SOCIEDAD › DIEZ DIAS DE PLAZO AL GOBIERNO DE MACRI

Para saber cómo es un hospital

 Por Eduardo Videla

El gobierno porteño pidió diez días de plazo para dar una respuesta sobre si continuará o no las obras del hospital de Villa Lugano. Lo hizo en la audiencia convocada por la jueza Elena Liberatori, a raíz de la demanda iniciada por vecino de ese y otros barrios, quienes sostienen que el centro de salud, ubicado en Cruz y Escalada, nunca fue terminado y que lo que hoy funciona allí es apenas un centro de atención ambulatoria. El abogado que representa a los vecinos solicitó a la jueza que aplique una sanción a las autoridades del Gobierno de la Ciudad, por el incumplimiento de la ley que ordena la construcción del hospital y de una sentencia judicial en el mismo sentido. Pero la jueza prefirió conceder los diez días a la gestión macrista y convocó para una nueva audiencia.

La construcción de un hospital en Villa Lugano fue establecida por una ordenanza de 1986 y una ley de 2005. La obra empezó en 2006, pero sólo en uno de los tres módulos, que se inauguró en junio de 2009. El propio Gobierno de la Ciudad no lo llama hospital sino Centro de Salud Integral Dra. Cecilia Grierson. Cuenta con 35 consultorios, pero no tiene servicio de guardia ni ambulancia, y su horario es de lunes a viernes de 8 a 18. Tampoco se aplican vacunas. Fuera de esa franja, permanece cerrado.

A la audiencia de ayer concurrieron funcionarios de la Procuración porteña y de Infraestructura del Ministerio de Salud; el abogado de los vecinos, Nicolás Tauber; la asesora tutelar, María Laura Oliva, y los diputados Jorge Selser y Alejandro Bodart, entre otros.

El médico sanitarista Ricardo Zambrano, vecino del barrio, refutó en la audiencia los argumentos de la Escuela de Salud Pública de la Facultad de Medicina. “Ellos definen el lugar como un hospital de baja complejidad. Pero sus argumentos son muy vulnerables, porque no recorrieron la zona”, dijo a Página/12. De acuerdo con la ley, el gobierno porteño debería construir un quirófano, una sala para internación y una sala de guardia.

“No pudieron justificar la no realización de las obras que faltan, que tampoco están incluidas en el presupuesto de este año”, comentó el diputado Selser, presidente de la Comisión de Salud de la Legislatura. Según el legislador, la directora del hospital, Graciela Manes Rossi, “renunció recientemente, alegando problemas de salud, pero por la paralización de las obras”. Según Bodart, para Mauricio Macri “los más pobres sólo cuentan como votos”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared