ECONOMíA

Una mueca de Brasil para Kirchner y Chávez por el Banco del Sur

Marco Aurelio García, asesor clave de Lula, afirmó que el proyecto carece de consistencia técnica. El trasfondo es la disputa con Venezuela por el liderazgo regional.

 Por David Cufré

El proyecto del Banco del Sur se convirtió en un terreno de disputa entre Brasil y Venezuela por el liderazgo regional. El gobierno de Lula levantó ayer el tema, pero sólo para transmitir una opinión lapidaria de la tarea desarrollada hasta el momento. La declaración tuvo mayor peso porque la formuló un funcionario que transmite el pensamiento del presidente, como Marco Aurelio García, su asesor principal en política exterior. “La idea de un sistema financiero es buena, (pero) hasta ahora los proyectos que han aparecido no tienen consistencia técnica”, atacó. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, de visita en Brasilia, confirmó el concepto, al revelar su conversación con Lula en un encuentro reservado: “Me dijo que hay cierta confusión de conceptos” en las ideas en estudio.

Venezuela y Argentina son los principales promotores del proyecto. Pero el gobierno brasileño visualiza que la administración de Hugo Chávez pretende utilizar al Banco del Sur como vehículo para aumentar su influencia en la región. Lula acaba de concretar dos reuniones con George Bush, su política económica mantiene claros rasgos ortodoxos (el real está en su valor máximo en seis años, en 2,04 por dólar) y busca acercar posiciones en la negociación arancelaria de la OMC. Chávez, por el contrario, encabezó en Buenos Aires un acto contra Bush, promueve un “socialismo bolivariano” y milita por la integración sudamericana. Esas diferencias están generando tensión en la relación, según comentaron a Página/12 funcionarios argentinos con contactos permanentes con unos y otros.

Cerca de Felisa Miceli apuntaron a la interna entre la Cancillería y el Ministerio de Hacienda brasileños. “Es un problema entre Itamaraty y Hacienda”, indicaron. De hecho, Guido Mantega, titular de esta última cartera, manifestó a principios de marzo en Buenos Aires el apoyo de Brasil al Banco del Sur y anunció la participación de su país en los equipos técnicos que lo diseñan. Lo real es que Brasil se corrió de las discusiones en ese ámbito.

“La posición que ha defendido Brasil es que más que un Banco del Sur, que es relevante, lo es más crear un sistema financiero sudamericano”, afirmó ayer García. Ese sistema abarcaría cuestiones como “el comercio en monedas nacionales”, que Brasil desearía que “se extendiera a toda la región”. Se trata de reemplazar al dólar por las monedas de cada país en las operaciones de comercio exterior. El 1º de julio arranca un plan piloto con Argentina, con la utilización del peso y el real. El asesor presidencial hizo esas declaraciones luego del encuentro entre Lula y Correa. Al respecto, comentó que el presidente ecuatoriano propuso organizar una reunión de ministros de Economía de los países que participan del Banco del Sur “para que el proyecto pueda ganar consistencia técnica”. Lula apoya esa gestión, agregó García.

“Me dijo que hay cierta confusión de conceptos y es cierto, pues en el primer borrador se habla de hacer un banco que sirva de banca de desarrollo y de banca comercial, pero eso ya existe”, señaló Correa tras su entrevista con su par brasileño. Según el presidente ecuatoriano, el Banco del Sur debería ser “un FMI regional, que sirva para estabilizar a los países”. Esta es la posición de Brasil, mientras que Venezuela y Argentina postulan que la entidad financie proyectos productivos en el marco de la integración, así como obras de infraestructura que conecten a los países.

Para Correa, el banco es “una necesidad imperiosa” y un “imperativo del sentido común”, para lograr que América latina deje de “financiar al primer mundo” con sus reservas, que serían aplicadas a esa nueva institución. De ese modo, consideró que la región “no requeriría financiación del FMI ni del Banco Mundial” y haría “un excelente negocio”. Eso mismo es lo que plantea Brasil.

Compartir: 

Twitter
 

Marco Aurelio García, asesor de Lula, sostuvo que deberían priorizarse otros proyectos de integración.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.