ECONOMIA › EL CONSUMO EN SUPER Y SHOPPINGS SIGUE CAYENDO Y SE DESTRUYEN EMPLEOS

Otro cachetazo del Indec a Prat-Gay

Las ventas en supermercados y centros de compra fueron en agosto las peores del año, con las mayores caídas contra el mes anterior y las bajas más grandes en términos interanuales.

 Por Federico Kucher

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, afirmó que la actividad dejó de caer en agosto y que empezaron a observarse los primeros brotes verdes. Pero los números de ventas en supermercados y centros de compra (shoppings) indicaron lo contrario. El Indec informó ayer que la facturación de los supermercados se ubicó en 24.237 millones de pesos, al disminuir 3,6 por ciento respecto de julio (la mayor baja del año contra el mes anterior, por arriba de febrero que había sido de -2,8) y aumentar al 21,2 por ciento respecto del mismo mes del año pasado, una cifra muy por debajo de la inflación interanual del 45 por ciento, según la estimación de la Dirección de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires. La facturación de los centros de compra marcó 4252 millones de pesos, al retroceder 17,9 por ciento respecto de julio (también la peor baja del año) y aumentó 12,6 por ciento en relación con igual mes de 2015, más de 30 puntos por debajo de la inflación. Las sucursales de ventas minoristas, ante la baja de los negocios, recortaron personal. Desempleo, pérdida de salario real y una política de ajuste del gasto público provocaron el fuerte retroceso en las cantidades de bienes consumidos por la población en 2016.

Supermercados

El documento del Indec precisó que las ventas en los supermercados en agosto subieron en términos interanuales al ritmo más bajo del año. En enero habían avanzado 27,6 por ciento, en febrero al 29,9, en marzo al 26,8, en abril al 28,1, en mayo al 24,5, en junio al 27,1, en julio al 30,0 y en agosto al 21,2 por ciento. Este último dato implica una caída de casi 15 puntos porcentuales en términos reales, es decir cuando se la descuenta por el efecto de la suba de precios.

En el detalle de las provincias que menos avanzó la facturación, se registraron Córdoba (19,6 por ciento), Entre Ríos (18,7 por ciento), Salta (17,6) y Tucumán (15,9). A su vez, en la Ciudad de Buenos Aires subió al 25,5 por ciento, en el conurbano bonaerense lo hizo al 20,1 y en Santa Fe al 21,0.

En cuanto a los rubros, se precisó que alimentos y bebidas avanzó al 24,3 por ciento, en donde carnes lo hizo al 19,3. Artículos de limpieza y perfumería subió al 20,9 por ciento, indumentaria, calzado y textiles para el hogar al 11,2 y electrodomésticos y artículos para el hogar al 1,8. Los consumidores postergaron compras de bienes durables pero también dejaron de gastar en productos de la canasta básica como carne. Asociaciones de consumidores indicaron que muchos clientes bajaron la cantidad comprada de alimentos y otros cambiaron por segundas o terceras marcas. Mencionaron que es una de las señales más fuertes de la recesión que atraviesa la economía.

El empleo en los establecimientos de venta minorista mostró un importante recorte, lo cual estuvo asociado con la pérdida de negocios de las cadenas. Se registraron en agosto 96.300 trabajadores en el sector supermercadista, según el informe del Indec, al marcar una contracción del 2,6 por ciento respecto del mismo mes del año pasado. Los gerentes y otro personal jerárquico totalizaron 11.119 personas, con una baja del 6,5 por ciento, al tiempo que cajeros, administrativos y repositores sumaron 85.181 individuos, con una disminución del 2,1 por ciento interanual.

Shoppings

En los centros de compra la reducción de los negocios fue todavía más marcada que en los supermercados. En enero, se había registrado una suba de facturación del 22,6 por ciento interanual, en febrero del 26,1 por ciento, en marzo del 23,3, en abril del 42,5, en mayo del 19,0, en junio del 27,0, en julio del 28,3 y en agosto del 12,6, lo cual equivale a una baja real de más de 30 puntos porcentuales.

Las ventas de indumentaria y calzados avanzó al 5,9 por ciento interanual, mientras que amoblamientos, decorados y textiles para el hogar lo hizo al 2,8 por ciento; electrónicos, electrodomésticos y computación al 5,3 por ciento, y librería y papelería al 12,4. En perfumería y farmacia se registró un alza del 24,3 por ciento, en patio de comidas y kioscos del 26,0 y en ropa deportiva del 33,0.

El personal en shoppings anotó una merma del 2,6 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

En los shoppings no se dio lo que dijo Prat-Gay, que la economía había dejado de caer.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared