabios de ley de convertibilidad vinculados con el uso de reservas, redirecciona el accionar del organismo hacia la economía real, multiplica el arsenal para regular y orientar el crédito, potencia la capacidad de financiamiento del BCRA al Tesoro, subsana limitaciones en el accionar del banco y extiende su alcance regulatorio a sectores hasta ahora ignorados.

- ¿Cómo va a orientar el crédito hacia la producción?

El BCRA podrá regular las condiciones de los préstamos con el objetivo de promover el financiamiento productivo de largo plazo: extender plazos, fijar techos para las tasas de interés, orientar el destino hacia cualquier sector productivo o región, limitar las comisiones y los cargos que cobran los bancos.

- ¿Es un paso hacia un banco de desarrollo?

La reforma no apunta a convertir al Banco Central en un organismo como el Bndes de Brasil, que ofrece financiamiento a las empresas. En cambio, da herramientas al BCRA para direccionar y regular el crédito del sistema financiero público y privado.

- ¿Los cambios le transfieren “facultades inéditas” al Banco Central?

En realidad, le devuelven mandatos existentes desde su creación, en 1935, y bajo gobiernos de distinto signo político. Las nuevas funciones concuerdan con las metas que persiguen países como Estados Unidos, Canadá, Brasil, Sudáfrica, Turquía y Vietnam. En materia de orientación y regulación del crédito, los cambios dotarán al BCRA de herramientas similares a las que poseen países como India, México, Perú, Ecuador y Colombia. El Banco Central de Brasil tiene la capacidad para “ejercer el control del crédito sobre todas sus formas”.

- ¿Por qué se refuerza la capacidad regulatoria del BCRA?

En la Argentina, la magnitud del mercado de capitales es reducida y tampoco están desarrollados los instrumentos financieros que detonaron la burbuja hipotecaria en Estados Unidos. Sin embargo, existen varios sectores que no están cubiertos por ningún marco regulatorio o cuentan con escasa normativa. Por eso, las empresas de clearing, los sistemas de pagos –Pago Fácil o Rapipago–, las firmas para enviar remesas al exterior y las transportadoras de caudales pasarán a funcionar bajo la supervisión del BCRA.

- ¿El Banco Central podrá utilizar las reservas que necesite para pagar deuda externa?

No. El Central posee 47.200 millones de dólares de reservas. Hoy el Banco Central no dispone de “reservas de libre disponibilidad” para destinar al pago de una porción de los 6000 millones de dólares de vencimientos durante 2012. La reforma elimina la obligación de mantener una relación fija entre la base monetaria –billetes y depósitos en la economía– y la cantidad de reservas. Ningún país del mundo con tipo de cambio flexible y administrado como la Argentina lo hace. Ese concepto era funcional al 1 a 1 y será reemplazado por una nueva forma de determinar el nivel de “reservas óptimas”. La referencia deberá garantizar el funcionamiento del mercado cambiario considerando la evolución de las cuentas externas. Cuando el stock de divisas supere ese punto, el excedente podrá ser destinado al pago de vencimientos de deuda externa. Si bien ofrece un mayor margen de maniobra, el cambio en la definición de las “reservas óptimas” tampoco asegura que surja un excedente.

- ¿La reforma se hace porque el Gobierno necesita financiar un déficit fiscal?

Se modifican los topes que posee el organismo para financiar al Tesoro a través de una herramienta denominada adelantos transitorios. En “casos excepcionales” el Banco Central podrá transferir hoy 45 mil millones de pesos adicionales al nivel actual, que ronda los 17 mil millones de pesos. En el BCRA argumentan que este refuerzo permitirá contar con mayor holgura para hacer frente a un momento de desaceleración económica.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Leandro Teysseire
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.