EL PAIS › EL INFORME DE CAPITANICH ANTE LA CAMARA DE DIPUTADOS

Día de preguntas y respuestas

El jefe de Gabinete hizo su exposición y respondió planteos de la oposición. Alertó sobre “la estrategia de los fondos buitre para dividir a los argentinos” y descartó que se analicen cambios en el Impuesto a las Ganancias.

 Por Miguel Jorquera

“Todos ustedes representan a nuestra patria. Nunca tuve la voluntad de atacar a nadie en particular, pero sí alertar sobre la estrategia de los fondos buitre para dividir a los argentinos”, dijo Jorge Capitanich en el cierre de su tercera exposición como jefe de Gabinete ante la Cámara de Diputados, y luego de esquivar durante todo el debate el reclamo opositor de que se disculpara por haberlos vinculado con los fondos buitre. Pero dirigiéndose a los diputados de la oposición, Capitanich les recordó que él recibe “ataques todos los días” al tiempo que reafirmó su postura: “A mí no me van a amedrentar ni los cipayos de afuera ni los cipayos de adentro”, sentenció el ministro.

Luego, Capitanich reconoció que el Gobierno no tiene en carpeta modificación alguna al Impuesto a las Ganancias, que figuró en el cuestionario de la mayoría de las bancadas opositoras. “Afecta a 1.039.000” trabajadores –especificó– y recordó que el gravamen equivale a 55 mil millones de pesos que tienen impacto en losEstados provinciales porque son recursos coparticipables.

Al inicio de su exposición, definió que los “tres desafíos” de los gobiernos de “Néstor y Cristina” Kirchner fueron generar las condiciones de políticas públicas para reducir el desempleo, la pobreza y la indigencia; propiciar la reestructuración de la deuda pública y generar las condiciones para robustecer la matriz productiva con mayor industrialización. Después mencionó como el gran desafío a futuro “la recuperación de la soberanía energética”.

El jefe de los diputados de la UCR, Mario Negri, abrió la ronda de preguntas con el reclamo de que Capitanich se disculpara con los diputados opositores. “Usted habla mucho de los desafíos y con eso evita hacerlo de los problemas”, arrancó Negri y agregó que “sería muy bienvenido que pidiera disculpas por los exabruptos que tuvo sobre los que piensan distinto del manejo de la deuda pública”. “Los buitres no están adentro del Parlamento, están afuera y algunos muy cerca del Gobierno”, señaló.

Negri pidió datos de cómo el Gobierno piensa combatir la inflación y preguntó “si tiene imaginado que va a haber minidevaluaciones o una devaluación grande para compensar esta brecha cambiaria”.

A su turno, el jefe del bloque del massismo, Darío Giustozzi –con Sergio Massa al lado–, utilizó los 25 minutos del Frente Renovador para realizar un encendido discurso sobre la seguridad en territorio bonaerense. “Es un tema que el Gobierno niega sistemáticamente y trata como un problema de ‘sensaciones’”, dijo. Reclamó que el Gobierno envíe gendarmes al conurbano y lanzó un vaticinio: “Vamos a tener un final de año complicado”.

Capitanich señaló la responsabilidad de los gobernadores sobre las fuerzas de seguridad provinciales. Luego repasó toda la inversión realizada por el Gobierno en infraestructura y la incorporación de personal en todas las fuerzas de seguridad nacionales. “En la provincia de Buenos Aires hay destinados 2500 gendarmes”, recordó.

Desde el PRO, Federico Pinedo volvió a reclamar las disculpas del jefe de Gabinete. Patricia Bullrich se sumó el reclamo de seguridad y solicitó “la urgente convocatoria al comité de crisis del Consejo Nacional de Seguridad Interior”.

A la prevista maratónica sesión le quitaron varios kilómetros. Las once horas previamente calculadas se redujeron a poco más de seis. El oficialismo se abstuvo de preguntar, pero la jefa del bloque del FpV, Juliana Di Tullio, se tomó su tiempo para cerrar la sesión con duras réplicas a la oposición.

Entre otros cuestionamientos, Di Tullio le recriminó al radical Negri que haya mencionado como un “informe del Smata” a los recortes periodísticos con los que se refirió a la crisis en la industria automotriz, las suspensiones y los despidos. Luego aseguró que Toyota “tomó mil nuevos empleados la semana pasada” y que si bien hubo 800 despidos, se incorporaron 1500 trabajadores en la industria automotriz, según los “verdaderos” datos que maneja el Smata.

“Asistimos gratuitamente al lanzamiento a gobernador de la provincia”, dijo luego en referencia a la “exposición” de Giustozzi, en la que “no hubo ni una sola pregunta”. “Por lo menos siéntense en las bancas”, continuó Di Tullio, mirando hacia las bancas renovadoras. Y señaló que Massa se “pasa más tiempo en el Salón de los Pasos Perdidos hablando con los medios que en su banca”. El debate había concluido.

Compartir: 

Twitter
 

“No me van a amedrentar ni los cipayos de afuera ni los cipayos de adentro”, dijo Capitanich.
Imagen: Jefatura de Gabinete
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.