ECONOMíA › LA SOLUCIóN DEL CONFLICTO, EN MANOS DE CRISTINA Y LULA

En busca de una salida amistosa

 Por Sebastián Premici

Desde Brasilia

Cristina Fernández de Kirchner y Luiz Inácio Lula da Silva buscarán solucionar, a partir de hoy, los diferimientos que existen en relación con la regulación comercial entre ambos países. Por un lado, Brasil le cuestiona a la Argentina que haya dejado de importar algunos de sus productos y los haya reemplazado por mercadería china. Desde el Ministerio de Industria, a cargo de Débora Giorgi, intentarán convencer a sus pares de que “esto no es así” y que, en cambio, Brasil sí reemplazó importaciones argentinas por uruguayas. Desde el lado argentino agregan que el país vecino no “cumpliría con algunos acuerdos firmados” sobre la autolimitación de importaciones que debería aplicar. Este tire y afloje en la relación bilateral, que incluyó trabas a camiones con producción nacional en la frontera brasileña y una queja forma del canciller Jorge Taiana como contrapartida, debería saldarse hoy cuando ambos mandatarios se reúnan en el Palacio Itamaraty.

Según datos del gobierno argentino, este año habrían entrado al país más calzados y muebles en relación con el acuerdo de autolimitación firmado entre ambos países. Otro caso es el de las baterías –que no tienen licencias–, donde el convenio era de 850 mil unidades para todo el año, y ya ingresaron 1.125.000. Este argumento justifica las trabas a las importaciones brasileñas. En lácteos, Argentina debería limitarse, pero contra un tope de 15.000 toneladas de mayo a septiembre, sólo pudieron ingresar 10.400. La Argentina mermó su participación en este sector, que pasó de un 76 por ciento a 44 por ciento del mercado brasileño, mientras que Uruguay pasó de 21 a 53 por ciento.

Con el afán de limar las asperezas, en la última semana ambas administraciones cedieron un poco en sus posiciones y pudieron exhibir algunos acuerdos, que seguramente tendrán repercusión en el encuentro de hoy. En una conferencia de prensa de Giorgi y Taiana se anunció que Brasil había destrabado los requerimientos que aplicaba a las compras de vacunas antiaftosa producidas en la Argentina. Como contrapartida, el Gobierno facilitó los trámites para la importación de muebles desde el país vecino.

Parte de las últimas confrontaciones con Brasil están relacionadas con el clima preelectoral que vive esta nación. Desde el Palacio San Martín describieron esta situación como el endurecimiento de la “línea San Pablo” en Itamaraty, en referencia a los funcionarios que defienden los intereses de los poderosos industriales. El principal candidato de la oposición brasileña, José Serra, es el actual gobernador de San Pablo, que pertenece a la socialdemocracia y actualmente lidera las encuestas que lo dan ganador por sobre Dilma Rousseff, la candidata de Lula.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • En busca de una salida amistosa
    Por Sebastián Premici
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.