ECONOMíA › EXPORTACIONES Y DEMANDA INTERNA CRECEN A LA PAR

Las automotrices, en quinta

Aunque cayó un 7 por ciento respecto de junio, la producción de autos resultó en julio una de las mejores de ese mes desde que existe esta industria en la Argentina. Si se la compara con el mismo mes del año anterior, hubo un aumento del 16,5 por ciento en la cantidad de unidades fabricadas, lo que ratifica el notorio boom que está gozando este sector.

Los números corresponden al informe periódico que elabora Adefa, la Asociación de Fabricantes de la República Argentina, del que también surge que el mes pasado hubo un retroceso del 3,1 por ciento en las ventas externas. Sin embargo, las exportaciones siguen su ritmo ascendente y resultan un 30,5 por ciento superiores a las del mismo mes del año anterior, lideradas por las ventas a Brasil, mercado en el que recala más de la mitad de las ventas externas argentinas.

Según proyectan los fabricantes, los despachos hacia el exterior seguirán creciendo vigorosamente hasta superar las 433 mil unidades en el año 2009, lo que implicaría un incremento del 83 por ciento respecto de las proyecciones para este año. Esto también estará acompañado por una diversificación de los mercados, ya que los destinos asiáticos son muy prometedores.

Pero quizá lo más auspicioso del último parte de Adefa es el dato de cuánto vendieron las automotrices a los concesionarios, una pauta del incesante crecimiento del mercado interno: un 10,4 por ciento más que en junio y un 40 por ciento respecto de igual mes del año anterior. El mix entre nacionales e importados sigue mostrando una balanza favorable hacia las unidades traídas del exterior: 328,5 mil unidades importadas contra 266,5 mil nacionales.

Con 43.964 unidades producidas, este julio se consagró como el segundo en cantidad desde que existe la industria, sólo superado por el séptimo mes del año 1998, cuando la cantidad de autos producidos llegó a los 45.913. Pero si se consideran las estadísticas de los siete meses del año en curso, la performance del sector es mejor que la de aquel otro buen momento.

En lo que va del año las terminales fabricaron 320.210 autos, un 22,7 por ciento más que en el mismo lapso del año anterior. Para todo el año, las proyecciones de las propias empresas del rubro indican que se superarán las 520 mil. El aliento exportador está dado básicamente por un tipo de cambio que estimula la competitividad respecto de otras naciones, en particular Brasil. Tan así es que Argentina podría desplazar a China como principal proveedor de autos importados en ese país. El mercado interno, en tanto, está motorizado por la reaparición del crédito prendario y de consumo, aunque todavía el grueso de las operaciones se concretan con efectivo: los autos sigue siendo una aspiradora eficaz para el ahorro local.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.