ECONOMíA › REFERENTES DEL SCIOLISMO, EL MASSISMO Y EL PRO EXPUSIERON EN UN SEMINARIO EMPRESARIO

Ideas económicas en proceso electoral

La ministra bonaerense Silvina Batakis, el ex ministro de Economía y miembro del Frente Renovador Miguel Peirano y el presidente del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio, debatieron sobre la economía que viene: de pymes, inversiones y sirenas.

 Por Sebastián Premici

Referentes económicos del macrismo, el massismo y el sciolismo expresaron ayer sus puntos de vista sobre los proyectos de país para luego de las elecciones de octubre. Fue durante un encuentro organizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). El titular del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio, del equipo económico de Macri, abogó para que el próximo gobierno selle un acuerdo con la llamada Alianza del Pacífico y reduzca el gasto público y la carga tributaria hacia las empresas, grandes y pymes. El ex ministro de Economía Miguel Peirano, actual asesor de Massa, centró su intervención en las pequeñas y medianas empresas, reclamó un shock de inversiones, salir de las “restricciones cambiarias actuales” y crear una banca de desarrollo. Por su parte, la ministra de Economía de la provincia de Buenos Aires, Silvina Batakis, hizo un racconto de las distintas medidas del sciolismo para las pymes, que podrían replicarse a nivel nacional. Además, sostuvo que las “reservas están a disposición de la producción”.

“El mercado de cambio tiene que normalizarse. No se puede tener un impuesto a las Ganancias para salarios de 1000 dólares. Creemos que hay atisbos para recuperar la economía. Si no, cómo se explica que los bonos defaulteados coticen a la par o que las empresas no se estén desprendiendo de sus trabajadores”, reflexionó Frigerio. El impuesto a las Ganancias comienza a regir a partir de los 15.000 pesos de sueldo bruto, por arriba de los 1000 dólares a los que hizo referencia el titular del Banco Ciudad.

“El alivio fiscal, producto del recorte de subsidios, reducción de retenciones a las exportaciones y baja del gasto público, se podrá hacer a partir de la reconstrucción del Estado. Acá la palabra mágica es gestión. El problema de los gobiernos populistas es creer que la bonanza es para siempre. El gasto público de este gobierno está hecho sobre una soja de 800 dólares la tonelada (N. d. R.: nunca estuvo a ese valor, su máximo histórico se ubicó cerca de los 600 dólares y ahora se encuentra en 350). Necesitamos liderazgos que no escuchen los cantos de sirena del populismo”, esgrimió Frigerio, quien en 2003 participó de manera activa en la campaña presidencial de Carlos Menem y antes fue funcionario del equipo de Roque Fernández.

El titular del Banco Ciudad también cuestionó los acuerdos con China. A su vez, destacó como ejemplo de gestión la instalación del metrobus en la Avenida 9 de Julio.

Un empresario de Salta le preguntó al referente del PRO qué pensaba hacer Macri con la regulación sobre las importaciones. “Está el miedo que entre de todo”, exclamó el empresario pyme. “No nos preocupan los motes ideológicos. Como proponemos otra cosa, hay quienes generan miedo de que van a quedar desprotegidos. Si algo nos caracteriza en términos ideológicos es resolver los temas de la gente”, respondió el economista.

El referente del massisno, Miguel Peirano, fue menos explícito desde lo ideológico que su colega del PRO. “Tenemos que ir hacia un shock de inversiones para que ingresen dólares, apostar a la equidad bajando la inflación y tener un tipo de cambio único. Los atrasos son perjudiciales para las pymes”, manifestó Peirano, quien recordó que en 2008 lo habían convocado nuevamente para ocupar el cargo de ministro de Economía. De todos los referentes económicos del massismo –Martín Redrado, Ricardo Delgado, Daniel Arroyo, Roberto Lavagna y su hijo Marco–, Peirano sólo habló de Roberto Lavagna, al destacar el proceso de renegociación de la deuda defaulteada.

Batakis, en tanto, retrucó la idea del massismo y el macrismo de “levantar el cepo cambiario”. “Todos los países administran sus reservas, éstas nunca se rifan. Las reservas están a disposición del sector productivo”, respondió la ministra a la pregunta de uno de los asistentes. Y aclaró: “La situación se irá normalizando a medida que ingresen divisas, pero que no sean de los capitales golondrina, sino de la actividad productiva”.

“En el caso del inmobiliario rural, cuando no pudo aprobarlo en la Legislatura, lo sacó por decreto”, agregó Batakis, como para mostrar determinación del gobernador. En realidad, el inmobiliario rural fue modificado, pero resultó más benévolo para los ruralistas.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Frigerio, del PRO, habló de recortar subsidios, bajar retenciones y achicar el gasto público.
Imagen: Jorge Larrosa
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.