ECONOMIA › LA SALIDA DE DEPOSITOS EN DOLARES SE REDUJO A 300 MILLONES

El drenaje ahora es más lento

El ritmo de cancelación de plazos fijos y cuentas a la vista en moneda extranjera se morigeró la semana pasada, cuando habrían salido unos 300 millones. Esta semana la cifra sería menor. El BCRA dará hoy los datos oficiales.

 Por Cristian Carrillo

Los depósitos en dólares registraron la semana pasada una salida cercana a los 300 millones, mientras que en el transcurso de ésta la fuga fue inferior a ese monto, según los sondeos del Banco Central. Los datos se conocerán oficialmente hoy. La pérdida de colocaciones en moneda extranjera de los bancos privados logró morigerarse en las últimas semanas a partir de una menor psicosis en la plaza cambiaria. No obstante, el mercado paralelo se mostró ayer más demandado, situación que se reflejó en el incremento en la brecha entre la cotización oficial del dólar, sin cambios a 4,53 pesos, y el precio en cuevas y arbolitos. El blue se ubicó en torno de los 6 pesos en el segmento ilegal. El Central adquirió 130 millones de dólares y el stock de reservas finalizó en 46.467 millones.

Desde que se endurecieron los controles a la compra de moneda extranjera, los depósitos en dólares reanudaron la fuga que iniciaron en noviembre, junto con la puesta en marcha –el 29 de octubre– de las primeras restricciones. La caída de los depósitos desde el 4 de mayo, fecha en que la AFIP modificó el régimen de validación para la adquisición de divisas, fue de 2575 millones de dólares, al pasar de 12.015 millones hasta los 9440 millones al 15 de junio, último dato oficial, equivalente a una baja de 20,7 por ciento. Mientras, desde octubre la salida fue de 5306 millones de dólares, sobre los 14.746 millones de entonces.

En junio la sangría se fue reduciendo. El último dato oficial, resultado del promedio entre el 11 y el 15 de junio, lo ubicó en torno de los 88 millones de dólares diarios. En ese período acumuló una salida de 438 millones, 110 millones por debajo de la semana previa. El guarismo para la semana comprendida entre el 18 y 22 de junio ubica el promedio diario en torno de los 75 millones de dólares, producto de una salida –de acuerdo con datos preliminares de los bancos– inferior a los 300 millones para los cuatro días hábiles, ya que el miércoles 20 fue feriado.

La menor salida de depósitos es uno de los factores que está permitiendo que la compra de divisas por parte del Central se refleje en un aumento –aunque amortiguado– del stock de reservas. Los bancos deben inmovilizar el 20 por ciento de los depósitos de sus clientes como reaseguro para esas cuentas. La cancelación de plazos fijos en dólares o el retiro de cuentas a la vista impactan en el nivel de reservas, a partir de la desintegración de los encajes. El Central compró ayer 130 millones de dólares en la plaza cambiaria y las reservas avanzaron en apenas 12 millones, debido al pago a organismos de crédito y la baja en la cotización de otros activos contemplados en la cartera del BC.

Del lado de la oferta, la baja liquidación de los exportadores granarios es equiparada por la venta de dólares por parte de los bancos, a pedido de sus clientes (empresas) para enfrentar el pago de aguinaldos. Fuentes de la autoridad monetaria explicaron que todavía no fueron ingresados todos los dólares de la cosecha, pero en ese aspecto apuntan sobre los productores, que aguardan que la suba en el precio de los granos encuentre algún techo. Las cotizaciones del trigo y la soja cayeron ayer en la Bolsa de Chicago 0,7 y 0,8 por ciento. No obstante, el precio de la oleaginosa se mantiene cerca del record histórico, tras cerrar en 538,67 dólares la tonelada con entrega el mes próximo.

Por su parte, hubo una reactivación de las operaciones en el segmento informal, las cuales habían quedado circunscriptas a negociaciones puntuales, apenas suficientes para convalidar los precios que piden los especuladores. Según fuentes del mercado, los volúmenes se intensificaron, lo que permitió “pedir unos centavos más”. Se trata de un mercado cuyos precios se fijan a “ojo de buen cubero”, es decir, según la necesidad que perciba el especulador de quien va a comprar o vender divisas. En el caso de los arbolitos, la cuestión es más evidente: no a todos les piden el mismo precio. En este caso, el promedio en las cuevas rondó entre los 5,98 y 6 pesos, mientras que los arbolitos pedían hasta 6,18 pesos para vender dólares y 5,23 para comprarlos a algún turista que necesite los pesos y busque hacer una leve diferencia respecto de lo que obtendría en un banco oficial.

Compartir: 

Twitter
 

La cotización del dólar siguió sin cambios, a 4,53 pesos, mientras que en el blue subió a 6.
Imagen: Alejandro Elías
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared