EL PAíS › COLOR Y ENTUSIASMO EN LA MARCHA DE LOS PUEBLOS

Propuestas para la Cumbre

 Por Camilo Ratti
Desde Córdoba

La diversidad más que la cantidad fue el dato sobresaliente de la marcha que protagonizaron alrededor de dos mil quinientas personas en el marco de la Cumbre de los Pueblos, que culminó con la entrega de un documento político a los presidentes que se reunieron anoche en la cena de honor en el Palacio Ferreyra. Partidos de izquierda, sindicatos, agrupaciones estudiantiles, de derechos humanos, organizaciones campesinas y hasta un grupo de la Comunidad Musulmana Argentina que llegó con Quebracho transitaron ruidosamente por las calles de la capital mediterránea para hacer oír sus reclamos y propuestas a los líderes de la región. Aunque hubo mucho color y alegría en una manifestación que se confundió con el festejo por el Día del Amigo, la mayoría de los manifestantes esperaban ansiosos el acto que hoy desde las 16 reunirá en la Ciudad Universitaria a Hugo Chávez, Evo Morales y Fidel Castro en una jornada histórica.

Las calles de Córdoba fueron ayer lo más parecido a una feria ciudadana. Colores, sonidos, consignas y banderas de distintos lugares y organizaciones fueron el marco que ofreció la marcha convocada por la Cumbre de los Pueblos, el encuentro que las organizaciones populares organizan en paralelo a cada Cumbre del Mercosur, que cada seis meses reúne a los presidentes de esta parte del mundo. Desde Colón y General Paz, en pleno centro de Córdoba, más de dos mil quinientas personas se reunieron desde las 18 para marchar, cantar y entregar a los presidentes el documento final con las conclusiones de los distintos foros y talleres que le dieron vida a este auténtico evento social.

La diversidad de la movida tuvo como objetivo mostrar a los gobernantes que a nivel del pueblo se vive y se siente un nuevo tiempo latinoamericano según señalaron sus organizadores. Partidos de izquierda, centrales sindicales, agrupaciones estudiantiles, organizaciones campesinas, de derechos humanos y hasta miembros de la Comunidad Musulmana Argentina, que llegaron para protestar contra Israel, dejaron de lado las tradicionales diferencias y se juntaron para marchar por una misma consigna: “La unidad de los pueblos del sur”.

Al ritmo de las canciones de León Gieco, gente de todas las edades recorrió unas veinte cuadras hasta culminar en la Plaza España, ubicada al frente del histórico y mítico Palacio Ferreyra, el coqueto escenario que el gobernador De la Sota eligió para recibir a los jefes de Estado que hoy deliberarán en el complejo Feriar, en el día de cierre de la Cumbre.

Sin esperar la llegada de los presidentes, que empezaron a arribar muy lentamente a eso de las 21 a la cena de honor, y antes de que las columnas comenzaran a desconcentrarse, los delegados sociales leyeron el documento final que entregaron a los gobernantes. En sus aspectos generales, esta declaración, de fuerte contenido político, ratificó la “negativa a los tratados de libre comercio, a la deuda externa y a la injerencia de las instituciones financieras internacionales en las economías de los países de la región, la negativa a la militarización continental por parte de Estados Unidos y un no rotundo a la desigualdad, el hambre y la pobreza”. Como contracara, “porque además de denunciar ofrecemos propuestas”, dice el texto, la Cumbre propone “la integración desde y para los pueblos, la independencia económica con soberanía financiera, la soberanía popular y la autodeterminación de los pueblos, la distribución de la riqueza y la soberanía alimentaria”. Traducido en ítem más concretos, algunos de ellos de gran actualidad, el documento rechaza la “extranjerización de la tierra, el monocultivo y los transgénicos” y exige la “finalización de las concesiones por parte de los Estados de los recursos naturales a las empresas trasnacionales, ya sea del gas, el agua o el petróleo”, además de pedir “el cese de la construcción de las plantas de celulosa sobre las márgenes del Río Uruguay”. Esta tarde, desde las 16, algo de todo esto volverá a escucharse, pero esta vez en boca de Hugo Chávez, Evo Morales y Fidel Castro.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.