ECONOMíA

El mundo financiero vivió un día de nervios y esto recién empieza

Los mercados se sacudieron por Estados Unidos. Argentina aportó nervios por una versión de traba a exportaciones de trigo.

 Por Claudio Zlotnik

Al final de las operaciones, en la city coincidían en que la jornada financiera de ayer fue una de las peores de los últimos años a nivel internacional. Las fuertes caídas se extendieron a las bolsas de Estados Unidos, Europa y a los recintos de los países emergentes. En Buenos Aires, el retroceso fue del 3,5 por ciento en acciones y de hasta 4,5 en bonos. El derrape se produjo luego de que se conociera que la inflación en Estados Unidos, del 0,6 por ciento en abril, superó lo previsto. En medio de las turbulencias, surgió un rumor que potenció la agitación en los mercados: que el Gobierno analizaría una suspensión de las exportaciones de trigo para evitar una disparada de precios en el mercado interno.

A las cuatro de la tarde, desde Chicago, Estados Unidos, bajó esa versión. Habría un fundamento: frente a una producción de 12 millones de toneladas de trigo ya se habrían cerrado contratos de exportación por 7 millones. El remanente no alcanzaría para cubrir el consumo interno, lo cual recalentaría los precios. Si fuera así, el paralelismo con el mercado de la carne es evidente. Ante una consulta de Página/12, desde el Ministerio de Economía admitieron que estaban al tanto de la versión, pero rechazaron hacer más comentarios.

Respecto del panorama financiero, el escenario que empezaron a descontar los operadores es que la Reserva Federal (banca central estadounidense) volverá a subir la tasa de interés el mes que viene en un cuarto de punto, llevándola al 5,25 por ciento anual. Y que habría otros retoques antes de fin de año. Hasta hace un par de semanas, en Wall Street asumían que ese proceso alcista, que se inició hace dos años, tendría al menos una pausa. Ahora esas expectativas cambiaron.

La posibilidad cada vez más cierta de que la FED continúe con la suba de la tasa de corto plazo hundió a las principales bolsas del mundo y a las emergentes. En Wall Street, el Dow Jones perdió 1,9 por ciento y el panel tecnológico, 1,5. Las caídas en Europa fueron de entre el 2,1 por ciento de Londres hasta el 3,4 por ciento de Alemania, pasando por el 3,2 de París. En América latina, México (-2,8%) y San Pablo (-2,9%) acompañaron la tendencia negativa en Buenos Aires.

La corrida de los inversores hacia los más conservadores bonos del Tesoro estadounidense se debió a que se intuye una desaceleración de la economía global, empezando por la de Estados Unidos. En la actualidad, la inflación en ese país quedó por encima del máximo de 2 por ciento anual tolerado por Ben Bernanke, presidente de la FED. En este marco parece lógico que el flamante funcionario restrinja la política monetaria para aplacar las expectativas inflacionarias.

La suba de la tasa internacional en un contexto de menor crecimiento en Estados Unidos puede tener un impacto negativo para la Argentina. En primer término por el probable abaratamiento de las materias primas. De hecho, ayer hubo bajas en los cereales y oleaginosos, el principal rubro exportador de la Argentina, salvo en el caso del trigo, que subió 5 por ciento frente a las versiones antes mencionadas. Un cambio en la escena internacional también abre las puertas a que se profundice la tendencia al alza de las tasas de interés internas. Hoy será otro día clave para el mercado: se difundirá el dato sobre la creación de empleo en Estados Unidos.

Compartir: 

Twitter
 

Los negocios bursátiles dejaron a muchos cabeza abajo.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.