ECONOMíA › BAJO A 3,07 POR LA FUERTE ENTRADA DE DIVISAS

Dólares calientes y baratos

El Banco Central compró 100 millones y ni aun así pudo evitar la caída. Record de reservas, bursátil y de riesgo país.

 Por Claudio Zlotnik

El Banco Central no logra detener la tendencia bajista del tipo de cambio. Ni los 100 millones de dólares que compró ayer alcanzaron para frenar la caída. El billete verde cotizó a 3,07 pesos para la venta, un centavo menos que la jornada anterior, aunque en varias casas de cambio del microcentro porteño se consiguió a 3,06. El fuerte ingreso de capitales especulativos siguió impulsando el mercado bursátil. Las acciones alcanzaron un record y el riesgo país tocó su valor más bajo de la historia, apenas 213 puntos.

Las reservas del Banco Central treparon ayer al nivel histórico de 31.425 millones de dólares. La intervención de la autoridad monetaria debe atender tres frentes: los dólares de los inversores extranjeros que quieren participar de la fiesta bursátil, la liquidación de divisas de los exportadores y la venta de billetes que están llevando a cabo las empresas. En esta parte del año, las compañías necesitan una mayor cantidad de pesos para cumplir con sus compromisos de fin de año, como el pago del aguinaldo y las vacaciones.

Desde el Central no ocultaban la sorpresa por el alto nivel de las exportaciones. Tanto el miércoles como ayer, las cerealeras liquidaron 100 millones de dólares. Además, hubo ventas de una automotriz y de la siderúrgica Aluar, de alrededor de 20 millones de dólares cada una. El panorama se completó con el ingreso de divisas de inversores que participaron de un fideicomiso para ampliar gasoductos. Y con otros 17 millones de dólares de un crédito del BID que financiarán planes sociales. Esos dólares fueron cambiados en la mesa del BC por pesos.

En Reconquista 266, además, aguardaban una mayor demanda de billetes verdes que la que se está verificando. Al respecto, se maneja la hipótesis de una merma del turismo argentino en el extranjero, en especial hacia Uruguay por el conflicto por las pasteras.

La entrada de dólares calientes tiene relación con el apetito de los financistas por obtener rentabilidades jugosas con los títulos públicos. Los preferidos son los bonos en pesos, ampliamente recomendados por los principales bancos de inversión internacionales. Con un tipo de cambio a la baja, los operadores se están asegurando una renta cercana al 12 por ciento anual en dólares. Hay que recordar que los papeles en pesos están indexados por la inflación. Esa ganancia debe compararse con el magro rendimiento de los títulos a 10 años del Tesoro estadounidense, en torno del 4,5 por ciento anual.

Para los inversores, el otro atractivo es el crecimiento económico. En el último canje de la deuda se incluyeron cupones atados a la evolución del PIB. Se estima que, por el alto crecimiento de este año, los financistas recibirán alrededor de 800 millones de dólares. Ayer los cupones en pesos subieron 4,4 por ciento mientras que la versión dolarizada lo hizo en un 3,6 porque los corredores apuestan a que la expansión de la economía se extenderá, por lo menos, a 2007 y 2008. Los títulos surgidos de la reestructuración, el Discount y el Par, registraron alzas de 1,2 por ciento en las emisiones en pesos y del 0,4 en las nominadas en dólares.

La valorización financiera tiene su correlato con el índice de riesgo país, que ayer tocó su mínimo histórico de 213 puntos. A principios de mes se encontraba en 300 puntos y cada vez se acerca más al nivel de Brasil, que se mantiene en 200 puntos.

Este ingreso de divisas presiona sobre el tipo de cambio. En lo que va del mes, la cotización del dólar cayó tres centavos en las casas de cambio. La última vez que estuvo en ese escalón fue a mediados de mayo último. La misma tendencia se verificó en el tramo mayorista, donde el billete cerró en 3,05 pesos.

Las acciones no quedan al margen del auge financiero. El panel de las líderes quebró un nuevo record y el índice MerVal llegó a los 2054,8 puntos. En lo que va del mes, la suba del indicador alcanza al 4,5 por ciento y acumula 33,1 por ciento en el año. De esta manera, las acciones se encaminan a convertirse, junto con los papeles de la deuda, en una de las mejores alternativas de inversión a lo largo de 2006.

Compartir: 

Twitter
 

La baja a 3,07 combina una suba de oferta y caída de la demanda.
Imagen: Rafael Yohai
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.