EL PAíS › OPINIóN

Vidas paralelas

 Por uillermo F. Torremare *

Armando Cabo y Paulino Niembro nacieron en Tres Arroyos, a mediados de la década del ‘20 del siglo pasado. Fueron compañeros de trabajo en la fábrica Istilart, famosa en todo el país por sus molinos, cocinas y estufas a leña.

Armando y Paulino se destacaron. Llegaron a la conducción de la Unión Obrera Metalúrgica primero y de la Confederación General del Trabajo después.

En 1941 nació Dardo, hijo de Armando. En 1947, Fernando, hijo de Paulino. Como sus padres, abrazaron el peronismo. Pero sus vidas tendrían distintos derroteros.

En septiembre de 1966, Dardo encabezó el Operativo Cóndor, que consistió en secuestrar un avión de Aerolíneas Argentinas y desviarlo hacia las Malvinas para ocuparlas simbólicamente. Arrestado y devuelto al país, pasó una larga temporada en prisión.

Se dedicó al periodismo. Colaboró con la revista de izquierda Nuevo Hombre y fundó y dirigió El Descamisado, portavoz de la Juventud Peronista de los ‘70. Luego integró la organización Montoneros.

En 1975 fue detenido. Se lo torturó brutalmente porque lo creían conocedor del lugar donde se ocultaba el dinero pagado por el rescate de los hermanos Born. Sin proceso, estuvo alojado en la Unidad Penitenciaria Nº 9 de La Plata, cárcel al mando del coronel Ramón Camps. El miércoles 5 de enero de 1977, un guardia se llegó hasta el pabellón que compartía con Jorge Taiana y Eduardo Jozami, entre otros, y gritó: “¡Dardo Cabo, acompáñeme!” Salió caminando y nadie volvió a verlo.

Fernando también se dedicó al periodismo, pero en su versión deportiva. Comenzó su carrera en el diario La Nación, y se hizo famoso al pasar por Fox Sports, Telefe y AM Del Plata.

Militó en el peronismo al lado de Carlos Menem. Fue su vocero y ocupó la titularidad de la Secretaría de Prensa y Difusión. En tal carácter anunció al pueblo argentino que el presidente había indultado a los máximos jefes del terrorismo de Estado en el país, responsables del asesinato de Dardo. Renunció al cargo luego de conocerse que en la dependencia a su cargo se contrataba pauta publicitaria generada por una empresa de su propiedad.

Es uno de los fundadores del PRO y actualmente encabeza su lista de candidatos a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires. Por estos días se ha conocido que una empresa de su propiedad, que no registra un solo empleado, recibió 21 millones de pesos del gobierno comandado por Mauricio Macri, en conceptos de publicidad y encuestas. Respaldado por sus correligionarios se apresta a afrontar el inicio de causas penales en su contra por presunta administración fraudulenta y lavado de dinero.

Vidas paralelas es la obra más conocida de Plutarco, historiador griego que vivió en el primer siglo de la era cristiana. Allí expone biografías de griegos y romanos famosos, contrapuestas con el propósito de cotejar sus defectos y virtudes. Las de Dardo Cabo y Fernando Niembro podrían integrar la nómina de vidas paralelas de esta época, porque los hechos que las componen exhiben en gran medida la tragedia argentina de estos tiempos.

* Abogado y magister en derechos humanos. Autor de 22 Los tresarroyenses desaparecidos y Luces y sombras, los partidos políticos argentinos y los derechos humanos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.