ECONOMíA › LOS NúMEROS DEL PROYECTO DE PRESUPUESTO. CAMBIA EL GASTO EN SERVICIOS

Más sociales que económicos

La estructura de gastos de 2016 prevé aumentar las partidas en servicios sociales en un 15,8 por ciento, pero reduce las transferencias de capital por emergencia en un 10 por ciento. En vez de ajuste, más distribución.

 Por Sebastián Premici

El ministro de Economía, Axel Kicillof, presentó ayer el proyecto del Presupuesto 2016, el último de la era kirchnerista. Para el próximo año, ya con otra gestión, la norma prevé un crecimiento del PBI de 3,0 por ciento, un saldo comercial superavitario de 4040 millones de dólares y una variación (promedio) del IPCNu de 14,5 por ciento. El resultado fiscal primario, antes del pago de los intereses de la deuda, fue previsto en un valor de equilibrio (0,09 por ciento), frente al resultado negativo esperado para el cierre de este año (-0,80). La iniciativa parlamentaria mantiene la lógica de los últimos once presupuestos: un incremento del gasto público de 15,8 por ciento orientado a los servicios sociales –vivienda, salud, educación, agua potable, y ciencia y tecnología– en detrimento de los servicios económicos, que es donde están comprendidos los subsidios a las empresas privadas. En este sentido, hay una reducción de las transferencias de capital al rubro energía de 10,0 por ciento aproximadamente.

No es un dato menor que los servicios sociales representen el 64,0 por ciento de todo el Presupuesto 2016, cuando en el proyecto de 2015 este rubro equivalía al 58,7 por ciento de todos los recursos. Este dato contradice a analistas y dirigentes de la oposición que pretendieron instalar una idea de ajuste. A su vez, los medios de comunicación hegemónicos aseguraron en los últimos días que este proyecto de presupuesto “buscaría condicionar a un próximo gobierno”. Uno de esos condicionamientos era la quita de recursos, por ejemplo, el llamado impuesto al cheque. El proyecto mantiene la recaudación de este tributo, que en 2016 aportaría 120.182 millones de pesos, un alza estimada de 24,2 por ciento en relación al presente año.

La recaudación tributaria fue estimada en 1941,4 miles de millones de pesos (casi dos billones), un 25,7 por ciento mayor a la estimada para 2015. El Impuesto a las Ganancias fue calculado con un incremento de 27,8 por ciento (482.352 millones de pesos) y el IVA crecerá un 26,4 por ciento (a 524.602 millones). Los derechos de exportación aumentarán a un ritmo menor, 20,0 por ciento aproximadamente (a 92.128 millones). Esto puede explicarse por el complejo escenario internacional, descripto por Kicillof durante su presentación (ver en página 15).

El plan de obras públicas plurianual (2016-2018) prevé erogaciones para el próximo año calculadas en 26.007,0 millones de pesos, un crecimiento exponencial a lo previsto para el año en curso (5644,9 millones de pesos). En el Presupuesto 2015, el cálculo de todas las obras plurianuales hasta su finalización ascendía a 147.347 millones de pesos. Para el Presupuesto 2016, el cálculo estimado para la finalización de todas las obras asciende a 232.966 millones de pesos. Es decir, existe una mayor previsión de obras públicas plurianuales.

El conjunto de estas inversiones posee un impacto directo en las economías de todas las provincias. Por otro lado, la coparticipación federal tiene un crecimiento previsto de 28,5 por ciento. Es decir que se volcarán 40.479 millones de pesos directos a las provincias y municipios, sin contabilizar otras transferencias directas.

Según el articulado del proyecto de Presupuesto, el Banco Central destinará nuevamente 6525 millones de dólares para conformar el Fondo de Desendeudamiento Argentino. En cuanto a la política de financiamiento, el mensaje del proyecto de ley indica que “cerca del 61 por ciento de los servicios de deuda para el 2016 estarán constituidos por obligaciones con organismos públicos nacionales”. Los principales vencimientos están asociados con el pago al Club de París (mayo) y los intereses del “Bono Discount” que vencerán en junio y diciembre del año entrante.

El Ministerio de Economía prevé continuar con las colocaciones en el mercado local para “captar parte de los excedentes de liquidez de los que gozan los inversores institucionales como los Bancos, Compañías de Seguro y Fondos Comunes de Inversión, entre otros”.

A su vez, el proyecto establece en su artículo 43 que el Fondo Fiduciario del Programa de Crédito Argentino del Bicentenario (Pro.Cre.Ar) estará constituido por 15.000 millones de pesos. También se prevé una continuación de los programas Conectar Igualdad, Progresar, y el conjunto de inversiones vinculadas al desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones, la extensión del tendido de fibra óptica en todo el país y el desarrollo de la televisión digital terrestre.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Fuerte apuesta a la inversión pública. El crecimiento del PIB esperado es del 3 por ciento.
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.