EL PAíS › DOS ESPECIALISTAS ANALIZAN EL FENóMENO DE ANGELI

La construcción del personaje

 Por Gustavo Veiga

Julio Moyano y Gerardo Peña tienen dos cosas en común. Son hombres del interior y su formación académica les permite analizar el prolongado conflicto entre el gobierno nacional y las organizaciones rurales desde un enfoque teórico, con anclaje en la realidad agropecuaria. Moyano nació en Paraná, se graduó de licenciado en Comunicación en la universidad de esa ciudad y actualmente es el secretario académico de la UBA en la misma carrera. Su visión del fenómeno de Alfredo De Angeli, comprovinciano suyo, es crítica: “No se trata de un dirigente de rango nacional, y va a haber una abrumadora diferencia muy pronto, apenas los medios lo dejen de ubicar en el centro de la escena. El tiene una entidad: existe como personaje del agro en el sur de Entre Ríos. Aunque sin duda es irreal la construcción del sujeto que se hizo de su persona y cómo se lo llevó a la cresta de la ola en el último tiempo. Lamentablemente, él mismo ha perdido el control sobre el uso que se ha hecho de su papel como dirigente agropecuario”.

Peña es filósofo, vive en Necochea (un polo cerealero importante) y asimismo tiene a su cargo el instituto de formación de la CTA en esa ciudad. Su opinión sobre cómo construyó su imagen el líder la Federación Agraria de Entre Ríos también les apunta a los medios: “Han simplificado el discurso. Acá la gente cree que si se cae el campo se cae Necochea. Y nuestra sociedad es mucho más compleja. El campo genera muy poco empleo; yo hablaría también de la caída de la industria pesquera. Para mí, De Angeli es un vocero de los que no quieren aparecer. Su gestualidad es la del hartazgo, la gestualidad del sentido común frente a lo político. En su discurso habla de otro modelo de país y eso no es inocente”.

Moyano agrega: “También me llamó la atención la ferocidad con que se intentó esta construcción. Y creo que, además, le juega en contra en varios sentidos al futuro inmediato de la Federación Agraria, que tuvo un comportamiento bastante menos agresivo y descontrolado en nuestra historia reciente y que ahora ha quedado muy pegada a fuerzas que la erosionan por completo”.

Para Peña, el perfil de una Presidenta que confronta como Cristina Kirchner “generó la construcción de un sujeto del interior, con lenguaje llano, de esos que suelen decir ‘al pan, pan y al vino, vino’, que les permitió a los medios meterse en el conflicto mediante la creación de un actor, un pequeño productor del que se apropiaron su subjetividad”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.