ECONOMíA › NUEVOS ACUERDOS CON COMERCIOS MINORITAS PARA PRECIOS CUIDADOS

Una red para contener precios

La Red Comprar agrupa a 1044 almacenes nucleados en pequeñas entidades regionales. La Secretaría de Comercio la viene expandiendo para acercar Precios Cuidados a negocios de proximidad, con lo cual busca cuidar al sector y a los consumidores.

 Por Javier Lewkowicz

La Red Comprar, a través de la cual la Secretaría de Comercio pretende llegar con Precios Cuidados a almacenes de barrio, funciona en 22 distritos de la provincia de Buenos Aires y 6 localidades de la provincia de Santa Fe. Se firmaron en total convenios con 1044 almacenes nucleados en pequeñas entidades regionales. Además, 28 productores y 4 distribuidores locales fueron registrados en el programa, donde se incluyen 75 productos de las provincias de Entre Ríos, Santa Fe y las localidades bonaerenses de General Pueyrredón, Lanús, La Matanza, San Vicente y Chivilcoy. La intención de parte del Gobierno de acercar la política de administración de precios a los comercios más modestos permite que sectores que no consumen en los grandes supermercados accedan a los valores del acuerdo, al tiempo que da nuevas herramientas a los comerciantes para competir frente a las grandes cadenas.

La Secretaría de Comercio, a cargo de Augusto Costa, buscó a partir del segundo trimestre que el programa de Precios Cuidados supere los márgenes de las grandes cadenas y de los supermercados regionales. Inició entonces el contacto con autoservicios y supermercados chinos, almacenes y minimercados y acordó una lista con los mayoristas, que son proveedores de estos establecimientos. Esa motivación encuentra razones, pero también limitantes en la morfología del sector.

Según un informe sectorial de la AFIP, en 2010 los grandes supermercados explicaron el 63 por ciento de las ventas totales minoristas. El resto se dividió entre medianas empresas (18 por ciento), pequeñas empresas (14 por ciento) y microempresas (5 por ciento). A la vez, el 70,8 por ciento de las empresas del sector de la comercialización son microempresas, el 23,3 son pequeñas, el 5,3 son medianas y el 0,6, grandes. El cruce entre los datos de ventas y de cantidad de empresas refleja que un grupo reducido de empresas, cuyos directivos pueden sentarse todos juntos si la mesa es bien grande, define casi dos terceras partes del consumo masivo, mientras que más de 14 mil empresas explican el tercio restante. A la hora de implementar una política de administración de precios luce mucho más sencillo para el Gobierno negociar con pocos actores que dominan el mercado. Con esa lógica funcionaron años anteriores los acuerdos de precios y el propio acuerdo de Precios Cuidados durante el primer trimestre.

Sin embargo, varios problemas suscita esa estrategia de política pública. En primer lugar, refuerza la tendencia a la concentración de mercado, con efectos distorsivos sobre los precios para los clientes y también para los proveedores. Pero además, ni siquiera resulta del todo efectiva. Es que los sectores con peores condiciones laborales y que por lo tanto están más desprotegidos frente a la inflación son los que menos consumen en los grandes supermercados. Realizan sus compras en volúmenes menores y en establecimientos más pequeños y cercanos de su casa, en barrios donde por lo general los grandes supermercados no se radican. Costa se puso como objetivo que el acuerdo de precios, que no es la panacea pero sí brinda ciertas referencias para el consumidor, llegue a los formatos de comercialización más chicos.

En primer lugar, Comercio firmó un acuerdo de precios a través de una lista de 70 productos con las empresas mayoristas agrupadas en la Cámara de Distribuidores y Mayoristas (Cadam). En los próximos días se dará a conocer los resultados de la revisión de ese acuerdo y la intención oficial es sumar unos 100 artículos adicionales, en muchos casos aportados por pymes y cooperativas.

“El acuerdo con distribuidores y mayoristas generó las condiciones de posibilidad para realizar los acuerdos con los pequeños comercios barriales. Pero a diferencia de lo que sucede con los grandes supermercados y las grandes empresas proveedoras, los pequeños comercios y empresas cooperativas y pymes no siempre se encuentran agrupadas en cámaras, y en ocasiones aunque lo estén, suelen estar menos organizadas y más aisladas”, explican desde Comercio.

Con la idea de que Precios Cuidados esté presente en formatos de comercialización más chicos, se lanzó la Red Federal de Comercios de Proximidad de la Argentina (Red Comprar), a cargo del economista Santiago Fraschina. Por ahora, en las siguientes localidades hay comercios adheridos a ese red: Ituzaingó, Marcos Paz, Morón, Zárate, Carmen de Areco, Capitán Sarmiento, Exaltación de la Cruz, Salto, San Vicente, Berisso, Lanús, Chivilcoy, Vedia (L. N. Alem), Balcarce, Gral Pueyrredón, Mar Chiquita, Laprida, Villarino, Benito Juarez, Coronel Rosales, Azul, Tapalque, Roque Pérez; todas de Buenos Aires, y en Rosario, Los Molinos, Arequito, San José de la Esquina (Santa Fe). En cambio, en los supermercados chinos prácticamente no ha habido avances.

“Se pretende llegar a todos los barrios de todos los municipios del país para incorporar almacenes, minimercados, autoservicios, ferias francas, mercados concentradores y pequeños productores que requieren un trabajo específico y que conviene diferenciar de lo que son los acuerdos marco de Precios Cuidados”, señalan en Comercio. La extensión de la presencia estatal en el terreno de los precios es una tarea compleja y relativamente invisible, y por ello debería ser una apuesta de mediano plazo. Tiene interés desde el punto de vista del fenómeno inflacionario, pero también en términos de la estructura económica nacional.

Compartir: 

Twitter
 

Por ahora, la red más extensa se registra en la provincia de Buenos Aires.
Imagen: Leandro Teysseire
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.