ECONOMIA › MANIOBRAS EN EL MERCADO MARGINAL PARA “MARCAR” UNA COTIZACION QUE LA DEMANDA NO SOSTIENE

Y un día el dólar blue se desinfló

El miércoles, el dólar ilegal bajó a 10,55. Jueves y viernes repuntó, pero sólo por maniobras de las “cuevas” para resucitarlo. Cómo opera hoy el mercado marginal, tras las normas del Central que les quitaron protagonismo a los bancos.

 Por Raúl Dellatorre

Se cumplieron, este viernes, seis semanas desde la puesta en marcha de un nuevo régimen de regulación del mercado cambiario. La principal herramienta de presión que manejaron los capitales especulativos para desestabilizar política y económicamente el sistema, el dólar marginal, pasó el miércoles por su momento de mayor debilidad o desinfle. En los dos días posteriores repuntó, pero en una evidente maniobra de las “cuevas” por sacar alguna ventaja del calendario (primera semana del mes, con cobro de salarios, y regreso masivo de las vacaciones). Sin embargo, no se evidenció una reacción en cuanto a movimiento de divisas en esa plaza ilegal. Desde la última semana de enero para acá, el funcionamiento del mercado marginal sigue parámetros muy diferentes a los vigentes hasta el fin de la última corrida contra las reservas. La cotización del blue, en consecuencia, ha mantenido una tendencia declinante sólo alterada por algunos episodios en los que los especuladores intentaron “marcar” precios elevados, aunque no se registraran compras ni ventas a esos valores. La autoridad monetaria logró poner en juego varias herramientas al mismo tiempo en el mercado, obteniendo un buen resultado hasta el momento en materia de estabilidad monetaria y cambiaria, aunque falta ver en perspectiva con qué costos en relación con el nivel de actividad económica.

La “batalla del dólar” sigue vigente. Algunos medios “especializados” –para muchos, un eufemismo para referirse a la presión mediática de los grupos financieros– siguen hablando de “atraso cambiario” pese a la devaluación de los últimos meses, con una corrección cambiaria de más del 60 por ciento entre enero de 2013 y enero de 2014. Por otro lado, la cotización del blue sigue usándose como estandarte, pese a la casi inexistente presencia de operaciones significativas. Las maniobras de fuga de divisas o entradas por afuera del sistema oficial tienen como vía la compraventa de títulos públicos (el llamado “contado con liqui”) o acciones (llamado dólar Bolsa), de forma más segura y con cotización diaria pública (los valores de las últimas tres semanas se ubicaron entre 10,05 y 10,60 pesos por dólar). De tal forma, con una referencia de mercado mucho más certera, el dólar blue tiende a convertirse en simplemente una sombra de los valores del “contado con liqui” o el dólar Bolsa. Salvo cuando, en forma ficticia, las “cuevas” salen a “marcar” precios.

Desde que el Banco Central implantó nuevas reglas en el mercado cambiario, el 24 de enero (devaluación y congelamiento del valor del dólar en los ocho pesos, reapertura de la venta de dólares a particulares aunque con límites) hubo, al menos, dos momentos en los que se vio claramente expuesta esta conducta de las mesas de dinero o “cuevas” marginales de salir a “marcar precio”. ¿Qué significa ese término? Hacer público un valor para el dólar marginal deliberadamente alto, aunque no se realice ninguna operación, o sólo alguna muy esporádica, a esa cotización.

Uno de esos momentos fue inmediatamente después de la devaluación del 24 de enero. El lunes 27, el mercado abrió con todas las expectativas puestas en ver si la venta de divisas a particulares efectivamente iba a funcionar. Como se debía realizar el trámite de pedir autorización previa a la AFIP, ese lunes se concretaron muy pocas operaciones, pero se solicitaron y autorizaron muchas. El marginal, que el jueves 23 había alcanzado un pico de 13 pesos, ni viernes ni lunes operó. La cotización se retrotrajo a 12 pesos, esperando la evolución de los acontecimientos. Con el correr de los días, se empezó a percibir que el mecanismo de ventas a particulares iba a seguir una evolución normal y, además, el Banco Central parecía en condiciones de sostener el valor de la divisa en 8. Desapareció la demanda en el marginal y, sin embargo, los “operadores” que informan regularmente la cotización, divulgaron en los días siguientes una “recuperación” del dólar marginal a 12,50 el martes 28, a 12,90 el miércoles 29 y una supuesta “estabilidad” en torno de los 12,60 en las jornadas siguientes. “Marcaron” el precio por arriba de lo que indicaba la falta de demanda, para mantener la “expectativa” en el dólar marginal que empezaba a desaparecer del interés de los ahorristas.

