EL PAíS › MARATóNICA PRESENTACIóN DEBUT DEL JEFE DE GABINETE, JORGE CAPITANICH, ANTE LA CáMARA DE SENADORES

“Aquí hay gobernabilidad y liderazgo político”

Al cierre de esta edición, Capitanich seguía respondiendo preguntas de los senadores. Ratificó el tratamiento parlamentario de los proyectos de Código elaborados. Hizo una defensa de la política económica, energética y educativa.

 Por Sebastian Abrevaya

Al cierre de esta edición, cerca de la medianoche, Jorge Capitanich continuaba respondiendo preguntas de los senadores en su primer informe de gestión como jefe de Gabinete. Implementando una nueva metodología, Capitanich mantuvo un intercambio cara a cara con los legisladores, lo que provocó que el debate se prolongara por más de diez horas y que se produjeran algunos cruces picantes entre el funcionario y legisladores de la oposición. “Usted es la perfecta representante del neoliberalismo”, le disparó a la radical cobista, Laura Montero, cuando ella denunciaba fuera de micrófono que el oficialismo había hecho un ajuste ortodoxo en materia económica. Durante su exposición inicial, el jefe de Gabinete ratificó el tratamiento parlamentario de los códigos Civil y Comercial, Penal y Procesal Penal, y Contencioso Administrativo, entre otros temas de orden jurídico. Además, hizo una defensa de la política económica, energética y educativa del Gobierno y destacó el liderazgo de la presidenta Cristina Fernández. “Aquí hay gobernabilidad y liderazgo político, le guste a quien le guste”, sentenció Capitanich.

La sesión especial de ayer fue la primera cita de la Cámara alta de 2014. Los senadores aprovecharon la reunión para votar el reparto de las comisiones antes de que hiciera su ingreso el jefe de Gabinete (ver nota aparte). A diferencia de otras oportunidades, se dispuso en el centro del hemiciclo, y de cara a las bancas, un atril que utilizó el funcionario para dar su discurso inicial y luego responder los interrogatorios. Previamente, los distintos bloques de la oposición habían enviado por escrito una serie de preguntas, aproximadamente unas dos mil.

Durante su exposición de más de una hora, Capitanich reivindicó al Congreso como ámbito de debate político, en contraposición con el debate mediático. “Que discutan los políticos es muy bueno porque ustedes son la voz del pueblo. Sabemos cómo funcionan las usinas nacionales e internacionales y sabemos cómo funciona la política”, destacó en su discurso inicial, en el que reivindicó al gobierno nacional por “haber defendido a rajatabla los intereses de la patria”.

El jefe de Gabinete destacó las transformaciones en materia jurídica que planea llevar adelante el Frente para la Victoria. La aprobación del digesto jurídico, la redacción de una ley de responsabilidad civil del Estado y una ley orgánica del sistema penitenciario federal, además de reformar los códigos. Incluyó entre esas iniciativas al anteproyecto del Código Penal, aunque estableció su tratamiento “de aquí al 10 de diciembre de 2015”. No esquivó el tema educativo y reconoció los “problemas” en la paritaria nacional docente. De todas maneras, detalló todos los avances de esta década en materia educativa como el aumento salarial del 832,5 por ciento. Al cerrar su exposición, Capitanich planteó tres desafíos: lograr el autoabastecimiento energético para aumentar el nivel de reservas, abrir nuevos mercados para la industria automotriz local y alcanzar la meta de incrementar las exportaciones este año a 94 mil millones de dólares.

Entre cientos de preguntas que respondió ayer el jefe de Gabinete, muchas relacionadas con cuestiones locales de cada senador, se destacó la política fiscal y cambiaria, los subsidios, el narcotráfico, la situación energética y la estatización de YPF, el acuerdo con Repsol y con Chevron. Uno de los cruces más fuertes de la jornada fue con la ex ministra de Economía de Julio Cobos, Laura Montero. La senadora se fastidió cuando Capitanich le recordó, después de su duro discurso, que ella había sido parte del oficialismo hasta 2009, cuando se produjo el conflicto por las retenciones móviles. No contenta con la respuesta que estaba recibiendo, hacía comentarios fuera de micrófono. “Respéteme, yo la respeto a usted”, le dijo Capitanich hasta que lo acusó de haber hecho “un ajuste neoliberal”. “Usted es la perfecta representante del neoliberalismo que ha destruido los cimientos de la economía argentina. Desconoce la estructura presupuestaria y el análisis cualitativo correspondiente”, retrucó Capitanich, aunque luego pidió disculpas.

El segundo contrapunto lo tuvo con otro radical, Ernesto Sanz, quien lo apuró con preguntas sobre la devaluación y sobre la producción de drogas. “¿La devaluación fue una decisión política o una presión de los grupos económicos?”, le preguntó el titular de la UCR, a lo que el jefe de Gabinete le detalló la operación financiera impulsada por la empresa Shell a través del banco HSBC. “Diga si devaluaron, sí o no. ¿Por qué le cuesta tanto asumir que devaluaron? Tome la decisión, dígalo que no se cae el mundo”, insistió el mendocino. “No voy a responder lo que usted quiere que responda. ¿Por qué tengo que responder lo que usted quiera?”, se defendió Capitanich.

Como dos viejos conocidos de los tiempos en los que el ex gobernador de Chaco fue senador, Sanz siguió con el mismo tono pero sobre la producción de drogas. “¿Qué considera producción usted?”, le replicó Capitanich, quien negó que se produzca drogas en los términos en que se la conoce internacionalmente. “Cocina de la droga hay en todos lados, ¿quiere que vayamos aquí cerquita?”, siguió el mendocino, que le preguntó por los laboratorios desbaratados en los últimos meses. “¿Qué, hacían análisis de sangre?”, ironizó. Después de escuchar las afirmaciones del senador, Capitanich le replicó que tenía “una apreciación cavernícola” sobre el tema.

Pero más allá de los contrapuntos, hubo también espacio para acercar posiciones. Luego de un intercambio amigable con el radical Eugenio “Nito” Artaza, en el que intervinieron también el radical Gerardo Morales y el socialista Rubén Giustiniani, el jefe de Gabinete prometió evaluar las iniciativas para declarar servicio público la telefonía móvil.

Más allá de la nueva metodología de pregunta y respuesta, la sesión se prolongó ayer por intervenciones como la de la senadora Norma Morandini, a quien luego de ocho horas de debate, y cuando faltaba más de la mitad de las exposiciones, le pareció oportuno pedir la palabra para preguntar si estaba “contemplado que las azafatas de Aerolíneas tejan” durante el vuelo, ya que había visto a una azafata hacerlo en uno de sus viajes.

Consultado por los radicales, Capitanich volvió a negar la necesidad de implementar una ley de derribo de aviones. Según Capitanich se establecería “la pena de muerte sin juicio previo y la Argentina no propicia ni promueve esto”.

Durante la jornada surgió el tema YPF en varias oportunidades, aunque el jefe de Gabinete evitó entrar en demasiados detalles ya que hoy asistirán al Parlamento el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el presidente de la compañía, Miguel Galuccio, para responder sobre el tema. “YPF generará condiciones para sustituir la generación de energía. Es un desafío que cuanto antes lo hagamos resolveremos el problema de acumulación de reservas”, confirmó Capitanich, que seguía respondiendo preguntas pasada la medianoche, sin moverse del atril ni siquiera para ir al baño.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quiso hablar de cara a los senadores y responder todas sus preguntas.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.