ECONOMíA › PAGARAN CASI 650 MILLONES DE DOLARES POR SEGUROS DE DEFAULT

Buitres y negocios derivados

 Por Federico Kucher

La agencia internacional que regula derivados financieros (ISDA) realizó ayer la subasta de bonos para definir el pago de los seguros contra default de la Argentina. El resultado de esta subasta arrojó un precio de referencia de 39,5 centavos por cada dólar de la deuda nacional, por lo que las aseguradoras gatillarán más de 600 millones de dólares en concepto de coberturas. El cronograma de la entidad precisó que el desembolso de ese dinero deberá realizarse antes del 8 de septiembre. Uno de los principales fondos buitre que litigaron contra el país, el grupo Elliott, de Paul Singer, fue una de las 15 entidades financieras que votaron en el comité ejecutivo de ISDA a favor de pagar los Credit Default Swap. La Comisión Nacional de Valores y la CEC, su par norteamericano, investigan la maniobra, porque se cree que estos fondos especulativos embolsarían parte del dinero distribuido en seguros.

La sociedad privada que administra los derivados financieros en el mundo definió, a fines de julio, que el impedimento del juez Griesa para que los bonistas reestructurados cobren 539 millones de dólares de vencimientos de Discount era motivo para gatillar las coberturas contra cesación de pagos de la Argentina. A partir de ese momento, la institución se demoró más de cinco semanas para concretar la fecha de la subasta, el proceso financiero que posibilita fijar el monto final que recibirán los asegurados. El dato adquiere relevancia si se tiene en cuenta el antecedente de Grecia, que en 2012 se declaró imposibilitada de pagar su deuda soberana. Las aseguradoras, en menos de 20 días, habían distribuido los Credit Default Swap.

El proceso de subasta de ayer definió que las compañías de seguros (muchas que funcionan además como bancos comerciales) deberán cubrir a los bonistas con 60,5 dólares por cada 100 dólares asegurados. Los restantes 39,5 dólares, el acreedor los podría recuperar a través de la venta de sus títulos en el mercado. Este resultado del proceso de subasta implica que se repartirán cerca de 650 millones de dólares por las coberturas contra cesación de pagos. Las cifras también pueden compararse contra el caso griego, la última vez que el ISDA había habilitado el desembolso de Credit Default Swap. Los acreedores de bonos de Grecia recibieron 79,5 por cada 100 dólares, al tiempo que las aseguradoras pagaron un total de 2500 millones de dólares.

La comparación requiere observar que el país helénico llegó a la cesación de pagos con un desempleo del 25 por ciento, un déficit de las cuentas externas del 5 por ciento del Producto y una caída de la actividad económica del 6,4 por ciento, mientras que la Argentina computó una tasa de desocupación del 6 por ciento, un leve desequilibrio de la cuenta corriente del balance de pagos y una expansión del Producto del 3 por ciento, en 2013, y del 7 por ciento, en el promedio de los últimos diez años. En 2002, cuando el país ingresó en default con el estallido de la convertibilidad, el mercado laboral anotaba desempleo del 20 por ciento y la economía retrocedía 10 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.