ECONOMíA › “EL MODELO DE ECONOMIA POPULAR EXPANSIVA SE AGOTO”

El ajuste pensado por el “muletto”

“El modelo de ‘conomía popular expansiva’ gastando de más y emitiendo se agotó. Sólo le sirvió a (Néstor) Kirchner de entrada”, definió Carlos Melconian la situación de la economía nacional. El futuro presidente del Banco Nación propone quita masiva de subsidios para financiar la baja de retenciones, la suba del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias y para reducir el déficit fiscal. Además, sugiere devaluar, emitir deuda por 10 mil millones de dólares y llegar a un arreglo con los fondos buitre con una quita del 30 por ciento, lo que supondría emitir deuda por otros 13 mil millones de dólares, calcula. La suba de tarifas supondría 7,3 puntos adicionales de inflación, mientras que la devaluación agregaría otro tanto.

Melconian tendrá desde el Banco Nación incidencia directa sobre la actividad industrial, el empleo y la inversión. En una presentación que realizó hace dos semanas en el Banco Macro, a la que tuvo acceso este diario, el economista del PRO define que “la política macroeconómica urgente” tiene dos prioridades. Por el lado de “los pesos”, la reducción del déficit primario, hacer frente a los vencimientos de deuda y mejorar el acceso al financiamiento. En cuanto a “los dólares”, anotó la situación de las reservas del BCRA, el pago de deuda y la unificación del mercado cambiario. Presenta como desafío “cómo, cuánto y cuándo se corrige el tipo de cambio y las tarifas” y el traslado a precios y salarios.

El economista calcula que la elevación del mínimo no imponible hasta los 32 mil pesos por mes junto al aumento de las deducciones y la modificación de escalas tiene un costo de 40 mil millones de pesos. Además, está la eliminación de retenciones al trigo y maíz y a las economías regionales (que implica dejar de recaudar 8 mil millones y otros 5500 millones según los valores de 2015) y la reducción de 5 puntos porcentuales a la soja, con un costo de 53 mil millones de pesos. Melconian también se propone reducir el déficit fiscal, con lo que el ajuste del gasto sería mayúsculo.

Los 300 mil millones de pesos que representarían los subsidios en 2016 si se mantuviera el actual esquema pasarían a 137 mil millones según su plan económico. Eso implica subas del 250 al 500 por ciento en la factura de electricidad, entre 70 y 200 por ciento de suba en gas y de 115 por ciento en transporte. Melconian calcula que ese paquete de quita de subsidios sumaría 7,5 puntos porcentuales a la inflación actual.

En el plano externo, advierte la necesidad de conseguir financiamiento por 10 mil millones de dólares para pagar los vencimientos de deuda con el sector privado y sugiere una resolución del conflicto con los fondos buitre con una quita del 30 por ciento, lo que supondría una emisión de bonos de 13 mil millones de dólares en etapas. “Es clave que en el primer trimestre sea todo corrección de precios relativos, por única vez”, enfatizó en su presentación.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.