ECONOMíA › EL RESULTADO DE LA BALANZA COMERCIAL DE ABRIL CON MERMA DEL SUPERáVIT

La clave son los combustibles

El saldo del intercambio comercial descendió 37,8 por ciento el mes pasado respecto del mismo período del año anterior, debido al aumento de las compras de energía en el exterior.

El saldo de la balanza comercial de abril fue de 1151 millones de dólares, al retroceder 37,8 por ciento respecto del mismo mes del año anterior. Así lo apuntó ayer el informe del Indec, donde se precisó además que ese resultado para el primer cuatrimestre fue de 2462 millones de dólares, al disminuir 43,5 por ciento en relación con el mismo período de 2012. El desequilibrio en el rubro combustibles y energía fue la principal razón de esa contracción del superávit comercial. Además, otro factor a considerar es que las importaciones tienen un comportamiento procíclico. Eso implica que con la recomposición de la actividad empiezan a exhibir un mejor desempeño el ingreso del exterior de bienes de capital y bienes intermedios.

Las compras de combustibles fueron de 1075 millones de dólares en abril, aumentando 23 por ciento respecto del mismo mes del año pasado. Las ventas de ese mismo bloque al resto del mundo alcanzaron 286 millones de dólares, registrando un retroceso del 61 por ciento. La diferencia entre exportaciones e importaciones en el sector energético sumó entonces un rojo de 786 millones de dólares, lo que representa casi la totalidad de la pérdida de saldo comercial total en relación con el resultado de 2012. En abril del año pasado, el resultado de ese intercambio fue 1853 millones de dólares, mientras que ahora totalizó 1151 millones de dólares.

En Economía explicaron a Página/12 que el dato de importaciones, pese a la contracción del saldo comercial, pone en evidencia resultados favorables en términos de actividad económica. Las importaciones de bienes de capital, bloque que adelanta el comportamiento de las inversiones, aumentaron 40 por ciento respecto del mismo mes del año pasado, para alcanzar 960 millones de dólares. Los despachos de bienes intermedios, explicados a partir de las compras de insumos necesarios para poner en marcha las industrias subieron 21 por ciento, hasta los 1694 millones de dólares. La expansión de esos rubros da cuenta de la recuperación del mercado interno, tras el parate registrado el año pasado por efecto de factores tanto locales como externos.

El total de las importaciones alcanzó 6414 millones de dólares el mes pasado, al subir 32 por ciento respecto del año pasado. Además de los bienes para la industria, otro bloque que registró un fuerte alza fue el de bienes de consumo. Esos productos terminados subieron 44 por ciento respecto de abril del año pasado, para alcanzar 633 millones de dólares. Existen dos motivos que explican esa expansión. El primero es que se habría autorizado el ingreso de algunos productos finales para contener el alza de los precios internos. Eso se debe a que muchos bienes internacionales se venden casi al costo, producto de la crisis en las potencias maduras. El segundo es un elemento estadístico. En abril del año pasado, las compras fueron de las más bajas para ese mes en los últimos años, lo que se explicó por la desaceleración de la economía. Eso hace que ahora la base de comparación sea baja, por lo que las variaciones porcentuales son entonces más elevadas.

En tanto, las exportaciones totales de abril registraron un incremento del 13 por ciento en relación con el mismo mes del año pasado, alcanzando 7565 millones de dólares. En el detalle por grandes rubros se destacaron las ventas de productos primarios, con un incremento del 43 por ciento, para totalizar 2415 millones de dólares. Esa expansión se debe a que a partir de abril comenzó a liquidarse el grueso de la cosecha del campo, la que este año muestra una fuerte recomposición, tras el flojo desempeño del agro en 2012 debido a la sequía. También adquiere relevancia el incremento de 7 por ciento de las manufacturas de origen industrial, sumando 2297 millones de dólares. Ese crecimiento duplica la expansión acumulada en el cuatrimestre (3 por ciento). El detalle del informe del Indec muestra que la industria automotriz incrementó un 45 por ciento las ventas a Brasil, mientras que el total de las fábricas despacharon un 37 por ciento más respecto del año pasado.

Compartir: 

Twitter
 

Las compras de combustibles fueron de 1075 millones de dólares, alza del 23 por ciento respecto de abril de 2012.
Imagen: Joaquin Salguero
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.