ECONOMíA › IRáN ADHIRIó AL PLAN DE CONGELAR LA PRODUCCIóN

El crudo busca quién lo recupere

“Apoyamos todas las medidas que puedan estabilizar el mercado y hacer aumentar los precios”, expresó el ministro iraní de Petróleo, Bijan Zanganeh, desatando con esas palabras el entusiasmo de quienes venían rogando por una recuperación del precio del crudo. Estas declaraciones fueron formuladas en Teherán al término de una reunión con sus pares de Irak, Venezuela y Qatar. Los tres últimos habían llevado ante las autoridades de Irak e Irán el pedido de adhesión al acuerdo alcanzado el martes, para congelar la producción de crudo al nivel de enero, que también fue suscripto por Arabia Saudita y Rusia. Irán es el segundo mayor productor de petróleo entre los países de la OPEP, detrás de los saudíes. Su respaldo resultaba fundamental para garantizar la efectividad de la medida, que busca frenar el excedente de oferta y revertir, de ese modo, la violenta caída del precio que se verificó en los últimos dieciocho meses.

Irán acaba de reincorporarse plenamente al mercado mundial de crudo, tras el levantamiento de las sanciones aplicadas por Estados Unidos como parte de los forcejeos para arrancarle un acuerdo nuclear, que finalmente suscribió. En función de ello, la República Islámica había anunciado su intención de aumentar su producción para recuperar mercados. Con 2,8 millones de barriles diarios de producción y exportaciones por un millón, su intención de aumentar en medio millón de barriles su producción era asumido como una muy mala noticia para el mercado petrolero y un aliciente más para el hundimiento de los precios.

El ministro Zanganeh descartó que Irán renuncie a su parte de mercado, pero dijo que estaba dispuesto a discutir eventuales topes de producción. El precio del barril cayó más del 70 por ciento desde junio de 2014 hasta este mes de febrero, llegando a cotizar por debajo de los 30 dólares el barril. Semejante depresión produjo una crisis fiscal en varios países altamente dependientes de la exportación de hidrocarburos, como Venezuela, Rusia y Arabia Saudita, y la suspensión de proyectos de inversión en fuertes firmas petroleras globales, con una secuela de miles de despedidos.

El anuncio del eventual congelamiento de la producción de los principales exportadores, miembros de la OPEP y países no OPEP como Rusia, no había producido gran impacto el martes. Pero ayer, con la adhesión de Irán, el precio del petróleo respondió con una importante recuperación. El tipo WTI de Texas subió en Nueva York en 5,57 por ciento, para cerrar en 30,66 dólares el barril. Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en marzo subieron 3 centavos y cerraron en 1 dólar el galón, mientras que los contratos de gas natural para entrega en marzo, que también se toman como referencia, progresaron durante la jornada 4 centavos y quedaron en 1,94 dólares por cada mil pies cúbicos.

Compartir: 

Twitter
 

Hubo acuerdo entre los socios principales de la OPEP.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.