EL PAíS › LA CORTE CONFIRMó A FEIN AL FRENTE DE LA INVESTIGACIóN POR LA MUERTE DE NISMAN

Otro revés para Arroyo Salgado

Con la firma de Maqueda, Fayt y Highton, la Corte Suprema rechazó la presentación que había realizado la ex esposa de Nisman para apartar a la fiscal Fein. Ya habían denegado el mismo pedido la jueza Palmaghini, la Cámara de Apelaciones y la de Casación.

La Corte Suprema de Justicia confirmó ayer a la fiscal de instrucción Viviana Fein al frente de la causa en la que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman. Con la firma de los jueces Juan Carlos Maqueda, Carlos Fayt y Elena Highton de Nolasco, el máximo tribunal rechazó una presentación de la ex esposa de Nisman, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, que había recurrido en queja a esa instancia para que la causa fuera asumida por la jueza Fabiana Palmaghini.

En un fallo escueto, los jueces supremos rechazaron el recurso de Arroyo Salgado y sus abogados Juan pablo Vigliero, Miguel Romero Victorica y Federico Casal, por entender que no estaba dirigido a “una sentencia definitiva o equiparable a tal”, según el artículo 14 de la ley que regula la competencia de los tribunales nacionales. La única firma que faltó fue la del presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, con quien Arroyo Salgado se reunió en más de una oportunidad a lo largo de los casi ocho meses de investigación sobre la muerte de su ex esposo. En cambio, el titular del tribunal sí tomó partido en otras decisiones tomadas durante el acuerdo de ayer.

La decisión de la Corte responde a la insistencia con la que Arroyo Salgado y su equipo jurídico, en nombre de la querella de las hijas que la jueza tuvo con Nisman, sostuvieron su intento de correr a Fein de la investigación sobre lo ocurrido con el fiscal, quien en enero pasado apareció muerto en el baño del departamento que ocupaba en Puerto Madero, víctima de un disparo en la cabeza.

En marzo pasado, Arroyo Salgado solicitó a la jueza de la causa, Fabiana Palmaghini, que se haga cargo de la instrucción ya que consideraba que Fein había demostrado “falta de objetividad e interés manifiesto” durante su accionar. Para su ex mujer, Nisman fue asesinado. Así lo determinaron los peritos de parte que dispuso para que actuaran en el expediente, quienes a principios de aquel mes presentaron en conferencia de prensa las conclusiones a las que habían arribado tras analizar los videos de la autopsia al cuerpo de Nisman y de los recorridos del departamento de la torre Le Parc. Para los profesionales contratados por Arroyo Salgado, la muerte del fiscal fue un “magnicidio”, línea de la que no se alejó la jueza de San Isidro durante las declaraciones que realizó a la prensa.

Desde entonces, la relación entre fiscalía y querella se volvió insostenible. Para la fiscal, “ninguna hipótesis debe ser descartada”, incluso la del suicidio. Su dictamen se esperaba en agosto, tras la feria judicial, pero aún no ha sido emitido. “No hay plazo para terminar con la causa”, advirtió sobre el tema la semana pasada.

Palmaghini rechazó el pedido que en marzo presentó Arroyo Salgado para que la magistrada tome bajo su mando la investigación. Según Palmaghini, las quejas de Arroyo Salgado “traslucían la disconformidad de la incidentista con el modo en que se han llevado diligencias probatorias y con la omisión de realizar otras”, lo cual no alcanzaba para habilitar el apartamiento de la fiscal, resumió el comunicado del Centro de Información Judicial. Luego, la jueza de la causa consideró “inadmisible” la apelación que su par federal interpuso ante la primera negativa.

Entonces, Arroyo Salgado llevó el caso ante la Cámara de Apelaciones y la Cámara de Casación Penal. En ambas instancias no encontró más que rechazos. En la primera, incluso a pesar de que el dictamen del fiscal en esa instancia, Ricardo Sáenz, corrió a su favor. La negativa de los jueces Mario Filosof y Luis María Bunge Campos a trasladar la instrucción a la jueza de la causa se sumó a las advertencias que dedicó el tercer juez, Julio Lucini, a Sáenz, por entender que su postura presentaba “contradicciones”. Cuando la última puerta a acceder a instancias judiciales intermedias se cerró frente a ella, decidió acudir a la Corte Suprema. Días después, salió a solidificar su paso en los medios: “Pido a la Corte que ponga las cosas en su lugar”, había solicitado la semana pasada.

Compartir: 

Twitter
 

Para la fiscal, “ninguna hipótesis debe ser descartada”, mientras que Arroyo Salgado aboga por la hipótesis del homicidio.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.