EL MUNDO › EE.UU. Y POLONIA SELLAN SU ALIANZA DEFENSIVA

Firmaron el acuerdo por el escudo

 Por Anne Penketh *

Polonia y Estados Unidos corrieron el riesgo de desatar una nueva crisis de misiles con Rusia, cuando sus cancilleres firmaron ayer un tratado para estacionar parte de un escudo de defensa estadounidense en suelo polaco, cuidado por soldados de Estados Unidos a 180 kilómetros de la frontera rusa. La firma del acuerdo ayer en Varsovia es el primer paso concreto por parte de Occidente contra los intereses estratégicos de Rusia después de la guerra de Georgia la semana pasada.

Cuando se anunció el tratado la semana pasada, provocó la amenaza de posibles ataques nucleares contra Polonia por parte del subjefe del estado mayor en Moscú, que prometió que tal acto no “quedaría impune”. Anoche, la cancillería rusa advirtió que la reacción de Moscú iría más allá de las protestas diplomáticas. Los planes para el escudo antimisil han sido la parte más polémica de las relaciones de la administración Bush con Rusia, además del tema de la expansión de la OTAN, que está en la raíz del conflicto de Rusia con Georgia.

Rusia se ha negado a creer en el reaseguro de que diez cohetes interceptores en Polonia sean parte de un escudo defensivo y dice que amenazan al territorio ruso. Los cohetes, combinados con un complejo de radares en la República Checa, son para formar el fin europeo a un sistema global que, según Estados Unidos, estarían apuntando a misiles balísticos de Irán o Corea del Norte. La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, hablando antes de la ceremonia de la firma con el canciller polaco, Radoslaw Sikorski, repitió ayer que el sistema “era defensivo y no estaba dirigido a nadie”. “Este es un acuerdo que establecerá un sitio de defensa de misiles aquí en Polonia que nos ayudará a manejarnos con misiles de largo alcance de países como Irán o Corea del Norte.”

En retribución por ser la sede del acuerdo, Polonia logró asegurarse una promesa de Estados Unidos de una batería de misiles Patriot para que estén basados permanentemente en territorio polaco como una defensa contra un posible ataque de Rusia. Unos 110-120 soldados estadounidenses estarían desplegados en la base de interceptor en el norte de Polonia, y los soldados estadounidenses también operarían los misiles Patriot, de acuerdo con el vocero de la cancillería polaca, Piotr Paszkowski.

El gobierno polaco y Washington niegan que haya una conexión con la crisis de Georgia, aunque el primer ministro polaco, Donald Tusk, dijo que los hechos en Georgia muestran que las preocupaciones de Polonia por su seguridad necesitan ser tomadas en serio por Estados Unidos.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para PáginaI12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.