ECONOMíA › LA PULSEADA CON LOS BUITRES

El juicio en Nueva York

 Por Tomás Lukin

La Cámara de Apelaciones de Nueva York ratificó a fines de octubre un pedido realizado por fondos buitre donde afirma que Argentina discrimina a los tenedores de bonos que decidieron no ingresar al canje de deuda de 2005 y 2010 respecto de los que sí participaron. La presentación inicial de los fondos Elliot y NML Capital, Dart, Aurelius, AC Paster y Blue Angel, había sido realizada ante el juzgado neoyorquino de Thomas Griesa, invocando el principio jurídico de pari passu, frase en latín que en la jerga financiera se traduce como “en igualdad de condiciones”. Sin embargo, la Cámara no se pronunció acerca de cómo subsanar el hecho, sino que solicitó a Griesa que presente una propuesta. El magistrado puede expedirse desde la próxima semana y la decisión del gobierno argentino es profundizar la vía judicial. CFK y el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, anticiparon reiteradas veces que Argentina “no pagará ni un dólar a los fondos buitre”. A continuación, las claves del proceso.

- ¿La Justicia estadounidense ya fijó un plazo para que Argentina deje de “discriminar” a los buitres?

No. Griesa no tiene dudas de que los fondos buitre deben cobrar, las preguntas son cuánto, cuándo y cómo. Los holdouts presionan para que “en vista a los pagos de diciembre”, el magistrado se decida lo antes posible. La semana pasada, el juez estableció un cronograma para que las partes presenten sus posturas y opiniones. Los buitres tienen todo el día de hoy para llevarle la propuesta sobre cómo pretenden que Argentina les pague. El viernes, los abogados que representan al país presentarán sus argumentos en contra. Esa postura será apoyada por presentaciones del Banco de Nueva York, que es el agente de pago de la deuda, y algunos fondos de inversión que ingresaron a los canjes. El lunes 19 los buitres tienen que volver a responder. A partir de ahí, Griesa debe definir qué fórmula dispone para establecer la prorrata de pagos que permita resarcir a los fondos buitre por haber sido “discriminados”. El caso deberá volver a la Cámara de Apelaciones. Ante un posible fallo adverso, Argentina apelará en la cámara de segunda instancia e incluso puede intentar que el caso llegue a la Corte Suprema de Estados Unidos.

- ¿Cuáles son los próximos vencimientos que debe enfrentar el país?

El 2 de diciembre, Argentina debe cancelar cerca de 45 millones de dólares correspondientes al Global 2017, un título emitido durante el canje de 2010. El siguiente pago llega el 15 y representa el mayor vencimiento del año: 3500 millones de dólares del Cupón PIB. La última obligación de 2012 son los Descuento, por 617 millones de dólares.

- ¿Hay posibilidad de un embargo sobre los pagos de la deuda?

Las presentaciones judiciales realizadas por los buitres no reclaman un embargo. Argentina paga los vencimientos de la deuda reestructurada a través del Banco de Nueva York desde 2005 sin que haya existido ningún intento de embargo sobre esos pagos. En el equipo económico explican que no existen activos soberanos que puedan ser embargados, a diferencia de otros casos, como la Fragata Libertad retenida en Ghana, cuentas del Banco Central en bancos norteamericanos, embajadas o aviones donde la discusión gira alrededor de la “embargabilidad” de los activos. Lo que sí puede suceder, reconocen, es que la Justicia ordene al Banco de Nueva York frenar eso pagos hasta que Argentina “repare” a los buitres. En ese sentido, es relevante que el banco tenga una postura favorable hacia el país frente a la Justicia estadounidense.

- ¿La deuda argentina puede se declarada en default por las calificadoras de riesgo?

La empresa Fitch advirtió a fines de octubre que si una decisión de la Justicia de Estados Unidos afecta la capacidad de pago en “tiempo y forma” de un vencimiento, la deuda argentina será calificada como “default restringido”. Técnicamente significa que Argentina no realizó los pagos dentro del período de gracia aplicable para algunas de sus obligaciones aunque continúa pagando el resto de sus vencimientos. Desde un fondo de inversión extranjero recordaron que según las condiciones de emisión de los títulos de dos canjes, el Estado argentino tiene 30 días para efectivizar el pago después de la fecha de vencimiento. Así, si Griesa decidiera frenar el pago del Banco de Nueva York durante un período más extenso, las calificadoras pondrían esa nota a la deuda soberana. Esas empresas bajarían la nota incluso si Argentina opta por garantizar que los fondos lleguen a los bonistas a través de un agente diferente, como el Banco Internacional de Pagos, ya que el país no cumpliría con las condiciones de emisión. Esa situación, no deseada, no tendría un impacto sobre los niveles de empleo o actividad del país, pero generaría inconvenientes directos e indirectos en el frente financiero.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.