EL MUNDO › REVUELO ALREDEDOR DE LAS CUATRO FLAMANTES MINISTRAS DE ITALIA

Los ángeles de Silvio

El jefe de Estado convocó ayer a su consejo de ministros para aplicar un paquete de medidas, pero la atención giraba alrededor de las curvas de las cuatro mujeres que integran el gabinete.

 Por Laura Lucchini *

Desde Milán

Silvio Berlusconi convocó para ayer, en Nápoles, su primer consejo de ministros. De los 21 ministros del nuevo Ejecutivo, sólo cuatro son mujeres. Sin embargo, la prensa italiana e internacional se ha fijado en ellas por su actrativa imagen y su pasado. Berlusconi alienta el interés con sus declaraciones: “Son niñas que hay que destetar y proteger”. Todas las miradas están dirigidas a la ex modelo, finalista en el concurso de Miss Italia de 1997, bailarina de televisión y nueva ministra de Igualdad, Mara Carfagna, de 33 años. Carfagna saltó a la fama internacional el año pasado, cuando provocó una bronca pública entre Silvio Berlusconi y su mujer, Verónica Lario. En una cena de gala, Berlusconi le dijo: “Si no estuviera ya casado me casaría con usted inmediatamente”. Estas palabras, captadas por los periodistas italianos, hicieron perder la paciencia a Verónica Lario, quien escribió una larga carta al diario La Repubblica, exigiendo públicas disculpas a su marido. Berlusconi le hizo caso.

Carfagna se hace cargo ahora del Ministerio de Igualdad, una tarea delicada en un país donde la tasa de violencia de género afecta al 30 por ciento de las mujeres de entre 16 y 70 años y donde no hay reconocimiento legal de las parejas homosexuales. Sus primeras declaraciones –“los gays en Italia no están discriminados”– causaron gran preocupación en la comunidad homosexual. La ministra de Ambiente, Stefania Prestigiacomo, “36 años, católica, casada, mujer de negocios”, tal y como se lee en su currículum on line, es la única con larga experiencia política en el nuevo gobierno. Entre 2001 y 2005 fue ministra de Igualdad del gobierno de Berlusconi. Antes ejerció como presidenta de los jóvenes de Confindustria (la patronal italiana).

Sin embargo, de ella también suele recordarse que fue elegida Miss Parlamento, en 1994, en su debut en la Cámara de Diputados. Giorgia Meloni, de 31 años, que se encargará de las políticas juveniles, es la ministra más joven de la historia de la república italiana. Meloni se formó políticamente entre las filas del partido posfascista Alianza Nacional. Empezó a trabajar a los 15 años y antes de entrar en el Parlamento ejercía de periodista. Antes de ser llamada por Berlusconi alcanzó los titulares de la prensa internacional al afirmar que los militantes de los grupos de inspiración fascista, asesinados a finales de los ’70, tienen que ser reconocidos como “mártires de Italia”.

Joven y atractiva es también Mariastella Gelmini, nueva ministra de Enseñanza. Gelmini recorrió todas las etapas de la carrera política desde abajo. Fue concejal en el ayuntamiento de su pueblo, pasó por la junta de provincia hasta llegar a la jefatura de Forza Italia en la región Lombardía. Lejos de la vida mundana, suele vestir de modo sobrio. Cuando fue nombrada ministra dijo: “Si no fuera por Berlusconi, nunca me habría metido en política”.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12

Compartir: 

Twitter
 

Berlusconi se hizo el galán con la modelo y le pidió disculpas a su mujer.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.