EL MUNDO

Nancy Pelosi se reunió en Damasco con el líder sirio Bashar Assad

La jefa de la oposición a George Bush en el Congreso estadounidense marcó diferencias con el presidente al ofrecerse como mediadora entre Siria e Israel para destrabar el conflicto de Medio Oriente. Después viajó a Arabia Saudita para hablar con el rey.

 Por Andrew Buncombe *
Desde Washington

La mujer más importante de la política de Estados Unidos defendió su decisión de mantener conversaciones con el líder de Siria en medio de las críticas de la administración Bush acerca de que estaba mandando mensajes contradictorios a un país al que acusa de apoyar a los grupos terroristas. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, rechazó las acusaciones del presidente Bush mientras se reunía ayer con Bashar Assad. Dijo que había presionado al presidente sirio sobre su supuesto apoyo a los grupos militantes y le llevó un mensaje de paz del líder israelí.

“Vinimos en son de amistad, con esperanzas y determinados a que el camino a Damasco sea un camino de paz”, les dijo Pelosi a los periodistas después de su conversación con Assad. Dijo que su delegación “expresó nuestra preocupación sobre las conexiones de Siria con Hezbolá y Hamas”. Antes de partir para Arabia Saudita, donde se reunió con el rey Abdula, añadió: “Estos son temas importantes no sólo en la lucha contra el terrorismo sino prioridades nuestras importantes para la paz en Medio Oriente”. Anteriormente, Bush había criticado el viaje de Pelosi diciendo que tal delegación tenía poco impacto. “Enviar delegaciones no funciona. Simplemente es contraproducente”, dijo.

Pero los miembros de la delegación de Pelosi no estaban de acuerdo. El congresista Tom Lantos, jefe del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara y un miembro del grupo visitante, dijo que la reunión reforzó fuertemente los beneficios potenciales de la conversación con Siria. “Esto es sólo el comienzo de nuestro diálogo constructivo con Siria y esperamos poder construir sobre esta visita”, dijo.

La administración Bush dice que Siria alberga a los líderes exiliados de Hamas y otras organizaciones radicales palestinas y es un importante partidario de Hezbolá, al que considera un grupo terrorista. Siria insiste en que tanto Hamas como Hezbolá son partidos legítimos, democráticamente elegidos. Estados Unidos también declara que un estimado 90 por ciento de los terroristas suicidas en Irak entran por Siria. A pesar de la posición de la administración Bush, hubo pedidos desde otros frentes para acercarse a Siria. El año pasado, el Grupo de Apoyo de Irak, una comisión de importantes figuras de Estados Unidos que produjo una serie de propuestas para lograr progresos en Irak, dijo que Estados Unidos debería mantener conversaciones con Siria y con Irán para discutir la situación no sólo dentro de ese país sino otros temas de Medio Oriente también. Aunque la administración Bush rechazó la recomendación, participó de una reunión en Bagdad de diplomáticos regionales, incluyendo los de Irán y Siria en febrero.

Después de la reunión entre la delegación de Estados Unidos y Assad, el ministro de Exterior de Siria, Walid al Moallen, dijo: “A aquellos, en Estados Unidos, que se oponen al diálogo les digo una cosa: el diálogo es el único método para cerrar la brecha que existe entre los dos países. Todos saben que existen diferentes puntos de vista entre Siria y Estados Unidos. Estamos contentos de que Pelosi y su delegación hayan tenido el coraje y la determinación de puentear esas diferencias”.

Hace dos años las relaciones entre Estados Unidos y Siria colapsaron cuando la administración Bush retiró a su embajador como protesta por el asesinato del ex primer ministro libanés Rafik Hariri. Siria niega estar involucrada en el asesinato, pero mientras tanto Estados Unidos ha logrado aislar a Siria. Pelosi declaró que había entregado un mensaje de paz a Assad del premier de Israel, Ehud Olmert, sugiriendo que estaba dispuesto a mantener conversaciones de paz. Sin embargo, una declaración emitida por la oficina de Olmert expresaba que Israel no había cambiado su política hacia Siria.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Pelosi al arribar a Arabia Saudita, hacia donde viajó después de reunirse con Assad.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.