ECONOMíA › OTRO MES CON FUERTE SUPERAVIT DE LAS CUENTAS FISCALES

Los gurúes no pegan ni una

El superávit fiscal primario, o sea sin pagos de la deuda, ascendió en julio a 2575,8 millones de pesos (807,4 millones de dólares), lo que significa un aumento de 23,4 por ciento con respecto a igual mes del año pasado. Este importante resultado de las cuentas públicas se consiguió en gran medida por el traspaso de afiliados de las AFJP al régimen de reparto. Pese a ello, ese saldo vuelve a descolocar los pronósticos pesimistas de los gurúes de la city, que adelantaban un reducción del excedente fiscal.

Con aquel cierre, el superávit acumulado asciende a 16.900 millones de pesos en lo que va del año, cifra que supera en 15,1 por ciento los resultados de igual período de 2006. Es más. En el primer semestre ya se superó en un 29 por ciento la meta proyectada para todo el año en el Presupuesto Nacional. Para este año, esa ley prevé un superávit fiscal primario de 21.821 millones de pesos y un resultado financiero superavitario de 7134,1 millones de pesos.

En el ejercicio anterior, las cosas no fueron muy diferentes. El Gobierno acumuló en 2006 un superávit fiscal primario record para la Nación, de 23.157 millones de pesos, que equivale a un 3,53 por ciento del Producto Interno Bruto. Ese año, a su vez, la diferencia acumulada en las cajas públicas nacionales estuvo un 18 por ciento por encima de la que se había conseguido el año anterior.

Según surge de la información difundida ayer por la Secretaría de Hacienda, la mitad del superávit de julio se explica por los traspasos al sistema de reparto de los afiliados al sistema privado de jubilaciones y pensiones. Si se focaliza la atención en el resultado financiero –luego del pago de intereses de la deuda pública–, el superávit se reduce a 1519,6 millones de pesos. Y si a esto se detraen los 1544 millones de pesos que corresponden a ingresos percibidos por traspasos de afiliados de AFJP al Estado, el resultado financiero sería deficitario y el primario se achicaría a 1031 millones.

La otra cuestión que podría resultar controvertida es que el rubro más importante en términos de ingresos es el identificado como Transferencias al Sector Privado. En este renglón se incluyeron los subsidios que la estatal Cammesa (administradora del mercado eléctrico mayorista) pagó a los generadores de electricidad que, por la escasez de gas, tuvieron que utilizar combustibles líquidos, más onerosos.

La buena performance de las cuentas públicas es un objetivo prioritario de política económica, tal como reconoció días atrás el ministro de Economía, Miguel Peirano. Para el funcionario, se trata de “uno de los pilares” que –afirmó– “de ningún modo se modificarán bajo la actual administración”.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.