ECONOMIA › EL MINISTRO DETALLO EL GASTO DE LA NACION EN LA PROVINCIA

Lorenzino le apuntó a Scioli

En una conferencia de prensa, el funcionario informó que le girarán 1000 millones de pesos al gobierno provincial y detalló todo lo que han venido transfiriendo hasta ahora. Además, le pidió al gobernador que estuviera a la altura de las circunstancias.

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, fue el encargado de comunicar ayer por la tarde que el gobierno nacional le transferirá a la provincia de Buenos Aires 1000 millones de pesos para que afronte el pago de los sueldos de sus empleados públicos. Sin embargo, el funcionario fue más allá y dejó entrever que los problemas del gobierno de Daniel Scioli son consecuencia de una gestión pública ineficiente. “Cuando uno se postula para un cargo público acepta la responsabilidad de gestionar con lo que tiene. Siempre las necesidades son mayores a los recursos y el rol de los gestores públicos tiene que ver justamente con administrar los distintos intereses en juego. Hoy más que nunca necesitamos que todos, incluyendo a los gobernadores y en particular al gobernador de la provincia más importante de la Argentina, estén a la altura de las circunstancias y contribuyan a mantener todo lo bueno que se ha venido haciendo”, afirmó.

Lorenzino informó que se reunió con Scioli y su ministra de Economía, Silvina Batakis, quienes le dieron detalles sobre la situación fiscal de la provincia, y luego con Cristina Fernández de Kirchner, quien lo instruyó para que transfiriera 1000 millones de pesos a la provincia. Luego destacó que en lo que va del año el gobierno nacional transfirió a Scioli, ya sea vía la asistencia directa a través del Tesoro Nacional o bien a partir del Programa de Desendeudamiento Argentino, unos 3300 millones de pesos que, con la asistencia otorgada ayer, llegan a 4300 millones de pesos.

Lo que siguió después fue un pedido para que los gobernadores administren mejor los recursos, explicando incluso lo que significa para el ministro significa gestionar con eficiencia. “La apelación es para administrar la cosa pública con responsabilidad tratando de eficientizar la gestión de tal manera de seguir llegando a la gente. Esto es lo que practica la Presidenta de la Nación y todo el equipo de colaboradores que trabajamos con ella. Gestionar tiene que ver con tomar decisiones todos los días y enfrentar los intereses que se contrapongan al interés general. Frente a una difícil situación internacional o a un problema que se genera en algún ámbito de la economía las actitudes posibles son la contemplación y el análisis y hacer diagnósticos sesudos de la situación o encarar los problemas y resolverlos”, remarcó.

El funcionario puso como ejemplo la decisión de nacionalizar YPF cuando hubo dificultades con el déficit energético, la nacionalización de los fondos de las AFJP en respuesta al “desmanejo del ahorro de los argentinos”, la decisión de pagarle al FMI para liberarse de los condicionamientos que fija el organismo y el anuncio del canje de deuda cuando no se podía pagarla.

Lorenzino remarcó además que la Nación va a seguir ayudando al gobernador Scioli, pero remarcó que “el Poder Ejecutivo Nacional no se puede hacer cargo de la administración de la provincia de Buenos Aires”. “Por lo tanto, el gobernador de la provincia de Buenos Aires tendrá que llevar adelante esta situación con las mismas fuerzas que lo hace el gobierno nacional. La seguridad, los hospitales, las escuelas, la Justicia son servicios que presta la provincia y son de exclusiva responsabilidad del gobierno provincial”, sostuvo.

Luego de aleccionar al gobernador Scioli sobre lo que debe hacer de ahora en más, Lorenzino se dedicó a repasar en detalle cómo crecieron las transferencias que la Nación envió a la provincia durante los últimos años.

Afirmó que entre 2003 y 2011 los recursos girados a la provincia bajo todo concepto aumentaron 583 por ciento. En el caso puntual de la Coparticipación Federal, que se gira de manera automática, el aumento fue del 478 por ciento en ese período. Las transferencias de capital (obra pública) treparon un 11.959 por ciento (desde un piso prácticamente inexistente) y las transferencias corrientes para programas sociales un 703 por ciento (de 207 millones a 1664 millones de pesos). Además, Lorenzino afirmó que el gobierno nacional gastó sólo el año pasado 95.066 millones de pesos de manera directa en la provincia de Buenos Aires. Dentro de ese monto, incluyó el pago de jubilaciones y pensiones (48.281 millones de pesos), subsidios al transporte (20.829 millones), universidades nacionales y fondo de incentivo docente (5.617 millones) y otros conceptos (20.339 millones de pesos). Por último, destacó que los recursos ejecutados por la Nación en la provincia, más las asistencias financieras directas y la coparticipación sumaron el año pasado 136 mil millones de pesos, una cifra incluso superior al presupuesto de la provincia de Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro se reunió con Scioli y luego con la Presidenta antes de anunciar la transferencia.
Imagen: Télam
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared