EL PAIS › LA PRESIDENTA ENVIARA UN PROYECTO AL CONGRESO PARA QUE LA ESCOLARIDAD SEA OBLIGATORIA DESDE LOS CUATRO AÑOS

“No hay sociedades libres sin educación”

En base a una ley de 2009, la educación obligatoria comienza en preescolar. Ahora se extenderá a la sala de 4 años. La Presidenta entregó un subsidio a una biblioteca que rechazó aportes de fondos buitre y habló de automotrices e impuestos al contenido online.

 Por Nicolás Lantos

El gobierno argentino enviará al Congreso un proyecto de ley que amplíe la educación obligatoria para todos los niños en un año, llevándola desde preescolar hasta la sala de 4. “No hay sociedades democráticas y libres sin educación. Pero a esa educación deben tener acceso todos. Todos tienen que tener acceso a una computadora y no sólo aquellos a quienes su familia les puede comprar una. Por eso el Estado tiene que estar presente y dar respuestas”, aseguró la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al anunciar la iniciativa en un acto que se hizo ayer en la Casa Rosada.

En su discurso, la Presidenta puso un fuerte énfasis en temas relativos a las escuelas, pero también habló de la polémica con las automotrices y anunció una prórroga del plan Pro.Cre.Auto, se quejó del canon que propone el gobierno porteño al contenido online en Internet y se explayó acerca del siempre presente conflicto con los fondos buitre. También anunció inversiones en el área de energía para las provincias de Santa Fe, Tucumán y Buenos Aires.

Al anunciar la propuesta del Poder Ejecutivo para bajar hasta los cuatro años el comienzo de la escolaridad obligatoria, CFK explicó que la medida busca elevar también la asistencia de niños a la sala anterior, de tres años. Algo similar se registró cuando, en 2006, el gobierno de Néstor Kirchner aprobó la Ley de Educación que establecía la obligatoriedad de cursar preescolar, algo que empujó hacia arriba la asistencia a la sala de cuatro años, que ahora dejará de ser optativa. En aquella ocasión, el proyecto aprobado por el Congreso también agregaba a la educación básica y obligatoria los últimos años del colegio secundario. “Ahora vamos por más”, prometió CFK.

La nueva iniciativa reformará ese texto en su artículo 16 para establecer que “la obligatoriedad escolar en todo el país se extiende desde la edad de 4 años hasta la finalización del nivel de la Educación Secundaria”, y el 18 que desde ahora indicará que “la Educación Inicial constituye una unidad pedagógica y comprende a los/as niños/as desde los cuarenta y cinco (45) días de vida hasta los cinco (5) años, siendo obligatorios los dos últimos”.

Pero también habría cambios en el artículo 19, que ahora dirá que “el Estado nacional, las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tienen la obligación de universalizar los servicios educativos para los/as niños/as de tres (3) años de edad, priorizando la atención educativa de los sectores menos favorecidos de la población”, de forma tal de seguir extendiendo la cobertura en el futuro. Fuentes del Gobierno aseguran que la matrícula total en las salas de tres y cuatro años y en preescolar subió casi un 25 por ciento en la última década, aun cuando la población total de esa edad se mantuvo estable.

Este anuncio se realizó durante un acto donde hubo otras novedades en materia educativa: durante las videoconferencias previas a su discurso, la Presidenta ya había entregado aulas talleres móviles a la provincia de Tucumán y aulas digitales para escuelas primarias bonaerenses. El Salón de las Mujeres del Bicentenario de la Casa Rosada, además, tenía una inusual presencia infantil: eran niños de la biblioteca popular Palabras del Alma, que habían rechazado una donación de una empresa vinculada con los fondos buitre y fueron beneficiados por un subsidio oficial entregado ayer (ver aparte).

Además del ministro del área, Alberto Sileoni, estaban presentes allí otros miembros del gabinete, como Alicia Kirchner (Desarrollo Social), María Cecilia Rodríguez (Seguridad), el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y el de Legal y Técnica, Carlos Zannini. El ministro de Economía, Axel Kicillof, fue mencionado por Fernández de Kirchner, pero no estaba presente ya que viajó a China junto a Julio De Vido (Planificación) para avanzar en la concreción de los acuerdos firmados durante la visita a Buenos Aires del presidente de ese país, el mes pasado.

También se encontraba cerca de la Presidenta el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, quien recibió un guiño cómplice cuando CFK criticó al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, por el proyecto para gravar el consumo de contenido por suscripción on line (ver página 15). “Voy a hablar con el ingeniero, justo él que dice que no hay que crear impuestos”, deslizó en forma de ironía. “Yo estoy a full con Netflix, no porque sea más barato, pero la verdad es que es más barato. ¿Será porque le hace competencia a Cablevisión? Voy a decirle que reconsidere –y ahí le dio el pie a Scioli–. ¿Vos no tenés ese impuesto y no lo pensás tener, ¿no Daniel?” El precandidato a presidente del Frente para la Victoria aprovechó para recordar que en la provincia de Buenos Aires gravó los servicios de televisión por cable y de las empresas telefónicas.

A continuación, Fernández de Kirchner, que había comenzado el discurso advirtiendo que esta tarde pensaba hablar “de varias cosas”, sumó un nuevo retruque a la polémica que surgió en los últimos días con los representantes de las patronales del sector automotor, a los que la mandataria había acusado hace dos días de “encanutar” unidades para bajar artificialmente las cifras del mercado (ver página 6). “De lo único que me rectifico es del término, que es impropio para una Presidenta y no es buen ejemplo para los chicos. Vamos a decir que están no mostrando, no vendiendo, algún otro sinónimo”, toreó. También dio cifras positivas del sector gastronómico, donde en los últimos dos años se crearon más empresas y puestos de trabajo que los que se perdieron.

Por último, dos días después de reunir al Consejo del Salario, la Presidenta recordó que el sueldo mínimo en la Argentina aumentó un 2389 por ciento desde 2003 y sostuvo que “nada aumentó en este tiempo un 2389 por ciento, ni la leche, ni la nafta, ni la ropa, ni el transporte público, ni los servicios”, lo que “significa que ha habido un aumento de la capacidad adquisitiva” porque “en un momento en el que todas las economías están a la baja, en la Argentina se apuntala una vez más el mercado interno”. CFK concluyó pidiéndole “a todos” colaboración “para mantener” las fuentes de trabajo, la actividad económica y el poder adquisitivo: “Que mire cada uno dónde estaba, quién era, qué tenía en el 2003 y dónde está y qué tiene ahora –desafió–. Hagan sus cuentas”.

Compartir: 

Twitter
 

“A la educación deben tener acceso todos. Por eso el Estado tiene que estar presente y dar respuestas”, dijo la Presidenta ayer.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.