EL PAíS › LA MASACRE DE MARGARITA BELEN

Alcides Bosch

 Por Diego Martínez

Los actos por el aniversario de la masacre de Margarita Belén culminarán hoy con una buena noticia: el Equipo Argentino de Antropología Forense confirmó la identificación de Alcides Bosch, militante de la Juventud Peronista y más tarde de las Ligas Agrarias del norte argentino. Bosch fue secuestrado el 22 de noviembre de 1976 en Resistencia, transcurrió su cautiverio en algún centro clandestino aún no identificado y después de ser fusilado fue enterrado como NN, por orden del Ejército Argentino, en el cementerio San Francisco Solano de la localidad chaqueña.

En la madrugada del 13 de diciembre de 1976 miembros de la Brigada de Infantería VII del Ejército arrancaron de cárceles legales y clandestinas a 22 hombres y mujeres (el número preciso nunca pudo ser confirmado). Los fusilaron en un paraje de la ruta 11 conocido como Margarita Belén. “Cuando trascendió la masacre se me estrujó el alma”, recuerda María Isabel Francovich, compañera de Bosch y primera secretaria general de las Ligas Agrarias. “Desde ese momento comencé a armar la figura del desaparecido. Comprendí que si iban a detenernos era mejor huir y ser asesinados, para que al menos nuestra familia se enterara”, agrega.

La mayor parte de las víctimas fueron entregadas a sus deudos a cajón cerrado. En mayo de 2001 la causa de la masacre se reabrió a pedido del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). En 2005 por orden del juez federal de Resistencia Carlos Skidelsky el EAAF exhumó dos cuerpos, un varón y una mujer, enterrados como NN. Según una investigación de El Diario de la Región de Chaco, la mujer podría ser Ema Cabral, santafesina y esposa de Reinaldo Zapata Soñez, asesinado en el mismo operativo. El cotejo del ADN del varón con familiares de Bosch que colaboraron con la investigación permitió corroborar su identidad.

Alcides Bosch, Bocha para los amigos, nació en Las Mercedes, colonia rural de Villa Ocampo, en Santa Fe, el 10 de octubre de 1948. Según el periodista Raúl Borsatti, autor de Sólo digo compañeros. Vida y compromiso militante desde el norte de Santa Fe, cuando terminó el secundario se internó en el Seminario Diocesano de Santa Fe para formarse como sacerdote. Lo abandonó para estudiar Filosofía y Letras en la Universidad Católica. Hizo la conscripción en el Distrito Militar Santa Fe y tras algunos oficios terrenales en Reconquista se trasladó a Villa Ana, pagos arrasados por la Forestal en los años ‘30, donde se sumó al parque agrícola que dirigía su tío, el sacerdote tercermundista Rafael Yacuzzi. En representación de Villa Ana participó por primera vez de un congreso de las Ligas Agrarias del norte santafesino. El 22 de noviembre de 1976 partió a dedo desde Misión Lahisí, Formosa, hacia Resistencia. No hay testigos de su secuestro ni de su cautiverio. “Era un militante de tiempo completo. Voluntarioso, convencido, ponía el alma en cada tarea. Era afectuoso y cálido, siempre con una broma a mano, humor que heredó nuestro hijo”, recuerda su compañera.

Por la masacre de Margarita Belén hay once represores procesados. Desde abril de 2005 se encuentra prófugo el mayor Norberto Raúl Tozzo, dueño de medios de comunicación en las localidades entrerrianas de Monte Grande y Hasenkamp. Los actos por el aniversario concluirán hoy con una caravana hacia el lugar de la masacre. En el monumento que recuerda a las víctimas la agrupación H.I.J.O.S chaqueña agregará el nombre de Alcides Bosch.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.