ECONOMIA › EL PRESIDENTE DE LOS SUPERMERCADOS DE ORIGEN CHINO ELOGIO LA SUPER CARD

“Nos ayuda a cobrar menos”

La cámara que agrupa al 80 por ciento de los supermercadistas chinos aclaró que respalda el proyecto de sus colegas más grandes y del Gobierno para crear una tarjeta de crédito para el sector. También avala el congelamiento de precios.

 Por David Cufré

La Cámara de Autoservicios y Supermercados Propiedad de Residentes Chinos (Casrech) aclaró su posición frente al proyecto de creación de una tarjeta de crédito exclusiva para el sector. Se manifestó “plenamente a favor” y destacó que trabajará junto al Gobierno y la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) para avanzar en la iniciativa. “Siempre hemos recibido cooperación de las autoridades nacionales y queremos retribuir esas actitudes”, aseguró ante Página/12 Chen Da Ming, presidente de la entidad. La Junta Directiva de la cámara se reunió ayer en la sede del microcentro porteño para emitir una declaración sobre la propuesta. Lo hizo abandonando el bajo perfil tradicional de estos empresarios, para despejar la confusión que habían causado las declaraciones de un antiguo vocero de Casrech, Miguel Calvete, quien había dicho que los supermercados chinos se oponían a la Súper Card.

Calvete fue vocero de la entidad hasta septiembre de 2011, cuando dejó el puesto para empezar a trabajar con la cadena Eki. Tras ese paso, el empresario intentó volver a Casrech, pero los supermercadistas chinos optaron por otra forma de articulación con la comunidad. Cuando surgió la idea de la Súper Card, Calvete hizo declaraciones muy críticas como si continuara ejerciendo como portavoz de Casrech. Eso generó malestar en la Secretaría de Comercio Interior. Por lo tanto, la cámara tuvo que salir a aclarar que acompaña la iniciativa y trabajará junto a ASU en su implementación.

Al respecto, ayer hubo un encuentro de directivos de ASU para seguir delineando la Súper Card. En ASU se agrupan los líderes del sector, como Carrefour, Walmart, Coto, Jumbo, Disco e Easy, entre otros. Esta cámara fue la que planteó a Guillermo Moreno la posibilidad de crear una tarjeta de crédito exclusiva para esos comercios y luego se plegaron las mayores casas de electrodomésticos y los supermercados del interior del país. Las primeras declaraciones de Calvete hacían aparecer a Casrech como opositora a la medida, cuando en realidad ocurre lo contrario.

“Estamos informando a la comunidad las características del proyecto. Es un proceso gradual que necesita de mucha explicación”, comentó Chen Da Ming, intérprete mediante. Alrededor del 30 por ciento de los supermercados de origen chino opera con tarjeta de crédito. Para ir convenciendo a los distintos dueños de los comercios de las bondades de incorporar ese medio de pago –bajo el formato de Súper Card–, los directivos de Casrech necesitan contactarse con los “pater familias” que controlan pequeñas redes de supermercados en distintos barrios del GBA y del interior del país. Ellos, a su vez, deben explicarlo a quienes trabajan día a día en los locales, que suelen ser sus hijos o familiares más jóvenes.

“Los supermercados chinos apoyamos la política del Gobierno porque consideramos que si se puede tener una tarjeta con costo más bajo siempre es bienvenido y, además, está acorde con la política de los asociados de vender barato”, afirmó el titular de Casrech. El directivo también sostuvo que los supermercadistas “no son formadores de precio, sino que tratan de bajarlos a través de compras en grupo para tener siempre buenas ofertas”. “Un costo de comisiones por tarjetas del uno por ciento es una ayuda a esta tarea”, enfatizó Chen Da Ming al entender que “si se pueden achicar los costos saldrán beneficiados tanto los supermercados como sus clientes”. El empresario confirmó que las ventas del sector crecieron cinco por ciento desde la implementación del congelamiento de precios, el 1º de febrero.

La cámara es la única reconocida por la Embajada de la República Popular China en Argentina y agrupa al 80 por ciento de los supermercadistas chinos que residen en el país. La gran mayoría proviene de la provincia de Fujian y sus emprendimientos son totalmente privados. No hay participación estatal china en el arribo de estos comerciantes al país, sino que van llegando atraídos por otros familiares y por las bondades que presenta la Argentina. “Vivir acá es un placer. Hay buen aire, no hay contaminación, el pueblo es muy amigable; nuestros hijos pueden integrarse sin problemas. Estamos muy contentos en el país”, indicó Dong Qi Ren, uno de los directores de Casrech, quien también se mostró entusiasmado con el proyecto de la Súper Card.

Compartir: 

Twitter
 

Chen Da Ming, presidente de Casrech, sostuvo que las ventas crecieron cinco por ciento desde febrero.
Imagen: Arnaldo Pampillón
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.