ECONOMíA › CRITICAS DE RURALISTAS TANTO AL GOBIERNO COMO A LA CRA

Sembró paros y recoge tempestades

La decisión del Gobierno de prorrogar las retenciones a los lácteos se interpretó en la apertura de la Rural como una “represalia” por el paro agropecuario. La medida profundizó el enojo de dirigentes rurales con la CRA por haber decidido la huelga en forma unilateral.

 Por Fernando Krakowiak

Los dirigentes rurales aseguraron ayer que la prórroga por 60 días de las retenciones a los lácteos es un castigo del Gobierno por el paro agropecuario que Confederaciones Rurales Argentinas iniciará mañana. Hugo Biolcatti, vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina, afirmó en la inauguración de la Exposición de Palermo que la medida es una “represalia contra el sector”. El malestar de algunos dirigentes rurales no sólo es con el Gobierno, sino también con la cúpula de CRA, pues aseguran que el paro no intentó ser consensuado con el resto de las entidades, pero ahora todos están sufriendo las consecuencias de un nuevo enfrentamiento con el presidente Néstor Kirchner. SRA y Coninagro ya adelantaron que no adhieren a la huelga. Federación Agraria definirá hoy su posición, aunque Eduardo Buzzi, presidente de la entidad, adelantó a Página/12 que prefiere privilegiar “contenidos y tiempos propios para los reclamos”.

La prórroga de las retenciones lácteas sorprendió a productores y funcionarios provinciales, pues se daba por descontada la rebaja. El ministro de Producción de Santa Fe, Roberto Ceretto, aseguró ayer que “estaba todo acordado para bajar las retenciones, pero la presión generada por el paro hizo cambiar de opinión a Kirchner”. Gustavo Colombrero, presidente de la Federación de Centros Tamberos de Santa Fe, señaló que “la decisión es un error, porque no fuimos nosotros los que motorizamos la medida”. Colombrero destacó además que “nosotros adherimos al paro, pero seguiremos entregando la leche porque estamos muy golpeados económicamente como para seguir perdiendo”. Esa particular forma de apoyar la huelga coincide con el anuncio de la Sociedad Rural, que el miércoles aseguró que “no adhiere, pero apoya la protesta”.

El presidente de Coninagro, Fernando Gioino, fue más contundente y declaró a Página/12 que no adhieren a la huelga pues “coincidimos con los motivos del reclamo, pero no compartimos la metodología extrema de esa medida de fuerza”. El dirigente cooperativo manifestó que es necesario conformar mesas de trabajo para impulsar el Plan Ganadero y aseguró que a través del diálogo habían conseguido la rebaja de las retenciones a los lácteos, que ayer se terminó frustrando debido al clima de confrontación que se generó luego del anuncio de paro.

Federación Agraria aún no definió su postura. Hoy a las 9 de la mañana se reunirá en Rosario su Consejo Directivo Central para tomar una decisión, luego de 14 asambleas realizadas en distintas localidades. Eduardo Buzzi, presidente de la entidad, aseguró a este diario que los pequeños productores de los principales cultivos industriales están atravesando un momento decisivo y criticó al Gobierno, porque “no vemos un cuestionamiento al modelo de concentración que pone en riesgo la agricultura familiar y a los pueblos del interior”. Sin embargo, aseguró que no quiere que otras entidades fijen los contenidos y los tiempos de los reclamos. Lo más seguro es que la entidad no adhiera al paro de CRA y fije su propio cronograma de protestas.

Mientras tanto, desde el Gobierno continuaron ayer con la estrategia de difundir las ganancias de los productores rurales para intentar desacreditar sus protestas. El miércoles dieron a conocer las cifras sobre rentabilidad de los principales cultivos y de la ganadería en los últimos tres años. Mientras que ayer, pocas horas después de prorrogar por dos meses las retenciones a la leche y los quesos establecidas el 22 de julio de 2005, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) informó que durante el primer semestre las exportaciones de productos lácteos alcanzaron las 157 mil toneladas por un valor de 363 millones de pesos, lo que significó un incremento del 20 por ciento en divisas y del 12 por ciento en volumen con respecto al mismo período del año anterior. En el caso particular de la leche, las exportaciones crecieron 10 por ciento en divisas y 18 en volumen. Los funcionarios de Economía están convencidos de que lo que más irrita al campo no son las restricciones a las exportaciones y el aumento de las retenciones, que recortaron sus márgenes extraordinarios de los últimos años, sino la postura “intervencionista” del Estado en una esfera en la que hasta hace poco “el mercado” decidía sin ataduras.

Compartir: 

Twitter
 

La inauguración de la Exposición de Palermo dio marco a las críticas del sector contra el Gobierno.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.