UNIVERSIDAD

Problemas y negociaciones para el debut de la gestión de la UBA

Sin fondos para los sueldos. Un despacho para el vicerrector Sorín. Los áreas más codiciadas. El rector Hallú en Derecho.

 Por Javier Lorca

Mientras las autoridades de la UBA comienzan a discutir la conformación de la nueva administración, el rector y sus colaboradores dedicaron sus primeras horas al frente de la universidad a evitar un inminente conflicto interno: “No estaban los fondos para pagar los sueldos de diciembre de los docentes y del personal”, explicaron ayer desde el rectorado. Los trabajadores y sus gremios ya estaban a punto de estallar cuando, finalmente, con un adelanto bancario y la partida destinada al aguinaldo, se consiguió instrumentar hoy el pago de la mitad de los salarios, quedando el resto para la semana próxima.

“El doctor Rubén Hallú se encontró, en el momento de asumir como rector, con que la UBA no contaba con los fondos necesarios para el pago total de sueldos y aguinaldos de todo el personal de la universidad antes de fin de año, tal como es de uso y costumbre en esta casa de estudios”, indicó un comunicado del rectorado. La masa salarial implicada este mes supera los 35 millones de pesos. Habitualmente, el banco que trabaja con la UBA –el Patagonia– le adelanta los fondos para abonar en término y luego percibe la partida oficial. Pero esta vez no podía hacerlo, porque debía cerrar el ejercicio anual; hacía falta una autorización especial del Banco Central.

La noticia del faltante de fondos se conoció el miércoles y, pronto, el clima comenzó a espesarse. “Los decanos estaban furiosos, creen que hubo una mano negra”, confió una fuente. El gremio no docente Apuba cuestionó a los funcionarios salientes. “Reclamamos desde ya el pago íntegro de nuestros haberes. Reclamamos que las autoridades exijan (si es el caso) el inmediato envío y el crédito financiero del Gobierno para efectivizarlo”, planteó la Asociación Gremial Docente. Entrada la tarde de ayer, el rectorado logró destrabar la situación y confirmó que hoy pagará la mitad de los sueldos, el otro 50 por ciento el miércoles 27 y el aguinaldo el 4 de enero, para cuando estarían todas las partidas oficiales. El próximo desafío presupuestario serán las paritarias adeudadas.

Entre sus primeras medidas, Hallú les encargó a los nuevos secretarios de su gabinete un informe sobre el estado de situación en cada área, que debería recibir la semana que viene. Entre el martes y el miércoles ya entraron en funciones Carlos Más Vélez como secretario general, Rosa Neufeld como secretaria de Asuntos Académicos, Oscar García en Extensión y Hugo Sirkin en Ciencia y Técnica. El único secretario que no asumió es el de Hacienda, Hernán Piotti López, que esta semana tenía un compromiso laboral en el interior. Asumirá recién el martes.

El “acuerdo de gobernabilidad” alcanzado por los decanos –expresado en la fórmula Hallú rector y Jaime Sorín vicerrector– ya cosechó un gesto edilicio. El vicerrector volverá a tener un despacho en la sede del rectorado, en Viamonte 440, de donde había sido desterrado en 2002, al asumir Guillermo Jaim Etcheverry y ser elegido Berardo Dujovne como vice. Al mismo tiempo, se pusieron en marcha las discusiones para conformar la nueva administración de la universidad. Parte del acuerdo era que, hacia adentro de las secretarías, los cargos fueran compartidos por representantes de las facultades involucradas en el consenso (en mayor o menor medida, prácticamente todas). Algunas de las áreas más codiciadas son la Dirección de Deportes y el Centro Cultural Rojas, porque “generan recaudación”, se dijo en los pasillos académicos. Para la primera se candidatean personas de Veterinarias, Medicina e Ingeniería. Para el segundo, graduados de Psicología.

Al margen de las negociaciones, Hallú tuvo ayer su debut protocolar como rector: presidió el acto de colación de grados en la Facultad de Derecho. Recibido con aplausos, ocupó el estrado junto al decano anfitrión, Atilio Alterini, y escuchó el discurso de la profesora Mónica Pinto. Desde el entorno del rector se aseguró que su presencia junto al fallido postulante a su flamante cargo no fue un gesto político, sino sólo cumplir con la agenda de eventos prevista con antelación.


Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.