ECONOMíA › EL EX MINISTRO NO QUIERE UN 2006 ELECTORAL

Y un día reapareció Lavagna

Roberto Lavagna reapareció con sus declaraciones públicas y volvió a manifestar su preocupación porque este año “no se convierta en un año electoral como fue el 2005”. “Sería una altísima irresponsabilidad”, pues “correríamos el riesgo de perder la gran oportunidad que el país tiene de seguir creciendo”, sentenció.

En la evaluación del ex ministro de Economía, la Argentina está hoy en su mejor momento de los últimos 50 años. Y consciente de que buena parte de ese capital político es suyo, aprovechó la enumeración de logros económicos del presidente Kirchner durante la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso para volver al ruedo.

“La columna vertebral del discurso (presidencial) estuvo en la cuestión económica, porque lo más fuerte que ha ocurrido en la Argentina en los últimos cuatro años es una recuperación económica y de empleo con una mejora en los índices sociales”, sostuvo el ex titular del Palacio de Hacienda. “La economía argentina está hoy como no estuvo nunca en los últimos 50 años”, agregó. Vale recordar que Lavagna asumió el Ministerio de Economía en abril de 2002, convocado por el entonces presidente Eduardo Duhalde, fue confirmado por el presidente Kirchner en 2003 y fue echado del Gobierno a fines de noviembre pasado.

Según Lavagna, es “muy importante prestar atención a la política de ingreso que no es sólo política de precios sino de salarios y productividad, acá hay que poner mucho cuidado con desvíos grandes en ese sentido”, afirmó.

Como en los últimos meses antes de dejar el poder, Lavagna parece convencido del impacto inflacionario de los ajustes salariales. “El hecho nuevo tiene que ver con esta discusión salario-productividad, algunos sectores plantean una desregulación. El Presidente es consciente y trabajará en contenerlo”, contó ayer.

Al mismo tiempo, volvió a disparar contra los métodos de negociación salarial de algunos gremios. “No es lo mismo el corte, el apriete, la discusión que se evade de los límites de una discusión civilizada, que una mesa de negociación que avanza sin afectar la productividad”, destacó. En el mismo sentido explicó que “no es lo mismo acordar un 20 por ciento de salario con conflicto que sin conflicto. Cuando hay conflicto hay una caída de la productividad muy fuerte que potencia de alguna manera el efecto del aumento de costos y en consecuencia de la inflación”.

En cuanto a la suba de precios, señaló que “la economía actual no es la de los ’60 o ’70, es mucho más abierta por el Mercosur y otros acuerdos, entonces la oferta de muchos insumos no es absolutamente rígida”. Además, consideró que la discusión sobre si el valor del dólar debe ubicarse en 3,09 o 3,02 es “ociosa” siempre que el tipo de cambio oscile “dentro de los márgenes del programa monetario”. De todos modos, recomendó “ser prudente porque en algún momento sí puede jugar en contra”.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.