ECONOMíA › RECLAMOS ARGENTINOS POR TRABAS A CARNE Y LIMONES

Ultima chance para acordar con EE.UU.

La Cancillería informó ayer que empezó a correr el plazo para negociar con Estados Unidos una solución al reclamo argentino por las trabas al ingreso de carnes a ese país, mientras que el plazo referido a la prohibición al ingreso de limones frescos comenzará el próximo lunes. Por otro lado, la Comisión Europea anunció el inicio de una investigación sobre los precios de los biocombustibles que importa de Argentina e Indonesia por presuntas maniobras de “dumping”.

La negociación con Estados Unidos se dará en el marco del Sistema de Solución de Diferencias en la Organización Mundial del Comercio (OMC), que fija un plazo de 60 días para que los países en conflicto resuelvan su situación. Una vez transcurrido, y en el caso de que no se arribe a ningún acuerdo, la Argentina podría solicitar la conformación de Paneles de Expertos para dirimir las controversias. Al día de hoy, eso es justamente lo que se estima que ocurrirá.

“En ambos casos se trata de reclamos que llevan más de diez años de gestiones infructuosas a nivel bilateral y en las cuales nuestro país ha sido objeto de dilaciones injustificadas”, denunció la Cancillería en un comunicado. El problema también había sido parte de la agenda en las reuniones bilaterales que sostuvieron Cristina Kirchner y Barack Obama en noviembre de 2011 y abril de 2012, sin que se encuentre una solución.

El mercado estadounidense de carnes se encuentra vedado a las exportaciones argentinas desde el 2000, ya que no reconoce a la región como libre de aftosa, a pesar de que Argentina exporta a países como Alemania, Israel y los Países Bajos. Los limones también están restringidos desde el 2001 por barreras fitosanitarias, ya que los lobbies californianos, principal región productora, presionaron para aplicar restricciones al ingreso. Argentina es el primer productor mundial de limones, con 1,5 millón de toneladas producidas, y exporta a países como Rusia, Países Bajos, Italia y España sin restricciones.

En la otra vereda, la Argentina recibió acusaciones de parte de la Comisión Europea por supuestas maniobras de “dumping” en la fijación de precios de los biocombustibles. Los productores europeos de biodiésel apoyaron el inicio de la investigación, ya que, en su opinión, la “anormalidad de los precios del biodiésel fijados artificialmente en Argentina e Indonesia ha provocado una distorsión del flujo comercial internacional y ha perjudicado en gran medida el crecimiento y la viabilidad de la industria europea”. Si la Comisión determina que el biodiésel importado es objeto de “dumping”, podría aplicar medidas.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.