ECONOMíA › LA INFLACION DE MARZO FUE DEL 0,8 POR CIENTO. FUERTE ALZA EN ALIMENTOS

Suba moderada, pero donde más duele

Herido en su credibilidad, el Indec dio a conocer cinco días antes de lo programado el índice de precios de marzo. Creciente malestar en el personal, que denuncia manipulaciones y parará el martes próximo. La canasta de alimentos subió 3,6 por ciento.

 Por Raúl Dellatorre

Envuelta una vez más en un clima de sospecha y denuncias de manipulación, el Indec informó ayer que la inflación en marzo (medida por el índice de precios al consumidor) se elevó en un moderado 0,8 por ciento. Los alimentos y la indumentaria resultaron los factores desequilibrantes, aportando entre ambos rubros cinco de las ocho décimas de aumento en el índice. Sin embargo, la representación gremial de los trabajadores del Indec insistió ayer en denunciar la manipulación del índice y atribuyó la decisión de adelantar la difusión del dato –previsto por calendario para el lunes próximo– a la intención de evitar superponer el anuncio con las protestas sindicales. Para el martes, los trabajadores del Indec anunciaron un paro de protesta contra la manipulación de los indicadores.

El índice que mide el costo de vida aumentó 2,2 por ciento desde principios de año, aunque en sectores como alimentos, vivienda y salud los relevamientos privados y la propia puja entre el Gobierno y los sectores formadores de precios estaría indicando que la inflación se mueve por carriles más amplios que los informados por el Indec.

Daniel Fazio, secretario general por ATE de la comisión gremial de los trabajadores del Indec, denunció que el organismo “está perdiendo credibilidad y prestigio” por las manipulaciones de los índices. “Sabemos que están planchando precios y que desde la Secretaría de Comercio Interior les han distribuido a comercios y empresas un listado con los valores que deben informar a los encuestadores”, señaló ayer al ser consultado por la prensa. “Nosotros tenemos muy en claro que, mientras el Indec no tenga credibilidad, corre riesgo de desaparecer”, advirtió el representante gremial. Fazio recordó que el lunes próximo está previsto entregarle un petitorio a Felisa Miceli, con más de 3000 firmas, pidiendo que cesen las manipulaciones en el Indec. Para el martes, el personal del organismo decidió realizar un paro de 24 horas con el mismo reclamo.

La especulación que ayer se hacía en medios sindicales era que el Indec había adelantado la difusión del índice para no encontrarse, el lunes, haciendo el anuncio en medio de las protestas de los trabajadores. Otras fuentes señalaban que, al tenerlo ya preparado ayer, la conducción económica decidió darlo a conocer para evitar las estimaciones especulativas de los medios durante el fin de semana. Pero esta última versión, a la que se le atribuía origen oficial, carecía de sustento: habría bastado con divulgar como versión el aumento del 0,8 por ciento para desbaratar las especulaciones mediáticas. Los índices de precios de la construcción y de mayoristas se conocerán, como estaba programado, el lunes próximo.

El rubro Alimentos y Bebidas, según la información brindada por el Indec, mostró una suba en marzo del 0,8 por ciento, pero acumula 3,8 por ciento en el primer trimestre. Indumentaria, en cambio, que subió fuerte en marzo (4,5 por ciento), compensó las bajas de meses anteriores y cierra el trimestre con un alza de tan sólo 0,4 por ciento. La caída estacional en los precios medidos del Turismo (-9,5 por ciento) arrastró para abajo el indicador de precios del rubro Esparcimiento, que bajó en el último mes 3,1 por ciento y también mostró un descenso en el trimestre: 2,1 por ciento. El panorama de las variaciones en los principales rubros se completa con la suba del 1,6 por ciento en Educación (2,2 por ciento en el trimestre), del 0,7 por ciento en Salud (1,6 por ciento desde diciembre) y el 0,8 por ciento en Vivienda (2,1 en el trimestre).

El Indec quedó cuestionado desde que en el último verano se decidió el desplazamiento de la titular de la Dirección de Indices de Precios de Consumo, tras las diferencias entre la Secretaría de Comercio Interior y los técnicos del organismo en la forma de computar los aumentos producidos en enero en la medicina prepaga y el turismo, y su incidencia en el cálculo de la inflación.

El deterioro de la imagen del Indec se suma a los problemas que viene enfrentando la política de acuerdos de precios para contener las alzas en productos básicos para el consumo, no siempre justificados por suba de costos y muchas veces vinculados a las condiciones monopólicas de los mercados. Lo ocurrido en marzo en las diferentes categorías de productos es elocuente: mientras los productos estacionales, otras veces culpabilizados de las alzas, esta vez contribuyeron con una caída del 2,8 por ciento (fundamentalmente por descenso en las verduras) y los precios regulados aumentaron tan sólo 0,2 por ciento, los restantes bienes y servicios, los no regulados, que representan el 70 por ciento de la canasta total de gastos, sufrieron un encarecimiento del 1,4 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

La suba en los alimentos empujó el índice, pese a la baja en el precio de las verduras.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.