ECONOMíA › EN TANDIL, SE ORGANIZAN PARA EVITAR ABUSOS

Un acuerdo de precios desde abajo

 Por Raúl Kollmann

“Soy Rocío C, de la pollería CM, de Santamarina, que hizo el acuerdo de precios. Informo que bajamos: ahora el kilo de pollo está a 20 pesos.” El posteo es uno de los muchos que figura en la página de Facebook que armaron vecinos de Tandil –www.face book.com/tandilxpreciosjustos– y que ya agrupa a 7200 seguidores, una cifra impensada para una ciudad del tamaño de Tandil. Según el último censo, viven allí 116 mil personas y, si se tiene en cuenta que cada seguidor representa a una familia, la iniciativa ya abarca, por lejos, al diez por ciento de la población.

Todo empezó con la publicación en esa página del descontento de los participantes con las subas y las especulaciones de grandes y pequeños comerciantes. Pero la movida fue cobrando una fuerza inu-sitada: hoy, los adherentes de Precios Justos presentarán en la extensión de la Universidad del Centro de la provincia de Buenos Aires, que funciona en el club Ferro de Tandil, un acuerdo local de precios con 40 comerciantes que aceptaron congelar el valor de diez productos durante 15 días. Pero de la misma manera, ya se firmaron otros 40 acuerdos locales. Algunos minoristas reconocieron que duplicaron sus ventas gracias a los convenios a los que llegaron y que se publicaron en la página.

Este diario tomó contacto con dos impulsores de Tandil por Precios Justos, Ivy Cángaro y José Di Bartolo, que contaron que la iniciativa se puso en marcha hace un mes. En el transcurso de apenas 30 días se sumaron, hasta anoche, 7263 personas, que activamente publican información de lugares en los que recomiendan comprar y otros en los que aconsejan no comprar por el abuso en los precios. “La experiencia es inédita en todo el país –señala la convocatoria al acuerdo que se presenta hoy–. Si bien existe lo que es el acuerdo entre el gobierno nacional y las grandes empresas de supermercados, Precios Cuidados, no existen instancias locales de esta política y, aún menos, gestionada por los propios consumidores.”

La movida empezó por la web a partir de la página de Facebook, pero los referentes de la iniciativa se dieron cuenta de que debían verificar que los comerciantes que publican precios accesibles en la página estuvieran cumpliendo con esos valores y que no se tratara de una maniobra de autopromoción. Por ese motivo, en las últimas dos semanas fueron pasando por los diferentes comercios que ellos recomiendan para corroborar el cumplimiento de lo acordado.

Desde sus comienzos, Tandil firmó acuerdos con vendedores de diferentes rubros: carnicerías, verdulerías, pollerías, casas de artículos de limpieza, de artículos escolares, de pastas frescas, panaderías y pescaderías, entre otros. Todo se volcó a la página en la que incluso se accede a un mapa virtual de Tandil con los lugares recomendados y hasta la ficha del acta-acuerdo que se realizó con cada comerciante con la fecha de compromiso.

Por intermedio de la página se informa qué supermercado está respetando Precios Cuidados y cuál no; si tienen stock, lo que contestan los empleados cuando no hay yerba o azúcar; y dónde se pueden conseguir esos mismos productos a los precios que corresponden. También alertan sobre las góndolas donde los productos figuran a un precio y después en la caja cobran otro.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

En Tandil hay Precios Justos.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.