En los días posteriores se produjo el cierre de varias “cuevas” por voluntad propia, ante la escasez de operaciones. Las cotizaciones entre el 6 y el 10 de febrero estuvieron signadas por una baja persistente en la cotización: de 12,55 (día 5) a 11,65 pesos (día 10). El día 12 se dio el último pico de suba: el marginal saltó a 12,10 pesos, como reflejo del alza en el dólar Bolsa y el “liqui”, a su vez reflejo de la baja en el precio de los títulos argentinos en el exterior. Con la recuperación de estos últimos en los días posteriores, se revirtió la tendencia y otra vez el blue entró en un tobogán descendente, manteniendo un nivel de operaciones extremadamente marginal. Hasta el último miércoles, primer día de operaciones tras los feriados de Carnaval, cuando el valor del blue llegó a su nivel más bajo tras la devaluación del 24 de enero: 10,55 pesos.

Los dos días posteriores volvieron a ser escenario de un nuevo ejercicio de las “cuevas” de salir a “marcar precio”: el jueves subió a 11 pesos y el viernes, a 11,05. El argumento fue que se esperaba la “reaparición de la demanda” con el regreso de potenciales compradores de sus vacaciones, y eventualmente el vuelco hacia el marginal de los ahorristas con excedentes que no pudieran ser satisfechos por el límite de ventas de divisas en el mercado oficial. Sin embargo, nada indica que haya existido tal reactivación de la plaza marginal. La única explicación lógica es que la baja en el “liqui” y el dólar Bolsa (10,07 y 10,24 pesos el viernes) venían arrastrando hacia abajo al blue evidenciado su debilidad y poca significación en este momento. Al salir a “marcar” un precio en ascenso, las “cuevas” están haciendo un ejercicio para resucitarlo.

¿Qué es lo que cambió con la devaluación del 24 de enero? ¿Por qué perdió poder de fuego el dólar blue? En principio, la autoridad monetaria acertó en la estrategia de lanzar medidas en simultáneo que le quitaran presión al mercado marginal y equilibraran la oferta y demanda en el mercado oficial. Con un nivel de dólar más alto, se dispuso la apertura parcial del mercado de divisas al público y, al mismo tiempo, se restringió la autorización de tenencias de activos en divisas a los bancos al 30 por ciento de su responsabilidad patrimonial y paulatinamente se fueron subiendo las tasas de interés en pesos. Las entidades financieras, en promedio, excedían largamente el 50 por ciento, y había incluso un banco en el que sus activos dolarizados llegaban al 450 por ciento de su responsabilidad patrimonial, a través de títulos de compra de dólares a futuro. En esas proporciones, está claro que no se trataba de “coberturas” de necesidades futuras de dólares, sino que claramente se apostaba a una megadevaluación. Es a lo que estaba jugando, se sospecha, y no sólo desde la óptica oficial, buena parte del sistema bancario mediante operaciones declaradas o no.

La desaparición de este frente de presión sobre el dólar explica en gran medida que se desinflara el marginal, lo cual no se hubiera dado, sin embargo, de no mediar la concurrencia de los demás instrumentos que operaron a partir del 24 de enero. Fue así que la principal arma de presión contra el mercado oficial, y de desestabilización financiera y política, el dólar blue, quedó reducido, de momento, a moverse a la sombra de las paridades que se resuelven en las cotizaciones de bonos y acciones. Un dólar blue reducido a ser, también, apenas una sombra de lo que fue.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Corbis
 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.