ECONOMíA › AUTORIZAN SALIDA DE CONTAINERS DE CUOTA HILTON

La lucha por la liberación

 Por Fernando Krakowiak

La Aduana autorizó ayer la exportación de 710 toneladas de carne correspondientes a la Cuota Hilton. Es el primer envío de alta calidad que se destraba luego de que el Gobierno frenara todos los embarques en Semana Santa. Son 20 de los 51 contenedores que aún permanecían varados con cortes Hilton. La liberación se había anunciado hace diez días, pero hasta el martes sólo habían salido menudencias, enlatados, hamburguesas y cortes destinados a países con los que rigen convenios bilaterales. La demora generó suspicacias entre los empresarios, pero la situación se descomprimió cuando ayer por la tarde se comenzó a cargar el buque “Monte Olivia” con destino a Holanda, Alemania y Reino Unido.

Ahora los productores quieren que el Gobierno flexibilice la prohibición establecida en la resolución publicada el 13 de marzo. Lo que se está liberando son sólo las exportaciones amparadas por cartas de crédito fechadas antes de la prohibición o cortes que ni siquiera estaban vedados como los de la Cuota Hilton, pero que habían sido frenados para investigar la validez de la documentación. Los empresarios aseguran que en los dos acuerdos firmados en abril se prometió una apertura gradual si los precios bajaban y ellos cumplieron. En Liniers los precios de los 12 cortes populares están por debajo de los valores de referencia. El problema es que la baja no llegó a supermercados y carnicerías en la misma medida.

Eso genera una disyuntiva difícil de resolver para el Gobierno porque el castigo para los que no cumplen alcanza también a los productores. El secretario de Coordinación Técnica, Guillermo Moreno, había prometido sanciones para quienes no respetaran los precios de referencia, pero hasta el momento no se aplicó ningún castigo.

Los empresarios nucleados en las Confederaciones Rurales Argentinas se movilizarán hoy en los distritos de Coronel Suárez y San Justo, mientras que el viernes continuarán las asambleas en el departamento chaqueño de General San Martín. Desde hace varias semanas, los productores de distintas localidades del país vienen presionando a los dirigentes nacionales que los representan para que se declare un lockout consistente en no enviar vacas a Liniers si el Gobierno no da luz verde a las exportaciones.

Sin embargo, la decisión es demorada por las cúpulas porque desconfían del éxito que pudiera tener la medida. Off the record afirman que el campo no es como una línea de producción fabril que se puede parar indefinidamente. Aseguran que la retención de los animales podría llegar a durar 15 o 20 días, pero el stock acumulado en las distintas cámaras frigoríficas disimularía el efecto sobre los consumidores. Además, cuando todos los productores se decidieran a vender el precio caería de manera abrupta, siempre suponiendo que la adhesión fuera alta, lo que tampoco es seguro.

Esa situación también pone en una disyuntiva a los productores que por ahora apuestan a confrontar con la posición del Gobierno a través de las asambleas y movilizaciones que vienen realizando en los distintos pueblos. Lo que también preocupa a los empresarios es la falta de información sobre el Plan Ganadero que presentó el Gobierno el martes 9. Ese día les prometieron que iban a enviar los detalles de la iniciativa el viernes pasado, pero aún no tuvieron noticias.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.