EL MUNDO › APARECIó UN POSIBLE TERCER HIJO DEL PRESIDENTE PARAGUAYO Y YA SE HABLA DE UN CUARTO

Sigue creciendo la familia de Lugo

La mujer del tercer hijo admitió que el jefe de Estado es el padre de su hijo de apenas un año. Lugo habría concebido al cuarto hijo cuando se encontraba de paso por Ecuador en calidad de misionero, a fines de los años ’70.

En medio del convulsionado ambiente político paraguayo, a Fernando Lugo le apareció un posible tercer hijo e incluso, de acuerdo con versiones no confirmadas al cierre de esta edición, podría haber un cuarto.

Este último caso fue revelado por fuentes del diario paraguayo La Nación, según informó ayer la agencia de noticias ANSA. De acuerdo con esa versión, Lugo habría concebido a este cuarto hijo cuando se encontraba de paso por Ecuador en calidad de misionero, a fines de los años ’70. El niño tendría entre nueve y doce años y, según el matutino paraguayo, el mandatario le habría comprado una casa para asegurar su bienestar.

En cuanto al tercero ya confirmado, la madre reveló su historia ayer. La mujer admitió en declaraciones a la prensa que el jefe de Estado es el padre de su hijo de apenas un año. Sin embargo, a diferencia de los dos casos anteriores, esta vez la madre anunció que no demandará judicialmente al mandatario.

“Para mí no es una cuestión propagandística, no es marketing, sino sólo la más pura verdad. Entre nosotros fue una explosión de sentimientos y de amor incondicional, y por esas cosas de Dios y de la vida nació un fruto, que es Juan Pablo. Tarde o temprano el asunto iba a aflorar”, relató Damiana Hortensia Morán Amarilla en declaraciones a la prensa local.

La mujer, de 39 años, explicó que salió a contar la verdad sobre su caso cuando se enteró de que iba a ser utilizado por sectores que, según ella, quieren perjudicar a Fernando Lugo sacando provecho de los escándalos por paternidad que surgen por estos días.

“Me había llegado la información de una lista de seis mujeres que iban a reclamar la paternidad al presidente y que entre ellas estaba yo. Actué sobre esas informaciones, tenían mi nombre, mi número de cédula”, precisó Morán en declaraciones a una radio de la capital.

“Hay grandes intereses de grupos mafiosos que quieren tergiversar y desviar la atención sobre el proceso de cambios que vive Paraguay actualmente. Yo no voy a permitir que mi caso personal se utilice para esos fines”, agregó la mujer, quien trabaja como docente y directora de una guardería y comedor para niños pobres en Capiatá, un sector humilde de las afueras de Asunción.

Asimismo, la mujer precisó que otra razón que la impulsó a hablar fue ver cómo se manejaron los dos primeros casos de paternidad que afectaron al actual mandatario. “Cuando aparece el primer caso, me dije bueno, aquí termina; enseguida aparece la segunda mujer y ahí digo: ¡Dios mío! Estos van a atreverse a bajar todo, ahí empiezo a cambiar de actitud y así opté por transparentar y actuar con la verdad y no permitir que se manipule”, explicó.

Morán contó que su relación con Lugo comenzó hace cinco años en momentos en que se intentaba formar organizaciones y movimientos sociales para lanzar al ex obispo a la arena política, y que se intensificó durante la campaña electoral que el 20 de abril de 2008 catapultó al ex obispo a la presidencia.

Además, la mujer reveló que el ahora presidente de Paraguay llegó a encontrarse con ella en lugares públicos cuando ya tenía entre dos y tres meses de embarazo, pero que entonces prefirió hacerse a un lado para no obstaculizar su candidatura, sin terminar de aclarar si Lugo estaba al tanto o no.

Finalmente, Morán dejó en claro que no le reclamará nada al mandatario, ni siquiera el apellido. “Comprendo su situación y su circunstancia, respeto ese sentimiento y por eso no pido absolutamente nada”, subrayó.

Pero si bien este caso no parece depararle a Lugo consecuencias judiciales, Benigna Leguizamón, la segunda mujer en aparecer públicamente reclamando la paternidad del jefe de Estado sobre uno de sus hijos, anunció ayer que presentó formalmente una demanda ante los tribunales para exigirle a Lugo una prueba de ADN.

“El señor Lugo no me tomó en serio por mi condición humilde, y por eso no pensó que le iba a presentar la demanda. Pero ahí está”, declaró Leguizamón al salir de los tribunales en Ciudad del Este, a más de 300 kilómetros de la capital paraguaya.

Gloria Rubín, ministra de la Mujer en el gabinete de Lugo, quien había declarado que apoyaría a Leguizamón en su demanda, prefirió ayer hacer uso de la ironía para referirse a la situación.

“Claro, hay chistes y tomaduras de pelo por toda la República de que van a aparecer cinco o seis, dieciséis hijos. Y bueno, se verá en cada caso”, señaló.

Pero las complicaciones para Lugo por sus presuntas paternidades, además vienen acompañadas de una creciente tensión política debido al deterioro en la relación con su vice, Federico Franco.

El pasado lunes, el presidente realizó una reforma en el gabinete que supuso la salida de ministros afines a Franco y el ingreso de otros más cercanos a otras corrientes opositoras al vice al interior del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), del cual Franco es presidente.

“El presidente actúa en forma aviesa en contra mía, en contra de mi grupo y contra el partido”, dijo el vice.

Compartir: 

Twitter
 

Damiana Hortensia Morán Amarilla confirma ayer que Lugo es el padre de su hijo.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.