EL MUNDO › EL CONTINENTE ESTá MáS DIVIDIDO QUE NUNCA POR LA CRISIS MIGRATORIA

En Europa, un coro de recriminaciones mutuas

 Por Tony Paterson y Leo Cendrowicz *

Desde Berlín y Bruselas

Las vallas de alambre de púas, fronteras cerradas y la detención de los refugiados se han topado con el coro de recriminaciones mutuas entre los líderes europeos. Hoy en día, el continente está más dividido que nunca por la crisis, incapaz de ponerse de acuerdo sobre las cuotas, y poco dispuesto a permitir el libre movimiento entre sus estados miembros.

Un día después de que los planes de reubicación de refugiados se estancaran por los ministros de Interior de la UE, y con muchos países que como Alemania cierran sus fronteras, la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE) advirtió que la credibilidad de Europa estaba en juego. Su jefa de política exterior Federica Mogherini dijo que el reciente torpe manejo de la oleada de refugiados dañaría la eficacia de la política exterior de la UE.

“Nuestra falta de unidad interna tiene un impacto en nuestras acciones externas y en nuestra credibilidad”, dijo. Incluso una llamada de la canciller alemana, Angela Merkel, para una reunión de crisis sobre la situación sigue siendo objeto de examen hasta mañana.

En su intervención en un debate en el Parlamento Europeo, Mogherini dijo que los gobiernos estaban adoptando medidas locales a corto plazo que ignoran el cuadro más grande. “No hay ninguna esperanza de que esto puede detenerse con una cerca o una pared”, dijo, refiriéndose a la valla fronteriza de Hungría con Serbia.

La respuesta de la UE también fue criticado por Antonio Guterres, jefe del Acnur, la agencia de refugiados de las Naciones Unidas, quien dijo en la reunión que el apoyo de la UE para los refugiados sirios era importante en la lucha contra el extremismo. “En esta batalla de los valores, una Europa que acoge a sirios es algo que ayuda a derrotar el Estado Islámico (EI)”, dijo.

Guterres dijo que la nueva valla en la frontera de Hungría haría que Serbia fuera el centro de la crisis de los refugiados. “Hay una necesidad de un plan de emergencia para apoyar a Serbia”, dijo, y agregó que era “legal, moral y físicamente inaceptable” hacer regresar a los refugiados de la UE hacia los Balcanes. Ayer, Merkel parecía sombría sobre las perspectivas de una solución. Anoche, Austria se unió a Hungría en la introducción de los controles fronterizos, dos días después de que Alemania hiciera lo mismo.

En Berlín, Merkel y su homólogo austriaco Werner Faymann expresaron su desesperación por el fracaso de la UE para llegar a un acuerdo sobre cuotas. “No podemos esperar hasta mediados de octubre”, dijo Merkel, en referencia a la fecha prevista para una cumbre sobre los refugiados. “Alemania, Austria y Suecia no pueden resolver el problema por su cuenta.” Los dos líderes dijeron que habían pedido al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, para organizar una cumbre de emergencia de refugiados de la UE para la próxima semana.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.