ECONOMIA › YA ES LEY LA ELIMINACION GRADUAL DE LOS TICKETS COMO FORMA DE REMUNERACION

No fue bicicleta, pick-up ni Mercedes

El cuestionable sistema, creado por Cavallo como forma de elusión de las cargas sociales, fue derogado por unanimidad en el Senado. Pesó fuerte en el ánimo de los legisladores el intento de soborno de representantes de las firmas emisoras, que utilizaron la metáfora de los rodados para describir el menú de compra de voluntades.

 Por Eduardo Tagliaferro

Luego de que los diputados aprobaran la denominada Ley de Ticket, los senadores del oficialismo fueron contundentes: no avanzarían con la discusión del proyecto hasta no tener una opinión clara del Gobierno. La señal la transmitió el ministro de Trabajo, Carlos Tomada. Frente a los senadores de la Comisión de Trabajo, el ministro sostuvo que en las primeras horas de la mañana, en una reunión que mantuvo con Cristina Fernández de Kirchner en Olivos, la Presidenta le había manifestado que “el proyecto tenía que convertirse en ley sin tocarle ni una coma”. Ese deseo fue una orden para los legisladores del oficialismo. Cuatro horas después de que Tomada pasara por la comisión parlamentaria, el Senado aprobó por unanimidad la ley que incorpora gradualmente al salario los pagos que se hacen con vales alimentarios. Con el apoyo de los radicales, que no estuvo en dudas en ningún momento, la iniciativa fue aprobada por unanimidad. La apoyaron los 60 senadores presentes en el momento de la votación.

Más allá de las opiniones de cada legislador, en el ánimo de todos ellos pesó la denuncia formulada por el autor de la iniciativa, el diputado y abogado laboralista Héctor Recalde. Apoyado en el soporte de una cámara oculta, el abogado de la CGT había denunciado que un lobbista y un miembro de la cámara que congrega a las empresas del sector intentaron sobornarlo. En contra de la iniciativa, no solamente se habían pronunciado las firmas vinculadas con los tickets, sino también las centrales empresariales. Antes del comienzo de la sesión, y luego de haberse presentado frente a la comisión del Senado para responder a los senadores, en diálogo con este diario, Recalde se mostró exultante por la definición de la Presidenta. “Es una decisión clara para mejorar la distribución de la riqueza y a favor del salario de los trabajadores”, señaló el diputado laboralista.

“¿Vio que siempre se dice: le agradezco la pregunta? Bueno, yo no voy a decir que le agradezco la pregunta”, dijo Tomada dirigiéndose al titular de la bancada radical, Ernesto Sanz. El radical le había preguntado por qué motivo había firmado, el mismo día que se difundió la cámara oculta de Recalde, una resolución que aumentaba de 15 a 25 pesos el tope que tienen las empresas para dar vales de comida a sus empleados.

“Disculpe, es la pregunta de un senador de la Nación a un ministro de la Nación”, replicó Sanz. “Yo no vine para hablar de eso, pero igual le voy a responder”, precisó Tomada. El ministro afirmó que la medida venía siendo reclamada por los gremios. Recordó que el valor de 15 pesos había sido fijado en el año ’96. No dudó en decir que su actualización “está en línea con la preservación y defensa del salario de los trabajadores”.

Pasadas las preguntas y una vez que se conoció la opinión del Gobierno, los legisladores del oficialismo pusieron su firma a favor del proyecto. El debate fue tan rápido como contundente fue el resultado de la votación. A pesar de ser una iniciativa del peronismo, fue el radical Gerardo Morales, titular de la Comisión de Trabajo, quien realizó la defensa más encendida. El senador jujeño repasó los datos que momentos antes había entregado a la comisión el titular de la AFIP, Alberto Abad. Los datos explican en parte el apoyo del Gobierno a la iniciativa. Según el trabajo de la AFIP, el proyecto de Ticket permitirá un aumento de 1313 millones de pesos en la recaudación impositiva.

Los empresarios que aparecen filmados intentando coimear al hijo del diputado Recalde le proponían tres variantes. Bicicleta, que significaba frenar la ley; pick-up, producir cambios cosméticos para que nada cambie y Mercedes-Benz, para convertir en obligatorio el pago con vales. El pago en vales nació con Domingo Cavallo en el ’90. El primer proyecto que reclamó su derogación lo presentó el socialista Simón Lazara. Algunos de los diputados que reclamaron la anulación de los tickets en todos estos años fueron: los justicialistas: Jorge Yoma y Oraldo Britos, el frepasista Rafael Flores, la legisladora del ARI Marta Maffei, el diputado de la CTA, Claudio Lozano, y los radicales Leopoldo Moreau y Horacio Pernasetti. En ningún caso las iniciativas prosperaron. Desde el ’89 hasta 1997, la Comisión de Trabajo de Diputados la presidió el gremialista del caucho y justicialista Osvaldo Borda. Hasta el ’99, lo hizo el municipal Alfredo Atanasof. Entre los proyectos que se podrían enrolar en la categoría Mercedes-Benz se observan iniciativas propuestas por el autonomista de Corrientes José Antonio Romero Feris, el radical Ricardo Colombi y el ucedeísta Mauricio Bossa. Entre los pick-ups hubo propuestas del justicialista sanjuanino Roberto Basualdo, del sindicalista Saúl Ubaldini, de Fernando de la Rúa en su condición de presidente, y de Eduardo Duhalde, en un fugaz reemplazo de Carlos Menem en la Presidencia.

El Senado les puso fin a muchos años de idas y vueltas. La falta de voluntad política de diputados vinculados con el sector sindical, como el respaldo incondicional al sistema que formularon otros legisladores, lleva a dudar de las verdaderas intenciones que se escondieron detrás de cada proyecto.

Compartir: 

Twitter
 

El uso de los tickets como pago a trabajadores deberá ser reemplazado por efectivo paulatinamente, en un plazo de veinte meses.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.